Pedido de vacancia contra Presidente de Perú pierde fuerza en medio de acusaciones de corrupción

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, visita viviendas destruidas por un terremoto en Jalca Grande, en la región de Amazonas. Foto: Reuters

Hasta ahora los impulsores de la destitución de Pedro Castillo no cuentan con los votos suficientes para que la moción sea admitida a debate. Según una encuesta de Ipsos, un 34% de los peruanos opina que la propuesta de vacancia merece ser analizada en el Congreso.




El pedido de vacancia contra el Presidente peruano, Pedro Castillo, promovido por la legisladora de Avanza País Patricia Chirinos y otras dos bancadas firmantes, ha ido perdiendo fuerza. Según adelantó el diario limeño El Comercio, la solicitud no cuenta con los 52 votos necesarios para que sea admitido a debate, por lo que necesitaría el respaldo de lo que se conoce como la facción de Vladimir Cerrón en el partido oficialista Perú Libre, que no tiene un consenso al respecto.

Incluso, dijeron al periódico fuentes del bloque opositor, existe temor de que al interior de Avanza País y Renovación Popular, algunos congresistas se abstengan o no asistan a la votación. Esto, considerando que tres legisladores de cada grupo no votaron en contra de la investidura de Mirtha Vásquez como presidenta del Consejo de Ministros.

Castillo, quien asumió la presidencia el pasado 28 de julio y cuyo mandato finaliza en julio de 2026, es objeto de críticas por su falta de rumbo y constantes crisis ministeriales. En menos de 120 días de gestión ha cambiado a una docena de ministros y enfrenta divisiones en la coalición que lo respalda. Un 58% de los peruanos no confía en el mandatario, según un sondeo de Ipsos difundido la semana pasada.

Bajo la consigna “¡Vacancia y Nuevas Elecciones!”, cientos de manifestantes antigubernamentales instaron el sábado al Congreso, dominado por la oposición, a que destituya a Castillo. Parte de los asistentes vestía camisetas de la selección peruana de fútbol, y otros, unas poleras de color celeste con la inscripción Renovación Popular, el partido ultraconservador organizador de la protesta.

Pedro Castillo visita las comunidades en el departamento de Amazonas, en el norte de Perú, afectadas por un terremoto de magnitud 7,5. Foto: AFP

El mismo día en que se dio a conocer la solicitud de vacancia, una facción de Perú Libre publicó una declaración en la que manifestaba su oposición. Mientras que otros congresistas considerados “castillistas”, como Roberto Kamiche, se manifestaban en la misma línea.

El diario El Comercio señaló que al interior de la facción cercana a Cerrón hay una mayor tendencia a no apoyar la vacancia. Si bien el vocero Waldemar Cerrón había dicho a los medios que su grupo “evaluaría” una posición al respecto, otros líderes de esta facción mostraron un firme rechazo.

En todo caso, la oposición cree que podrían recabar los respaldos necesarios. Alejandro Muñante, de Renovación Popular, ha señalado que podrían contar con los votos de Gladys Echaíz y Roberto Chiabra, quienes usualmente votan por separado de su bancada Alianza para el Progreso (APP), consignó el diario La República.

La apepista Lady Camones, también tercera vicepresidenta del Congreso, se mostró a favor de la admisión de la solicitud de vacancia. “Podría ser, para mí es saludable que el Presidente vaya a asistir a rendir cuentas”, respondió a Canal N.

El congresista Eduardo Salhuana, portavoz de Alianza para el Progreso, dijo que no respaldarían la vacancia. “La moción de vacancia carece de fundamento constitucional y jurídico”, sostuvo.

Manifestación contra el Presidente Pedro Castillo en Lima. Foto: AFP

Así, quienes respaldan la moción de vacancia tendrían 46 votos y le faltarían seis, los que podrían venir de legisladores de bancadas que aún no definen su posición. Una de ellas es Somos Perú, compuesta por seis parlamentarios, indicó La República.

Según otra encuesta de Ipsos difundida el domingo, un 34% de los peruanos opina que la moción de vacancia merece ser debatida en el Congreso. El sondeo también subraya que otro 32% de la ciudadanía considera que la propuesta no se justifica y que Castillo debe seguir en el Palacio de Gobierno. Por el contrario, otro 30% estima que la moción de vacancia sí es necesaria y que el profesor cajamarquino ya no debe continuar su gestión.

Además, según Ipsos, un 28% preferiría que la actual vicepresidenta y ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, asuma la dirección del país hasta el 2026, en el supuesto que ocurra la vacancia contra Castillo. Por otra parte, el 61% dijo que preferiría que Boluarte renuncie y sea María del Carmen Alva, presidenta del Congreso, quien asuma transitoriamente el poder.

Estas conversaciones sobre una moción de vacancia ocurren en medio de los cuestionamientos sobre las reuniones que Castillo tuvo con Karelim López Arredondo, asesora de una empresa que se adjudicó un contrato por 232,5 millones de soles (US$ 57 millones) para la “construcción del puente vehicular Tarata sobre el río Huallaga”, en San Martín.

El diario El Comercio señaló que López Arredondo visitó la vivienda de Castillo en el distrito limeño de Breña, en la que éste se encontraba durante la campaña electoral y los primeros días de su gobierno. La empresaria es amiga del exsecretario general del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco, y brinda “servicios de asesoramiento” a Termirex S.A.C., una de las empresas del Consorcio Puente Tarata III, que ganó el mencionado contrato en octubre.

López Arredondo, dice el periódico, admitió mantener una amistad con Bruno Pacheco, aunque negó conocer al jefe de Estado. Según imágenes del programa Cuarto Poder, la asesora de Termirex S.A.C. visitó el domicilio en Breña cerca de las 10:00 p.m. del viernes 19 de noviembre. Minutos antes se registró la llegada al lugar del ministro de Defensa, Juan Carrasco.

Ante estas denuncias, Castillo señaló que no avala “ningún favorecimiento a ninguna empresa ni persona en particular”. “Exhorto a las autoridades a que, si hubiese pruebas de algún indicio de corrupción durante mi gestión, realicen su trabajo para esclarecer los hechos bajo el marco de la ley”, publicó en Twitter el domingo.

Pese a que la Contraloría advirtió que las visitas en su domicilio vulneran la ley que regula la gestión de intereses en la administración pública, dice La República, el programa Cuarto Poder mostró imágenes en las que Castillo recibió tres visitas que fueron registradas el 20 de octubre, el 5 y 10 de noviembre. Este suceso se pudo comprobar cuando se vio la camioneta de transporte presidencial estacionada en la vivienda de Breña.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.