Petaluma: la ciudad de EE.UU. que prohibió las estaciones de servicio

Petaluma, en el condado californiano de Sonoma, espera convertirse en carbono neutral para 2030.

La urbe del condado de Sonoma, en California, es la primera del país que ordena suprimir la creación de nuevas gasolineras con el fin de reducir las emisiones de carbono.




Si hace una década el cambio climático era una noción algo abstracta, hoy es sumamente real para los californianos que huyen de los incendios forestales. “El cambio climático se respira en California”, escribió en septiembre pasado el diario The New York Times. Bien lo saben los habitantes de la ciudad de Petaluma, en el condado de Sonoma, que en los últimos años han debido soportar sucesivos y devastadores siniestros.

Con la amenaza del agravamiento de los efectos del cambio climático en la mente, las autoridades de Petaluma decidieron pasar a la acción. En marzo, el Consejo Municipal de la ciudad de 58 mil habitantes, ubicada a 64 kilómetros al norte de San Francisco, votó unánimemente a favor de prohibir la creación, expansión, reconstrucción y reubicación de las gasolineras, alentando a los propietarios de éstas a hacer la transición a estaciones que den servicio a vehículos eléctricos y de hidrógeno, convirtiéndose así en lo que se cree es la primera urbe de EE.UU. que prohíbe todas las gasolineras nuevas con el fin de reducir las emisiones de carbono.

“Prohibimos las estaciones de servicio en Petaluma al cambiar nuestro Código de Zonificación para no permitir estaciones en el futuro. Nos motivó la investigación que hicimos que reveló que tenemos estaciones adecuadas para satisfacer las necesidades actuales de nuestra comunidad”, dijo a La Tercera D’Lynda Fischer, la concejal de Petaluma que encabezó la prohibición. A su juicio, las actuales 16 estaciones de servicio distribuidas en sus 37,5 kilómetros cuadrados son suficientes.

Un bombero lucha contra un incendio forestal en el condado de Sonoma, California, el 24 de octubre de 2019. Foto: Reuters

La prohibición de las gasolineras es parte del ambicioso objetivo de la ciudad de convertirse en carbono neutral para 2030, cinco años antes del objetivo del estado. “Tenemos que poner de nuestra parte para ayudar a mitigar y adaptarnos a nuestros patrones climáticos cambiantes que existen por todo el carbono que ponemos en la atmósfera”, declaró Fischer tras la votación.

“El 65% de los viajes en el condado de Sonoma son de menos de ocho kilómetros y básicamente estamos en terrenos planos”, comentó Fischer al diario The Guardian. “Además de eso, el 60% de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero provienen del transporte. Tenemos la obligación de hacer esto”, argumentó.

La medida, destaca The Associated Press, se implementa en un estado que ha sido líder en la lucha contra el cambio climático. En 2018, el exgobernador Jerry Brown firmó una orden ejecutiva que apunta a que California sea neutral en carbono para 2045. El año pasado, el gobernador Gavin Newsom anunció que se prohibiría la venta de vehículos con motores a gasolina a partir de 2035.

Petaluma prohibió la construcción de nuevas estaciones de servicio. Foto: Reuters

Así, sostiene The Guardian, la decisión de Petaluma es el comienzo de lo que podría ser un cambio radical. California tiene ahora las mayores ventas de vehículos eléctricos del país. Cerca del 11% de todas las ventas de autos nuevos fueron eléctricos en los primeros tres meses de este año. General Motors y otros se han comprometido a tener una línea de vehículos totalmente eléctricos para 2035. Pero a nivel nacional, solo el 2,3% de las ventas de autos nuevos en EE.UU. en 2020 fueron eléctricos en comparación con el 74,8% en Noruega, el país con el mayor porcentaje de adopción, destaca el diario británico.

Woody Hastings, gerente del programa de Energía de The Climate Center, y Jenny Blaker son coordinadores de la llamada Coalición contra las Nuevas Estaciones de Servicio (CONGAS). Ambos explican a La Tercera las razones tras la medida adoptada por Petaluma. “Es la crisis climática”, dice Hastings, quien destaca el hecho de que “los desarrolladores sigan proponiendo nuevas estaciones de servicio en una crisis climática y en un estado que está eliminando gradualmente los combustibles fósiles y los automóviles a gasolina”. “Estamos tratando de reducir la dependencia de los combustibles fósiles en el futuro”, agrega Blaker.

Y la iniciativa de Petaluma podría extenderse al resto del país. “Hay varias otras ciudades en nuestro condado que están considerando una acción similar, así como la ciudad de Los Angeles”, comentó Fischer a este medio.

“Trabajamos con más de una docena de ciudades y condados de California. Parece haber mucho interés en poner fin a la era de la gasolina en todo el mundo”, agrega Hastings.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.