Dodge sube la vara con los nuevos radiopatrullas Charger Pursuit y Durango Pursuit 2021

Los vehículos policiales de FCA se volvieron más eficientes y adaptados a las necesidades de las policías en su uso diario. El Durango además incorpora mejoras para el transporte de perros policiales.




Hace algunos días, Fiat Chrysler Automobiles mostró los nuevos Dodge Charger Pursuit y Durango Pursuit 2021, una dupla de radiopatrullas de fábrica, equipados esta vez con nuevas transmisiones y con opciones de alta tecnología que mejoran la capacidad de respuesta y la eficiencia del combustible de los autos labores policiales.

De acuerdo con la marca de FCA, los vehículos fueron rediseñados en base a los comentarios directos de los oficiales estadounidenses que conducen a diario. "Reforzamos nuestro compromiso de ofrecer a las policías la gama de vehículos más avanzada de la industria, ya sea en un auto sedán o un SUV”, dijo el responsable de ventas de Estados Unidos, Jeff Kommor.

El Dodge Charger Pursuit ahora está disponible en dos mecánicas: con motor V6 de tracción integral, que recibió un incremento de potencia y torque, y el HEMI V8 de tracción trasera. Ambos están administrados por una transmisión automática de ocho velocidades TorqueFlite, que reemplaza a una antigua de cinco.

De acuerdo con la marca, estas nuevas combinaciones superan los perfiles de rendimiento de los Charger Pursuit precedentes respecto a aceleración, capacidad de frenado y maniobrabilidad. También se espera que estas mejoras permitan una mayor eficiencia de combustible.

Otros nuevos elementos de serie incluyen una velocidad máxima de 225 km/h configurable en función de las necesidades, dirección asistida eléctricamente y capacidad de integración de dispositivos móviles mediante Apple CarPlay y Android Auto. Asimismo, el modelo 2021 recibe un incremento del peso máximo autorizado hasta los 2.400 kg, de forma que pueda ser utilizado para transporte de carga adicional.

La producción del Charger Pursuit comienza en el último trimestre de 2020 en la planta de Ontario, Canadá.

El Durango Pursuit innova con más de 20 mejoras

Como el Charger de policía, el Dodge Durango Pursuit con tracción integral puede estar impulsado por un motor Pentastar V6 de 3.6 litros o por el HEMI V8 de 5.7 litros. Ambos motores están acoplados indistintamente a la transmisión AT8 TorqueFlite.

Las mejores están por el lado de una palanca de cambios integrada al panel de instrumentos, lo que libera un espacio valioso en el área de la consola central, llantas de aluminio negras con centros cromados, cuatro botones auxiliares programables y asientos delanteros diseñados específicamente para oficiales de policía, de modo que pueden viajar cómodamente con sus cinturones policiales y maniobrar sin dificultad para abrocharse los cinturones de seguridad.

Entre los elementos ofrecidos también figura un nuevo Módulo de Interfaz de Sistemas del Vehículo (VSIM, por sus siglas en inglés) listo para recibir actualizaciones y mejoras futuras, un paquete de frenos ‘BR9’ para trabajo duro, piso revestido en vinilo y un sistema de climatización en tres zonas especialmente diseñado para el transporte de perros policiales.

El Durango Pursuit alcanza una velocidad máxima de 210 km/h, con la posibilidad de que las policías configuren el límite según sus necesidades.

A diferencia del Charger, la producción del Dodge Durango Pursuit 2021 es estadounidense y se llevará a cabo a partir del primer trimestre del año 2021 en Jefferson North, en Detroit.

Desde 2016, Carabineros ha venido incorporado tanto el Charger como el Durango a su flota de vehículos en todo el país, marcando un giro con la modalidad de reconvertir a nivel local autos de calle en radiopatrullas.

Comenta