El maquiavélico y truncado plan en Red Bull para contagiar de coronavirus a sus pilotos

Helmut Marko, consejero de la escudería austriaca, propuso que Max Verstappen y Alexander Albon fueran contagiados para que luego enfrentaran la temporada sin preocupaciones.




Mientras en buena parte del mundo la población intenta mantenerse alejada del contagio por coronavirus, en el equipo Red Bull de Fórmula 1 ello pudo haber ido en la dirección completamente opuesta. Esto, según el plan dado a conocer por el expiloto y consejero del team austriaco Helmut Marko, quien sostuvo que propuso el contagio controlado de los dos pilotos del equipo.

El holandés Max Verstappen, piloto Nº 1 del equipo austriaco, estaba en los planes de Marko.

La idea del alpino involucraba los dos pilotos oficiales del equipo, Alex Albon y Max Verstappen, los dos de pruebas y el resto de pilotos juniors. “La idea era organizar un campamento donde pudiéramos gestionar este periodo sin actividad tanto a nivel físico como mental. Y ese hubiera sido el momento ideal para que llegase la infección. Son todos jóvenes fuertes con una muy buena salud. De esta manera estarían preparados para cuando comenzase un campeonato muy duro”, detalló el septuagenario asesor al medio local ORF.

Así Marko quería asegurarse de que una vez iniciada la temporada, sus representantes no tuvieran que lidiar con el contagio (entendido que ya habían creado los anticuerpos). De todos modos, una vez que el colaborador de Red Bull hizo la sugerencia de implementar su idea, se descartó de inmediato. “Digamos que no fue muy bien recibida”, añadió el expiloto de inicios del 70.

Comenta