El Unimog en 75 años: nació como tractor y hoy es el camión todoterreno más capaz del mundo

El modelo obra de Albert Friedrich nació poco meses después de la derrota alemana en la II Guerra Mundial. Hoy es un verdadero ícono en el mundo civil y militar.




Pocos modelos han patentado tan bien sus capacidades off-road por tan largo tiempo como ha hecho el Unimog. Este camión alemán cumplirá muy pronto 75 años y su historia está plagada de hazañas y de particularidades. Por ejemplo, ¿sabías que fue pensado como un tractor?

El germen del Unimog -cuyo nombre nace de la unión de las palabras germanas ‘Universal Motor Gerät’ (máquina motorizada universal)- brotó en octubre de 1945, recién culminada la II Guerra Mundial. Su responsable fue el ingeniero Albert Friedrich, jefe de diseño de motores aeronáuticos para Daimler, quien buscaba crear un “vehículo con motor para aplicación en la agricultura”. Tal era su enfoque agrícola (y más le valía, puesto que en la posguerra Alemania tenía prohibida la fabricación de material militar) que la primera unidad concebida por Friedrich -de tracción total y con motor bencinero Otto 1.7 litros de 25 Hp- medía 1.270 mm en ancho de vías, lo mismo que dos filas de plantaciones de papas, haciéndolo ideal para arar.

Si bien la idea había surgido como proyecto en noviembre de 1945, la materialización del Unimog a gran escala vino solo tres años después. Iniciada la década del 50, el éxito del Unimog era tal en los terrenos agrícolas, que Daimler-Benz se hizo cargo de la producción para obedecer de forma más rápida a la demanda. Todo el proyecto, incluyendo las patentes, se llevó a Gaggenau, lugar donde la marca tenía su planta de camiones. Hoy el Museo Unimog se encuentra precisamente en esa ciudad del suroeste alemán.

El Unimog en otros ‘campos’

Más tarde, pese a que el Unimog consiguió su permiso original de fabricación “porque no tenía un fin militar”, el ejército suizo comenzó a utilizarlo como un vehículo para desplazar a sus tropas y materiales. En principio fueron 44 unidades, que luego pasaron a ser 580. Parte de esta flota conocida como ‘Dieseli’, estuvo en servicio hasta 1989. Luego el ejército francés también cedió a la bondades y fiabilidad del Unimog, hasta que Daimler recibió la orden de producir un Unimog militar propiamente tal, capaz de movilizar entre 10 y 12 hombres.

Hoy en día, el Unimog es parte de las fuerzas armadas de diversos países, incluido Chile. En otra área, en enero pasado dos unidades del Unimog U 5023 se anotaron el récord mundial de altitud para un vehículo tripulado. Los camiones alemanes llegaron a los 6.700 metros de altitud en una expedición llevada a cabo nada menos que en Chile.

Comenta