Antofagasta y Rancagua: los nuevos focos del coronavirus en Chile

Personas transitan por el centro de Antofagasta durante la cuarentena. Foto: Agenciauno

Alcaldes afirman que las cifras se explican por la actividad minera, que no se ha detenido, y piden más control del gobierno.




Por tres semanas consecutivas, la Región de Antofagasta ha tenido la mayor tasa de contagios de coronavirus del país. Ayer registró 32 enfermos por cada 100.000 habitantes, superando a las ciudades de Arica y Parinacota, Tarapacá y O’Higgins, que le siguen en cifra de contagios.

Esto no solo revela que la extensa cuarentena que vive Santiago está dando efectos -ayer se cumplieron dos meses desde el inicio del confinamiento en 32 comunas-, sino que también muestra que el foco de la pandemia se trasladó a otras regiones del país.

Según el último informe epidemiológico del Ministerio de Salud, las comunas de Rancagua, Antofagasta, Calama, Arica y Rengo son las que más casos activos sumaron en el último mes. Además, las comunas de Puente Alto, Antofagasta y Rancagua suman 3.051 enfermos contagiantes, el 10% de todos los que hay en el país.

Esto no es azaroso, pues ambas son zonas mineras y, según las autoridades locales, esa actividad explicaría los contagios. La alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, afirma que “la situación sanitaria es dramática y las autoridades centrales han estado ausentes de esto”.

Pese a que esa comuna está en cuarentena -al igual que Mejillones, Calama y Tocopilla-, la alcaldesa dice que todavía se ve mucha circulación de trabajadores en el terminal de buses, el aeropuerto y las carreteras, porque en la zona están dos de las mineras más grandes del país, Chuquicamata y Escondida.

El gobierno debe aplicar una medida con la minería. A inicios de junio, casi el 50% de los casos activos que teníamos estaban asociados a la minería y cerca de 60 mil trabajadores vienen de otras regiones. No vamos a parar nunca esta pandemia si no se aplica una cuarentena en las zonas rurales de la región.

Karen Rojo, alcaldesa de Antofagasta

A su juicio, es necesario que esta actividad, que ha reducido su dotación, pero no se ha detenido, se paralice durante un par de semanas para evitar más contagios.

“Cuando se han hecho negociaciones colectivas, han estado casi 40 días detenidos y Chile no murió. Ahora solo les pedimos que paren por algunos días”, agrega.

El infectólogo del hospital de la ciudad y académico de la U. de Antofagasta, Francisco Salvador, advierte que los casos en la zona no se explican solo por la minería, sino también por el hacinamiento y la falta de cumplimiento de las restricciones.

“Los contagios están concentrados en zonas de alta densidad poblacional. Es cierto que siguen trabajando algunas empresas ligadas a la minería, como las que proveen de insumos, pero creo que el problema de está en el poco respeto a las medidas”, dice.

Salvador cree que es necesario ampliar la fiscalización, realizar más campañas preventivas, aplicar más exámenes PCR, trazar mejor los contagios y limitar al máximo el uso de dinero en efectivo en el comercio, para evitar que la enfermedad avance. “Tenemos que acostumbrarnos a una nueva forma de vivir con el coronavirus. Aunque llegue la vacuna, la manera en que nos tenemos que relacionar con otros tiene que cambiar”, dice.

Ayer, en tanto, siete profesionales de salud del Hospital de Magallanes -zona que ya registró un peak de contagios- se trasladaron hasta Antofagasta para reforzar la red asistencial y “apoyar el trabajo con la experiencia que ganaron hace un par de meses atrás”, dijo el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

Ayer, profesionales de Salud de Magallanes viajaron a Antofagasta para reforzar la red local.

Actividad en El Teniente

La misma situación se vive en Rancagua, comuna que tiene la sexta tasa de casos activos más alta del país, con 327 enfermos contagiantes por cada 100.000 habitantes, y que registra 64 muertos.

El alcalde, Eduardo Soto, afirma que “no es casualidad que los contagios se estén centrando en zonas vinculadas a la minería y no es menor que cerca del 70% de los casos positivos de la ciudad estén vinculados a El Teniente. Hay una relación directa y eso tiene que ver con el volumen de trabajadores de las empresas contratistas, que son mayoritariamente de fuera de la región”.

El edil cuenta que esta división, perteneciente a Codelco, redujo el funcionamiento de sus faenas, pero no tomó las medidas adecuadas en un inicio con el traslado de sus trabajadores. Además, acusa que el cordón sanitario entre su ciudad y la Región Metropolitana no ha funcionado bien, porque existen posibilidades de pasar sin ser controlado.

“Todo se dio tarde, la cuarentena llegó tarde, las medidas fueron insuficientes y las señales fueron equívocas”, agrega Soto, para quien es urgente aumentar el control policial, pues han detectado que algunos locales comerciales no verifican si la gente posee el permiso de la Comisaría Virtual para comprar.

Según el Ministerio de Minería, hasta el 23 de junio había 2.621 trabajadores del sector contagiados de coronavirus, equivalentes al 1% de la dotación de todo el país, mientras que el 48% de los trabajadores estaba desmovilizado.

Comenta