John Cena y Bray Wyatt protagonizaron el segmento más demente en la historia de Wrestlemania

cena

Todos los que esperaban algo tradicional, no tenían idea de lo que los estaba esperando.


Como parte de Wrestlemania 36, la WWE concretó su pelea más demente y alocada de la historia: la Firefly Fun Match entre John Cena y Bray Wyatt.

Pero el enfrentamiento no fue para nada tradicional, ya que desde el comienzo Wyatt avisó que veríamos a John Cena enfrentándose a si mismo, mientras Wyatt cambia la historia.

Fue algo casi indescriptible, demente y que sacó partido al componente grabado de Wrestlemania.

https://twitter.com/WWE/status/1246980176594063360

A lo largo del segmento, no solo vimos al múltiple campeón rememorando a la fuerza su debut frente a Kurt Angle y su típica frase Rutthles Aggression, con todo y efectos de sonido dignos de dibujo animado, sino que también revivieron una promo ochentera en la que presentaron a una versión de títere de Vince McMahon y luego reapareció el Doctor  de los Thuganomics, que era el personaje rapero que llevó a Cena al estrellato.

https://twitter.com/WrestleMania/status/1246982083135881220

Sin pelea alguna, el enfrentamiento fue una revisión de la carrera de ambos luchadores, con Bray recuperando su historia como líder de la Familia Wyatt y su más grande fracaso: la derrota que tuvo contra el propio Cena en Wrestlemania XXX.

Más que una lucha, el demente revisionado incluyó a la WCW, la NWO y, finalmente, la aparición de The Fiend para cambiar la historia y hacer caer a John Cena. Y, a partir de ahí, contar la cuenta de tres y borrar a Cena de la existencia.

https://twitter.com/WWENetwork/status/1246982334550769664

https://twitter.com/WWE/status/1246984161690296320

¿Cómo un combate de lucha? Cero estrellas.

Pero como un segmento de entretenimiento que revisó la carrera de ambos, y que estaba pensando para todos los fans que han seguido a la historia de la WWE, fue algo sólido que volvió a elevar a Wyatt tras el traspié que representó su derrota ante Goldberg y que utilizó a la perfección a Cena.

Juzgarlo como una lucha, no tiene sentido.

Comenta