Ferrari Omologata: cuando puedes pedir un Cavallino a gusto propio

La firma italiana desarrolló un one-off, un auto exclusivo y único para un cliente. Con algo del 812 Superfast, también le hace un guiño a modelos históricos




Un modelo literalmente único. Eso es el Omologata, un one-off solicitado por encargo expreso de un cliente europeo que no tiene ni tendrá otra versión y sobre el que se trabajó durante dos años. De ahí que ni siquiera se hable de precios cuando se construyen estas versiones “a la carta”.

El Omologata toma como base la plataforma del Ferrari 812 Superfast, pero luego se deja llevar en diseño, haciendo algunos guiños a la tradición de Maranello con los GT, de hecho la siglas GTO, que está en modelos emblemáticos como el Ferrari 250 GTO, significan precisamente Gran Turismo Omologata.

Pese a que toman el 812 Superfast como punto de partida, en la firma italiana señalaron que sólo mantienen intacto el parabrisas y los grupos ópticos. El resto bisca acercarse precisamente a los GT de décadas pasadas.

Dispone de un carrocería de aluminio construida a mano, con un color también exclusivo. A diferencia del 812, acá encontramos líneas más fluidas y menos angulosas

Otra gran diferencia es la eliminación de la ventanilla trasera, mientras la luneta trasera ofrece una estructura con tres niveles que le entrega una imagen más agresiva.

Del interior no hay muchas imágenes, seguramente por expresa petición del dueño. De todas maneras, por lo que se ve, destaca un panel y túnel central muy cercano al 812 Superfast, aunque dispone de asientos de color azul, contrastando con el color de la carrocería y la oscuridad del habitáculo. También se ven arneses de competición de cuatro puntos.

Al no tener luces ni ventanilla lateral trasera, la marca dice que “la atmósfera del habitáculo transmite reminiscencias de épocas pasadas. Las partes metálicas del salpicadero y el volante están acabadas con un efecto de pintura craqueada que recuerda a los grandes pilotos GT de las décadas de 1950 y 1960”.

A nivel motriz, el Omologata mantiene el motor V12 de 6.5 litros asociado a una transmisión de doble embrague de siete relaciones, pero lamentablemente no se entregaron datos de sus especificaciones exactas con esta preparación.

Ahora, si tomamos de base lo que consigue en el 812 Superfast, su potencia no debería ser inferior a los 800 caballos de potencia con un par máximo de 718 Nm. Así, con ese brutal fuerza, deber ser capaz de llegar a los 340 km/h con un paso de 0 a 100 en 2,9 segundos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.