Muy Personal: Braulio Tapia

Panadero. Durante estos días continúa haciendo sus talleres online y participa junto a otros panaderos en una iniciativa para llevar pan a sectores donde se está viviendo hambre.




1. ¿Qué opinas de la estereotipación por géneros en términos de ocupaciones o trabajos?

Creo que el cambio en esta materia, como en muchas más, requiere una mentalidad diferente y que en lo cotidiano debe dejar de ser tema. Solo así se logra una normalización y no una aceptación permanente de una supuesta diferencia. Durante estos años he trabajado con hombres y mujeres y siento que en lo que destacan no tiene relación con el género (que por lo demás siento que ya no es una clasificación válida) sino con su claridad en sus objetivos.

2. Cuando parece que un cierto tipo de conocimiento es mejor valorado y remunerado, ¿te costó dejar tu profesión por la cocina?

Desde que tengo memoria se critica el modelo económico neoliberal, pero pocos hacen algo y creo que el cambio principal debe apuntar a entender que la retribución del trabajo debe dejar de ser solo económica. Si todo lo que obtenemos lo medimos en dinero no seremos nunca personas con fortuna. Desde ese planteamiento mi realización personal a través del descubrimiento de este oficio me ha enriquecido más que todos los años que pasé frente a un computador. La independencia no es fácil, pero vale la pena.

3. ¿Por qué te especializas en pan?

Por casualidad, simplemente me puse a hacer pan y nada me quedaba como las fotos de los libros o los videos en RRSS, así que me puse mateo y comencé a hacer pan todos los días después de la oficina hasta lograr un resultado que me dejo satisfecho, pero con un millón de interrogantes; todo ese proceso lo compartí por IG y fue generando todo lo que es pan Batido hoy.

4. Cuéntanos tu teoría del auge de los oficios.

Soy de los 80, crecí en los 90, entonces soy parte de esa generación que veía la automatización y modernización a través del uso masivo del computador como un sueño para hacer nuestra vida más fácil y feliz. Hoy vivimos esa realidad, con el uso de computadores y máquinas que nos facilitan todo, pero nunca nos dieron más tiempo ni libertad para aprovecharlo. Por eso creo que muchas personas, incluyéndome, hemos retomado oficios manuales en muchos ámbitos, como la zapatería, mueblería, pintura, cerámica, etc., para finalmente ser felices trabajando. Por más alucinante que pueda ser apretar un botón e imprimir un florero, no es igual de gratificante que recolectar tierras y sedimentos para elaborar tu propio barro y con tus propias manos hacer uno. De una forma está relacionado justamente con la valoración y retribución de otras cosas más allá del dinero.

5. Tus cursos se llenan automáticamente. ¿Qué los hace tan exitosos?

Justamente las ganas de hacer algo con tus propias manos. Y en el caso del pan, existe una conexión cultural y transversal para todos, desde aspectos tan variados como la nostalgia hasta buscar una alimentación más sana. El empoderamiento alimentario también es hoy una razón de peso para poder tener habilidades que nos permitan desvincularnos de las grandes redes de producción masiva de comida que no nos alimentan realmente.

6. ¿Cómo estás enfrentando la situación actual?

He podido mantener el taller haciendo talleres online, pero no pierdo la fe en que más pronto que tarde podré compartir con mis alumnos en la mesa, y seguramente habrá tanta alegría y horas de cocina acumulada que serán talleres y fiestas al mismo tiempo. También estamos con María José, mi socia, haciendo delivery una vez a la semana de pan de masa madre y otros productos elaborados artesanalmente por amigos. Apoyando lo local.

7. ¿Estás participando en alguna incitativa colectiva?

Con amigos panaderos de Chile estoy colaborando en la creación de un colectivo solidario para la elaboración de pan y distribución gratuita para los sectores en que hoy se está viviendo hambre. El pan es alimento si se elabora correctamente, y por su alto consumo no puede faltar. Estamos partiendo, necesitamos solucionar muchas cosas pero la invitación está abierta para todo el que quiera ayudar. @hornocomun.

www.panBatido.com / @panbatido_

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.