Inglaterra levanta cuarentena para viajeros procedentes de 50 países: Chile y gran parte de América Latina no están en el listado

Estas exenciones, sin embargo, no se aplicarán a quienes lleguen al Reino Unido por Escocia, Gales o Irlanda del Norte.




Los viajeros que lleguen a Inglaterra procedentes de más de 50 países, entre ellos Grecia y Bélgica estarán exentos de la cuarentena de 14 días impuesta por el gobierno británico, informó Londres el viernes antes de publicar la lista completa de naciones concernidas.

A partir del 10 de julio, quienes entren a territorio inglés procedentes de lugares con baja tasa de infección de Covid-19 no tendrán obligación de autoaislarse, como era el caso desde el 8 de junio tanto para británicos como extranjeros.

El ejecutivo de Boris Johnson avanzó que entre estos orígenes se encuentran España, Francia, Italia y Alemania. El viernes publicó la lista completa, en la que figuran islas del Caribe como Aruba, Curaçao, Trinidad y Tobago, Guadalupe o Jamaica, pero ningún país de América Latina.

Estas exenciones, sin embargo, no se aplicarán a quienes lleguen al Reino Unido por Escocia, Gales o Irlanda del Norte, regiones autónomas que deciden su propias medidas contra la pandemia de Covid-19. En esos casos, las infracciones seguirán sancionándose con multas.

“Realmente espero que las cuatro naciones puedan avanzar al mismo ritmo, eso haría las cosas mucho más sencillas para la gente, pero les corresponde a ellos tomar esas decisiones por sí mismos”, admitió el ministro de Transporte, Grant Shapps, en la BBC.

El Reino Unido ha sido uno de los países europeos más afectados por la pandemia del coronavirus con al menos 44 mil muertos.

Pero el número de casos está disminuyendo rápidamente y el ejecutivo lleva un mes levantando gradualmente el confinamiento impuesto el 23 de marzo.

El sábado Inglaterra da su mayor paso hasta ahora en la desescalada con la reapertrura de pubs y restaurantes, hoteles y campings, cines y museos.

Johnson tiene previsto llamar al país a actuar con prudencia y responsabilidad, durante una rueda de prensa organizada a última hora de la tarde, especialmente después de que la ciudad de Leicester, en el centro de Inglaterra, tuviera que volver al confinamiento esta semana debido a un importante aumento en las infecciones.

“Aún no estamos fuera de peligro. El virus todavía está con nosotros y el peak en Leicester lo ha demostrado”, debe decir según un extracto de su discurso avanzado por Downing Street.

“Impulso a la industria del turismo”

La flexibilización de la cuarentena era una medida muy esperada tanto por el sector turístico local como por los británicos que este año parecían resignados a pasar las vacaciones de verano en su país en lugar de volar a las playas del sur de Europa o el Caribe.

Su imposición había enfurecido a las aerolíneas, algunas de las cuales incluso tomaron acciones judiciales contra el gobierno, y llevó a otros países a optar por restricciones similares aplicando el criterio de reciprocidad.

Patricia Yates, directora de Visit Britain, la oficina de turismo del Reino Unido, acogió con satisfacción el viernes el “oportuno impulso a la industria del turismo al entrar en la temporada alta”, y la aerolínea británica EasyJet lo saludó como un “gesto importante”.

Ahora, el ejecutivo de Johnson espera que los países de la lista levanten sus propias medidas.

"Hoy marca una nueva etapa en la reapertura prudente de nuestro gran país", señaló Shapps en un comunicado.

Pero precisó que el gobierno no dudarán en reimponer restricciones si el número de casos aumenta en los países que ahora quedan exentos.

Esta flexibilización de la cuarentena se hizo de forma confusa, lo que dio lugar a filtraciones contradictorias en la prensa y a cambios en los anuncios. 

Inicialmente sólo se mencionaron unos pocos países mediterráneos, pero las exenciones acabarán afectando a medio centenar de naciones. 

Londres habló la semana pasada de una entrada en vigor de las exenciones a partir del 6 de julio, pero después la pospuso al 10 sin más explicaciones y retrasó su anuncio toda la semana, aludiendo las reticencias del gobierno escocés, dirigido por los independentistas de Nicola Sturgeon, con quien las relaciones son tensas.

Comenta