Gustavo Petro ante la ONU: “¿Qué es más venenoso para el ser humano, la cocaína, el carbón o el petróleo?”

El Presidente de Colombia, Gustavo Petro, se dirige a la 77ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la sede del organismo en Nueva York. Foto: Reuters

En su primera intervención oficial en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, el mandatario colombiano criticó la violencia asociada a las drogas, la fallida guerra contra éstas y al “hipócrita” discurso sobre “salvar la selva”. “¡Vergüenza! Petro se declara en la ONU como el gran capo defensor de la cocaína”, replicó el exmandatario Andrés Pastrana.


En un discurso calificado como “el más duro que ha dado un presidente colombiano en la historia” por la revista Semana, Gustavo Petro habló este martes durante un poco más de 20 minutos ante los líderes mundiales. En el pleno de la Organización de las Naciones Unidas, el mandatario que asumió el cargo en agosto pasado afirmó que “la guerra contra las drogas ha fracasado”, donde también tuvo espacio para criticar a organismos internacionales como la OTAN por su rol dentro de la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Vengo de uno de los tres países más bellos de la Tierra. Allí hay una explosión de vida. Miles de especies multicolores en los mares, en los cielos, en las tierras. Vengo de la tierra, de las mariposas amarillas y de la magia. Allí, en las montañas y valles de todos los verdes, no solo bajan las aguas abundantes, bajan también los torrentes de la sangre. Vengo de un país de belleza ensangrentada”, inició el Presidente colombiano haciendo una referencia a las muertes asociadas a la droga y la desaparición de la selva. “Como en un cruce de caminos paradójico. La selva que se intenta salvar es, al mismo tiempo, destruida”, agregó.

En un ataque contra la política sobre las drogas, el Presidente de Colombia aseguró que “se ha producido un genocidio en mi continente. En mi país han condenado a las cárceles a millones de personas para ocultar sus propias culpas sociales, le han echado la culpa a las selvas y a las plantas”. “La selva se quema mientras ustedes hacen la guerra” y “destruir la selva, el Amazonas, se convirtió en la consigna que siguen Estados y negociantes”, fueron algunas de sus frases más duras al respecto.

Gustavo Petro antes de iniciar su discurso ante la Asamblea General de la ONU. Foto: Reuters

Realizando una conexión entre el cuidado del medio ambiente y el combate de la droga, hilo conductor de su discurso, Petro afirmó que “para destruir la planta de coca arrojan venenos, glifosato en masa que corre por las aguas, detienen a sus cultivadores y los encarcelan. (…) ‘Destruir la planta que mata’, gritan desde el norte, pero la planta no es sino una planta más de las millones que perecen cuando desatan el fuego sobre la selva”.

“La culpable de la adicción a las drogas no es la selva, es la irracionalidad de su poder mundial”, comentó Petro, para luego agregar directamente que “40 años ha durado la guerra contra las drogas, si no corregimos el rumbo y esta se prolonga otros 40 años, Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2.800.000 jóvenes por fentanilo, que no se produce en nuestra América Latina”.

En su intervención, Petro defendió una vez más la legalización de las drogas e, incluso, se preguntó qué es más “venenoso”, la cocaína, el petróleo o el carbón. En ese sentido, calificó de “irracional” el hecho de que todavía se siga protegiendo la producción de petróleo en el mundo.

“¿Qué es más venenoso para el ser humano, la cocaína o el carbón o el petróleo? El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así solo cause mínimas muertes por sobredosis y más por las mezclas que provoca su clandestinidad dictaminada (…) En cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos así su uso pueda extinguir a toda, toda la humanidad”, señaló Petro. Añadió que detrás de la adicción a la cocaína, las drogas, el petróleo y el carbón, “está la verdadera adicción de esta fase de la historia humana”, que es el “poder irracional a la ganancia y al dinero”.

Postulando a una nueva política internacional al respecto, Petro interpeló a los países miembros: “Les demando acabar con la irracional guerra contra las drogas. Disminuir el consumo no necesita de guerras, de armas. Necesita que todos construyamos una mejor sociedad, más solidaria, más afectuosa, donde la intensidad de la vida salve de las adicciones y de las nuevas esclavitudes. ¿Quieren menos drogas? Piensen en menos ganancias y en más amor”.

El mandatario colombiano durante su alocución. Foto: AP

“¡Vergüenza! Petro se declara en la ONU como el gran capo defensor de la cocaína. Desecha sus efectos sobre la salud pública y desprecia los muertos que, como la Corte Suprema masacrada por su M-19 para Pablo Escobar, dejan las mafias con que hoy pacta el poder”, escribió en su cuenta personal de Twitter el expresidente colombiano Andrés Pastrana, uno de los opositores al líder de izquierda.

Según Infobae, no es la primera vez que Petro hace la comparación entre la cocaína, el carbón y el petróleo como “venenos”. En mayo de este año, cuando estaba en la recta final de su carrera rumbo a la primera vuelta presidencial, el ahora mandatario aseveró que el país centra su economía en los tres productos “venenosos”: el carbón “el más poderoso y que sacan del Caribe, Guajira y el Cesar”; el petróleo, que es extraído “del piedemonte llanero” y después “la cocaína”. Asimismo, expresó que esos productos son la forma en que el país “se articula al mundo”, siendo “el producto económico de un régimen político de corrupción”.

En cuanto a la guerra entre Rusia y Ucrania, Petro afirmó que “ustedes reunieron los científicos, y ellos hablaron con la razón. Con matemáticas y modelos climatológicos dijeron que se acercaba el fin de la especie humana, que su tiempo ya no es de milenios, ni siquiera de siglos. La ciencia prendió la alarma y dejamos de escucharla. La guerra nos sirvió de excusa para no tomar las medidas necesarias”.

En la misma línea, Petro apuntó directamente hacia la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y a “los imperios” por su labor en el conflicto. “¿Para qué la guerra si lo que necesitamos es salvar la especie humana? ¿Para qué sirve la OTAN y los imperios, si lo que viene es el fin de la inteligencia?”, aseguró. “Desde América Latina, convocamos a Ucrania y Rusia a hacer la paz”, fue su propuesta al respecto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.