Mazda CX-30: Un gran paso hacia las ligas mayores

Mazda CX-30-10

El nuevo SUV de la casa japonesa, instalado entre el CX-3 y CX-5, evidencia lo mejor de la evolución de su diseño, un interior a la par de segmentos premium y un andar que apunta a la comodidad, quedando detalles para ser competidor absoluto de firmas de alta gama.




La necesidad de ir cubriendo espacios llevó a Mazda a dar vida al CX-30, un SUV construido sobre la base del Mazda 3 y que se instala entre el CX-3 y el CX-5. ¿Se justifica un modelo en ese nicho? Como primera impresión, pueden parecer sobrepoblados los  SUV medianos, sin embargo, va con los nuevos conceptos de poder entregar el producto justo para cada necesidad.

Es lo que consigue el CX-30. Un poco más de espacio que su hermano menor, sin llegar a lo que puedan necesitar familias numerosas, manteniendo una sensación de manejo que ya está convirtiéndose en un sello de marca y agregando una percepción de calidad que le permite acercarse a las marcas alemanas.

Mazda CX-30

Ese objetivo se cumple con este modelo. Posiciona a Mazda como la firma más premium de las generalistas (con el consiguiente alza de precio), con un diseño que evidencia la última evolución del diseño Kodo, tal como lo vimos en el Mazda 3 (con el que comparte plataforma), destacando su gran parrilla de forma alada, el parachoques más grueso que se une con los faldones laterales los estilizados grupos ópticos delanteros con bordes cromados y la forma de las luces traseras, en las que destacan el foco circular. En este punto vuelve a sorprender la marca japonesa, con buen gusto y moderna elegancia.

En el interior nos encontramos con una de las mejores apuestas del mercado. Estilo minimalista, con un panel de orientación horizontal y materiales de alta calidad, todo redunda en un habitáculo que supera a marcas de gama alta. Acá destaca una pequeña pantalla digital de 8'' (no táctil), la cual se maneja de forma simple desde un controlador sobre el túnel de la transmisión, con conectividad a los sistemas Apple CarPlay y Android Auto.

» Calidad superior

La preocupación por el conductor y que logre una experiencia grata al volante está presente en todos los detalles del CX-30. Por eso no extraña que la posición de manejo sea muy cómoda, con asientos que permiten descanso y buena visibilidad en todos los ángulos. En las plazas traseras, eso sí, el espacio no es tan grande, menos aún para la persona que le toque ir al centro, ya que el túnel de la transmisión es muy alto.

Mazda CX-30

Al momento de andar, el puntaje vuelve a ser de los mejores. Nuestra unidad de prueba, la tope de gama, cuenta con un motor de 2.5 litros que entrega 186 Hp y 252 Nm, asociado a una caja manual de seis marchas.

Si bien es un motor grande, no tiene reacciones enérgicas desde cero, sino más bien una progresión que le permite mostrar su fuerza desde las 2.500 a 3.000 rpm. Ahí se vuelve más intenso, exhibe una elasticidad que nos permite avanzar con seguridad y aplomo, sin ceder terreno cuando se necesite enganchar para hacer adelantamientos. Las levas en el volante le entregan un cariz más deportivo y que nos permite disponer de manera más personalizada de la potencia.

Mazda CX-30

Con una dirección que entrega buen tacto y que es muy directa, también destaca por una suspensión que apoya la idea de carácter familiar. Es absorbente, copia bien los baches, pero no es rígida. Esto no impide que se sienta seguro y firme al piso, con escaso movimiento de carrocería en curvas, aspecto que se ve ayudado por la tracción integral, que siempre entrega la fuerza al eje que se requiere.

En conclusión, un producto extremadamente interesante, con un diseño que le hará ganar premios y que confirma a Mazda como una marca que evolucionó hacia un segmento superior, aunque en ese salto le quede pendiente equipamiento que está en segmentos altos (alerta de cambio de carril, cámara en 360°, control crucero adaptativo, por ejemplo), asistencias que marcan diferencias y que debe tomar la marca para dar el paso definitivo a las ligas mayores.

A favor

El buen gusto del diseño, la insonorización, la respuesta de la dirección, lo confortable de la suspensión, la calidad de los materiales y la elasticidad del motor.

En contra

El espacio de las plazas traseras no es muy amplio, especialmente para quien viaje al centro. También carece de algunas asistencias que están presentes en los segmentos premium, donde quiere competir.

Mazda CX-30

Ficha técnica Mazda CX-30 GTX 2.5 AWD

» Motor: 2.5 litros

» Potencia: 186 Hp

» Torque: 252 Nm

» Caja: AT 6 vel.

» Tracción: Integral AWD

» Largo: 4.395 mm

» Maletero: 422 litros

» Precio: $ 21.390.000

Comenta