Las elecciones de EE.UU. en ojos de los encuestadores

Jeff Horwitt, vicepresidente senior de Hart Research Associates, empresa que realiza encuestas para los demócratas, y Jon McHenry, vicepresidente de North Star Opinion Research, que hace sondeos para clientes republicanos, analizan la contienda presidencial de este martes entre Biden y Trump.




Pese a su ventaja, ¿Joe Biden podría perder como Hillary Clinton en 2016?

Jeff Horwitt (JH): Improbable. Trump es ahora el incumbente y los votantes saben lo que obtienen con él como Presidente. Su aprobación nunca ha alcanzado el 50%, y ahora está muy por debajo de eso. Este índice va muy de la mano con la votación de un incumbente. Además, Biden es visto de manera más positiva que negativa, lo que no fue el caso de Hillary Clinton en 2016. Esta elección es un referéndum sobre Trump.

Jon McHenry (JM): Casi no hay posibilidad de que Trump pierda a nivel nacional por siete o más puntos y gane el Colegio Electoral. En 2016, perdió la votación nacional por poco más de dos puntos y ganó estrechamente Pennsylvania, Michigan y Wisconsin. Es técnicamente posible que grandes victorias para Biden en California, Nueva York e Illinois impulsen una victoria nacional mayor mientras pierde los mismos estados que Clinton, pero es extremadamente improbable.

¿En qué segmentos ha perdido o ganado apoyo Trump respecto a 2016?

JH: Esto realmente aclara el problema en el que está metido Trump. Realmente no hay ningún grupo en el que le esté yendo mejor, y las mujeres realmente se han movido aún más en su contra: obtuvo el 41% de sus votos en la encuesta de salida de 2016 y en nuestro último sondeo está en el 34%. Y Trump ha perdido el apoyo de su base, hombres blancos sin título universitario, del 71% al 61%.

JM: El Presidente Donald Trump ha perdido el apoyo entre las personas de la tercera edad y ha experimentado una baja en ese subgrupo en la mayoría de las encuestas nacionales. Si bien el Mandatario republicano ganó por siete puntos entre los votantes estadounidenses mayores en las elecciones presidenciales 2016, en los comicios de 2020 el Presidente necesitará ganarlos nuevamente para poder obtener la reelección.

¿La votación anticipada debería favorecer a Biden?

JH: La votación anticipada favorecerá a Biden, pero solo si se cuenta de manera justa. Y Trump ha tratado de sembrar la duda aquí, aunque él mismo vota por correo. Veremos una disparidad histórica en la proporción de votos por modalidad en esta elección, porque los demócratas están instando a sus seguidores a votar anticipadamente y por correo y Trump está tratando de desacreditar esto.

JM: A primera vista, no hay ninguna razón real para que el voto en ausencia o en persona de forma anticipada favorezca a un candidato sobre otro. Tradicionalmente, en Florida y Georgia, donde se han utilizado ambos métodos, las boletas de voto ausente (o por correo) favorecen a los demócratas y la votación anticipada en persona está dividida, mientras que la votación el día de las elecciones favorece a los republicanos.

¿El sufragio por correo puede favorecer a un “fraude” como asegura Trump?

JH: No hay evidencia que sugiera que esto se base en la realidad. Lamentablemente, se trata de sembrar el miedo y la división, que han sido temas de su presidencia. Una revisión de los casos de presuntos fraudes en las boletas electorales muestra que eso no es cierto, según una investigación del diario USA Today, que analizó la base de datos de fraudes electorales de la conservadora Heritage Foundation.

JM: En las elecciones presidenciales de este año en Estados Unidos, entre el republicano Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden, ese patrón se verá a nivel nacional, ya que el Presidente le ha dicho a su base republicana que la votación por correo es fraudulenta. El mandatario realmente se ha dañado a sí mismo, haciendo que una forma conveniente de sufragar parezca sospechosa.

¿La economía puede ser clave en una eventual derrota de Trump?

JH: La economía es realmente el único tema en el que Trump ha disfrutado de una ventaja, y si las encuestas muestran esto (que por primera vez este año más estadounidenses piensan que sus políticas han dañado la economía), entonces realmente elimina su argumento más fuerte para la reelección. Los votantes ya han incluido esto junto con su respuesta fallida al Covid-19 y sus esfuerzos por dividir el país.

JM: La mejor ventaja del Presidente a lo largo de su mandato ha sido la economía exitosa. Con la caída en el crecimiento económico por la pandemia, eso socava un argumento clave para su reelección. Si bien esa culpa puede ser compartida equitativamente entre el Presidente y los gobernadores, en última instancia, los Presidentes obtienen demasiado crédito por las buenas economías y demasiada culpa por las malas.

¿La pandemia de Covid-19 puede afectar el voto presencial?

JH: Sí. La pandemia de Covid-19 definitivamente está afectando la forma en que las personas votarán, pero no su deseo de votar. No hay señales de que la participación sea baja, todo lo contrario. Hasta ahora, a pesar de los grandes trastornos en el país, poco ha cambiado. En 2020, los fundamentos de nuestro país se han visto sacudidos hasta la médula, mientras que los cimientos de las elecciones no.

JM: Con la votación anticipada disponible en Estados Unidos como respuesta a la pandemia de coronavirus, en las elecciones de este año veremos una participación récord en la carrera presidencial. Ya hemos visto a aproximadamente a un tercio del electorado estadounidense emitir su sufragio de manera anticipada de cara a las elecciones presidenciales del martes 3 entre Donald Trump y Joe Biden.

¿Pennsylvania podría ser el estado indeciso que defina la elección?

JH: No sé si Pennsylvania es el fin de todo, si bien es muy importante. El otro desafío aquí es que es posible que tengamos que esperar un tiempo para que se cuente el voto de Pennsylvania, ya que no han experimentado la votación anticipada a esta escala antes y no cuentan los votos hasta el día de las elecciones, a diferencia de un estado como Florida. Entonces, creo que Florida es más revelador.

JM: Siguiendo los resultados de 2016 (sin asignar Florida, Pennsylvania, Michigan o Wisconsin), Biden sumaría 233 votos electorales y Trump 230. Suponiendo que el Presidente pueda ganar Florida, tendría 259 y Pennsylvania parece ser el próximo estado más probable para elegirlo, colocándolo sobre el umbral de 270 votos necesarios para ganar. Hay otras formas de llegar allí, pero Florida más Pennsylvania es la combinación más probable para el Presidente bajo este escenario.

¿Qué importancia tendrá el voto latino en estas presidenciales?

JH: Las cifras de participación de hispanos en Arizona, Florida y Texas nos dirán mucho. Es posible que no sepamos la historia completa aquí hasta después de la noche de las elecciones. Y como se manifiesta el voto hispano en Florida será muy interesante, incluidas las diferencias en el voto entre los hispanos de ascendencia cubana en comparación con los de Puerto Rico y otros países como Venezuela.

JM: El voto latino en Florida, en parte debido a los votantes de ascendencia cubana, se divide de manera más pareja que en otros estados. La estrecha victoria de Trump en Florida en 2016 se produjo con un 35% de apoyo entre los votantes latinos, razón por la cual la reciente encuesta que muestra al Presidente con alrededor del 40% fue tan sorprendente. Si un republicano gana el 40% del voto latino, es de esperar que gane el estado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.