Ray Fisher volvió a criticar la investigación de Warner Bros sobre el ambiente laboral en las refilmaciones de Justice League

El actor apuntó a que los responsables de las pesquisas no se habrían contactado con personas claves del caso.


Durante la mañana de este lunes Ray Fisher volvió a criticar a la investigación sobre el mal ambiente laboral en las refilmaciones de Justice League.

Mediante un par de sus publicaciones en su cuenta personal de Twitter, Fisher nuevamente cuestionó la imparcialidad de este proceso y básicamente acusó que la firma detrás de las indagatorias estaría eligiendo testigos de acuerdo a los intereses de Warner Bros.

“Hasta la fecha, la firma ‘independiente’ contratada por Warner Bros.Pictures ha evitado convenientemente ponerse en contacto con testigos clave que dieron declaraciones condenatorias al [departamento de Recursos Humanos de] WB”, escribió Fisher. “También han iniciado entrevistas con (y desde entonces han ocultado) testigos que han implicado a ejecutivos de alto nivel anteriores y actuales”.

“Otros (incluido un individuo implicado que me llamó para disculparse) ya han sido entrevistados. No permitiremos que NINGÚN investigador elija a los entrevistados que mejor se adapten a las falsas narrativas y esfuerzos de chivos expiatorios de Warner Bros Pictures”, añadió el actor. “¡Todos con historias SERÁN escuchados! R>E".

La investigación sobre el ambiente laboral en las refilmaciones de Justice League arrancó luego de que Ray Fisher acusara que Joss Whedon, el director que tomó las riendas de esa parte del rodaje de la película, habría tenido un comportamiento “grosero, abusivo, poco profesional y completamente inaceptable” durante la producción. Algo que según Fisher además habría sido permitido por los ejecutivos Jon Berg y Geoff Johns.

Berg eventualmente se defendió de las acusaciones y pese que hasta ahora ni Whedon ni Johns se han referido públicamente al tema, Fisher ha reiterado sus dichos y más recientemente señaló que el presidente de DC Films, Walter Hamada estaba dispuesto a “arrojar a Joss Whedon y Jon Berg debajo del autobús” con tal de que cediera en sus dichos contra Geoff Johns.

Dichas palabras de Fisher fueron respondidas por Warner Bros mediante un comunicado que acusó al actor de no colaborar en la investigación. No obstante, Fisher replicó a eso diciendo que habría tomado distancia con la investigación porque, entre otras cosas, el investigador habría incluido a un tercero en la llamada sin aclarar debidamente ese hecho. Todo mientras también acusó a Johns de llamarlo para “jactarse de que había otro Cyborg en uso en el Universo DC”.

Por ahora no está claro que pasará a futuro con esta situación y tampoco se ha transparentado cómo afectará esto al futuro de Fisher como Cyborg. Después de todo, en la declaración de Warner Bros. se mencionó que el actor estaba negociando para volver como Victor Stone en la película de The Flash. Sin embargo, nunca se aclaró el estado de esas conversaciones.

Comenta