Carabineros asegura que prestará colaboración a la Contraloría tras decisión de formular cargos contra siete altos mandos por su posible responsabilidad en violencia del 18-O

VIÑA-carabineros-web-900x600

La policía uniformada señaló sin embargo, que "nuestra institución mantuvo el compromiso con la paz social y el orden público” durante los hechos de violencia que se registraron a partir de octubre del año pasado.




Poco más de un mes queda para que se cumpla un año desde que comenzaron a lo largo de todo el país una serie de protestas sociales que generaron en graves enfrentamientos entre Carabineros y los manifestantes.

En ese contexto es que la Contraloría General de la República inició un proceso para formular cargos contra siete generales del alto mando de Carabineros por su eventual responsabilidad administrativa, señala una investigación de Radio Biobío.

El proceso se inició luego de recibir denuncias anónimas de particulares y de organizaciones internacionales de derechos humanos que solicitaron indagar en el tema. A raíz de eso, el órgano fiscalizador estimó que los uniformados no habrían garantizado el cumplimiento de los protocolos del uso de la fuerza.

Los siete altos mandos corresponden a Ricardo Yáñez Reveco (director Nacional de Orden y Seguridad), los generales inspectores Jorge Valenzuela Hernández (director Nacional de Apoyo a las Operaciones Policiales), Mauricio Rodríguez Rodríguez (jefe de la Zona Metropolitana), Enrique Bassaletti Riess (jefe de Zona Santiago Este), Enrique Monrás Álvarez (jefe Zona Santiago Oeste), Hugo Zenteno Vásquez (jefe V Zona Valparaíso) y Jean Camus Dávila (director de Logística).

Sobre esto, Carabineros señaló a través de un comunicado que “se aportará la información que permita el desarrollo de las diligencias que realiza” la Contraloría pero que es “oportuno recordar que el contexto del periodo en cuestión fue de extrema violencia con 8.957 eventos de graves alteraciones del orden público".

"Ello significó una alta exigencia y, por consecuencia, una demanda sin precedentes sobre los medios humanos y logísticos con que contaba Carabineros de Chile, como fue públicamente conocido”, agrega el escrito.

Igualmente, se señala que “a pesar de estas dificultades, con carabineros heridos, cuarteles atacadas y vehículos destruidos, nuestra institución mantuvo el compromiso con la paz social y el orden público”. Por lo cual reiteran el “reconocimiento y apoyo a cada uno de sus hombres y mujeres que supieron y saben responder a este enorme desafío país”.

Comenta