El nuevo e-tron GT se convierte en el auto de serie más rápido creado por Audi

El deportivo eléctrico anunció en su actualización una variante que es capaz de hacer el 0-100 km/h en 2,5 segundos.




Uno de los máximos deportivos eléctricos recibe una actualización que lo pone en un sitial más alto. Es el Audi e-tron GT, modelo que mejora su autonomía, rendimiento y capacidad de carga, a lo que suma una versión aún más radical con el objetivo de plantarse cara a cara con el también renovado Porsche Taycan.

La nueva gama del Audi e-tron GT estará conformada por tres versiones, todas con un motor eléctrico en el eje delantero que genera una potencia de 239 CV, mientras que el motor trasero varía.

Así las versiones que dan vida al Audi e-tron GT 2025 son:

  • S e-tron GT con 679 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.
  • RS e-tron GT con 856 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.
  • RS e-tron GT Performance: es la gran novedad, tiene 925 CV y es el auto de serie más potente fabricado por Audi, capaz acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2,5 segundos.

Sobre la tecnología eléctrica, la marca señaló que se optimizó la batería de alto voltaje para tener una mayor densidad energética y menos peso, con una capacidad bruta de almacenamiento de 105 kWh y una capacidad neta de 97 kWh. En números, la batería pasó de una densidad de 290 a 400 kW y el peso bajó nueve kg para quedarse en 625 kg.

Con esto, el tiempo de carga se puede del 10% al 80% en 18 minutos en una estación de alta potencia, o recuperar hasta 280 km de autonomía en apenas 10 minutos.

En corriente alterna, la potencia máxima de carga es de 11 kW con el cargador de serie, pero se puede optar por uno que admite 22 kW.

Los cambios exteriores

El nuevo Audi e-tron GT tiene un logo bidimensional en el frontal y ofrece algunas modificaciones que varían según la versión.

El La S e-tron GT, por ejemplo, tiene cerrada la parrilla Singleframe invertida y cuenta con nuevas entradas de aire más marcadas. En la parte zaga, el difusor tiene aletas verticales que mejoran la aerodinámica.

El RS e-tron GT, por su parte, tiene una parrilla tipo panal de abeja tridimensional y unas aletas funcionales en forma de L.

La variante Performance, a su vez, se distingue por elementos adicionales, como un techo opcional de carbono mate y detalles de “camuflaje de carbono” en los parachoques, puertas, difusor y espejos retrovisores.

En el interior los principales cambios pasan por un volante de diseño deportivo, asientos más ergonómicos que ofrecen hasta 14 posiciones de ajuste y logotipos iluminados en los reposacabezas. En las versiones RS, se puede añadir una función de masaje opcional y asientos con ajuste de hasta 18 posiciones.

En cuanto a la información, el Audi virtual cockpit entrega los datos sobre la temperatura de la batería y la máxima potencia de carga posible en tiempo real, mientras la versión RS e-tron GT incluye pantallas específicas y una pantalla opcional en el MMI que hace homenaje al Audi RS 2 Avant de 1994, con indicadores en color blanco.

Ahora, si se quiere hacer más especial el deportivo eléctrico, se puede optar por un techo panorámico de cristal líquido que permite controlar la transparencia del techo.

Respecto de ajustes mecánicos, para llevar al extremo las capacidades se ajustó el chasis con una suspensión neumática de nuevo desarrollo, donde el conductor puede optar entre tres modos de manejo: Efficiency, Comfort y Dynamic, con modos adicionales RS1 y RS2 en las variantes RS.

Con la función Comfort, la carrocería se eleva 77 mm para hacer más cómodo el acceso y descenso del coche. Por último, hay tres tipos de freno disponibles en función del material de los discos: los básicos de acero, los intermedios de carburo de tungsteno y los tope de gama carbocerámicos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.