El 36% de las pedagogías quedaría en riesgo de cierre por no estar acreditadas

Autor: Carlos Said

Foto: Richard Ulloa

Informe de Acción Educar advierte que, según la Ley de Carrera Docente, en abril los programas de esta área que no estén certificados no podrán recibir más alumnos.


La Carrera Docente, aprobada en 2016, establece que todas las carreras de Pedagogía y las universidades que las imparten deben estar acreditadas en abril de este año. Pero a tres meses de que se cumpla ese plazo, todavía hay 10 planteles en el país que no se han certificado, en los que estudian más de 13 mil alumnos, equivalentes al 18% de los jóvenes que se están formando en docencia.

Según un análisis de Acción Educar, de las 509 carreras de Pedagogía que existen actualmente, hay 183 que no se han acreditado -36% del total de programas- y que podrían quedar en “situación de alto riesgo”, pues si no obtienen la certificación en los próximos tres meses, deberán dejar de recibir nuevos alumnos. En ese caso, la ley las mandata a seguir impartiendo clases, mientras se someten a un período de acompañamiento y a un nuevo intento de certificación que, si no superan, los obliga a cerrar definitivamente.

El secretario ejecutivo de Acción Educar, Daniel Rodríguez, advierte que “hay un alto riesgo de crisis, ya que estamos hablando de un problema similar al cierre de una institución, pero de un volumen mucho mayor”.

A su juicio, una de las razones por las que se llegó a este escenario es la alta carga regulatoria, ya que, además de certificar las carreras de Pedagogía, la Ley de Educación Superior obliga a que todos los planteles estén acreditados institucionalmente en 2020.

“Hay una sobrecarga regulatoria, demasiadas reformas al mismo tiempo y los sistemas tienen capacidad de adaptarse a los cambios, pero hay cierto límite. Y el sistema no ha sido capaz de adaptarse a tiempo”, explica Rodríguez.

De los planteles con pedagogías, la Universidad SEK es la que reúne a más estudiantes (ver infografía), pero no está acreditada y solo tiene una carrera de Pedagogía certificada. La entidad informó que ya tomó medidas, pues, según explicó a La Tercera, “en cumplimiento de la ley, la Universidad SEK no ha abierto matrículas para el año académico 2019 en las carreras de Pedagogía”.

Al respecto, la institución dice que está trabajando en las certificaciones y que en marzo “presentaremos el informe de autoevaluación y, como pasos previos, hemos fortalecido nuestro gobierno corporativo, introduciendo cambios en la junta directiva y en los estatutos de la universidad”. Además, informó que sus estudiantes “tienen asegurada la continuidad de sus estudios en esta casa de estudios”.

Criterios y acciones

El incumplimiento del plazo de acreditación se vuelve más grave en momentos en que miles de jóvenes están matriculándose en la educación superior. El director ejecutivo de Elige Educar, Joaquín Walker, plantea que es clave que los estudiantes se informen para “elegir instituciones y carreras que cumplan con los requisitos de la ley”.

Walker plantea que el aumento de las exigencias para estos programas es una buena noticia, “porque esta es la carrera más estratégica para el desarrollo del país y con esto el Estado dice que no cualquiera puede formar profesores”. Con todo, advierte que hay que revisar lo que se está haciendo para apoyar las acreditaciones: “Las instituciones tienen que agilizar el proceso de acreditación y hay que evaluar las acciones que se están haciendo. Es necesario un apoyo de las rectorías para que las facultades puedan sacar adelante esta acreditación”.

Por su parte, Daniel Rodríguez cree que existe un problema con los criterios que aplica la Comisión Nacional de Acreditación, la que “ha ido forzando un modelo único de pedagogías y ha disminuido los años de certificación de las carreras”. De hecho, según su análisis, los nuevos estándares redujeron en 0,8 años el promedio de años acreditados que se les otorga a estos programas.

A su vez, el rector de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Jaime Espinosa, plantea otra alerta, que es la territorial: “El próximo año se subirá a 525 el puntaje mínimo PSU para estudiar pedagogías, lo que acarreará consecuencias en el sistema, porque la PSU concentra los mejores puntajes en la Región Metropolitana y eso afecta la captación de estudiantes de Pedagogía para las universidades regionales, lo que es complicado, porque el país necesita profesores”.

En tanto, el presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, Alfonso Muga, informará este viernes sobre la situación legal de las pedagogías y el plazo del 1 de abril para acreditarse, que deben cumplir.

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

#Tags


Seguir leyendo