USS contribuye a la formación de especialistas para enfrentar demanda asistencial

El dr. Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencia USS, junto a Ana María Moroni, directora de postgrado de esa unidad académica, y 23 de los 35 médicos que se titularon de la especialidad de Medicina de Urgencia en la U. San Sebastián en agosto.

Se han formado más de 300 especialistas en distintas áreas médicas. Recientemente egresaron 35 en Medicina de Urgencia, una de las especialidades que durante la pandemia creció en demanda asistencial. El 80 por ciento de los egresados del programa se desempeña en el sector público, siendo un aporte principalmente en regiones.



Yericcia Díaz es nacida y criada en Iquique. Estudió medicina para ayudar a recuperar la salud de las personas. Hoy trabaja en el hospital regional de esa ciudad. Tras dos años en el servicio de urgencia, dicha experiencia la llevó a especializarse en este campo, mediante un postítulo de Medicina de Urgencia en la Universidad San Sebastián (USS). Ello, porque hasta estas unidades llegan los enfermos con cuadros agudos, politraumatizados, intoxicados, los que debido a la diversidad del tipo de atención que requieren, necesitan de un diagnóstico rápido y efectivo.

La dra. Yericcia Díaz obtuvo su postítulo en Medicina de Urgencia en la Universidad San Sebastián (USS).

Díaz es una de los 35 titulados del postítulo de Especialidad en Medicina de Urgencia de la USS, programa que cuenta con cerca de 100 egresados, 80 por ciento de los cuales actualmente trabajan en centros de salud del sistema público a lo largo del país.

La Medicina de Urgencia es una especialidad relativamente nueva y que viene a dar respuesta a la demanda por una atención especializada en las unidades de emergencia. A su vez, la construcción y apertura de nuevos establecimientos hospitalarios, hace que profesionales con estas competencias específicas sean cada vez más requeridos.

La Medicina de Urgencia es una especialidad relativamente nueva en Chile, y viene a dar respuesta a la demanda por una atención especializada de emergencia.

Nuevos urgenciólogos

Los recién egresados de la especialidad de Medicina de Urgencia estudiaron en la USS mientras trabajaban asistiendo a los pacientes durante la pandemia. Cuesta dimensionar el trabajo de los equipos del sistema de salud durante los meses más complejos de la crisis del COVID-19. La experiencia los motivó a buscar nuevos horizontes para involucrarse aún más en sus áreas.

Cristopher Polma es médico urgenciólogo del Hospital Las Higueras, en Talcahuano, ciudad donde fue a devolver su residencia ministerial. “Es una especialidad que implica un gran desafío, ya que uno nunca puede predecir qué tipo de paciente llegará, por lo que la capacidad de tomar decisiones en un ambiente altamente impredecible se vuelve vital”.

Cristopher Polma, médico urgenciólogo USS del Hospital Las Higueras, en Talcahuano.

Opinión compartida por Cristian Williams, médico del Hospital San Juan de Dios, en la Región Metropolitana: “Hay que aprender a manejar la incertidumbre para generar intervenciones oportunas. Es un bonito desafío, donde uno ve que pequeñas decisiones resultan cruciales en los momentos críticos de la enfermedad de un paciente”. Él ve cómo los servicios a nivel país están contando con más especialistas, lo que cambia el enfoque en la atención al paciente.

Cristian Williams, médico del Hospital San Juan de Dios, en la Región Metropolitana.

El trabajo en los servicios de urgencia es complejo y demandante. Los pacientes que llegan tienen diversos tipos de gravedad, que obligan a los médicos a actuar con rapidez para realizar un diagnóstico, aplicar un trata￾miento o realizar la derivación correspondiente en caso de requerir de una cirugía o la atención de otro especialista.

La especialidad en Medicina de Urgencia USS dura tres años. Durante ese período, los médicos pasan por diferentes áreas durante el programa de formación: Unidad de Paciente Crítico (UCI), Traumatología, Neurología, Oftalmología, Urgencia Coronaria, Urgencia Pediátrica, Toxicología, Otorrinolaringología, entre otras. La experiencia transcurre tanto en centros de salud públicos como privados, lo que les entrega la experiencia necesaria para des￾empeñarse en distintos estable￾cimientos asistenciales.

Formación de especialistas

Desde hace una década, la USS imparte siete especialidades médicas: Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Anestesiología, Medicina Familiar, Geriatría y Medicina de Urgencia. Este 2022 incorpora￾ron otras tres: Psiquiatría de Adulto, Mastología e Imagenología, la mayoría de ellas en Santiago y Puerto Montt. Ya son más de 300 los profesionales que han pasado por estos programas.

Dra. Ana María Moroni, directora de Postgrado Facultad de Medicina y Ciencia USS, sede Santiago.

“Nuestro aporte es formar especialistas no sólo en la Región Metropolitana, sino que también regiones, médicos que muchas veces se quedan trabajando en las ciudades donde se formaron, o incluso emigran a otras localidades más lejanas por vocación profesional. Eso nos llena de orgullo”, señala la Dra. Ana María Moroni, directora de Postgrado Facultad de Medicina y Ciencia USS, sede Santiago.

La académica agrega: “Esto no solo es un gran logro, sino un reconocimiento a la labor de la Universidad. La mayoría de los egresados llegaron al postítulo becados a través de los concursos del Ministerio de Salud, y eligieron a la USS como casa de estudios por su formación holística”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.