Delitos registran repunte en la Región Metropolitana y alcanzan niveles previos a gran cuarentena

Los delitos analizados contemplan robos, homicidios y hurtos, entre otros.

Entre el 30 de noviembre y el 6 de diciembre se contabilizaron 2.896 ilícitos, cifra que no ocurría desde que se decretó el confinamiento total en mayo. Gobierno activó plan con alcaldes.




“La medida más severa que debo anunciar es una cuarentena total en el Gran Santiago”. De esta manera el entonces ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunciaba el confinamiento del 73% de las comunas de la Región Metropolitana el 13 de mayo, a raíz de la pandemia del coronavirus.

Así, las comunas de la capital entraron en un periodo de “encierro” total, dado el alto número de personas contagiadas, que por entonces bordeaba los 2.660 nuevos casos diarios.

La cuarentena generó algunos efectos colaterales, más allá de la disminución de los contagios de coronavirus: la baja de los índices criminales en la ciudad. Aunque este escenario tuvo una duración limitada.

La Tercera analizó el comportamiento delictual de la Región Metropolitana entre el 9 de marzo y el 6 de diciembre de este año, agrupado en 39 semanas, datos que fueron consignados en el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP) de Carabineros, donde quedó plasmada la tendencia al alza de los delitos ocurridos en la capital.

Los datos de Carabineros dan cuenta de que hasta antes de que se decretara el estado de excepción, por ejemplo en la semana del 9 al 15 de marzo (considerando que el 13 de ese mes se dictó la medida), se registraron 4.550 delitos de mayor connotación social (robos, portonazos, encerronas, hurtos, robo a casas, robo a vehículos, entre otros).

A partir de esa semana comenzaron a bajar los delitos. La semana 20 que registró Carabineros, que abarcó desde el 11 al 25 de mayo e incluyó el periodo en que se decretó la cuarentena para el 73% de la RM, anotó 2.367 infracciones.

La semana que abarcó entre el 17 y el 23 de agosto los delitos alcanzaron su número más bajo. Fueron 1.764 ilícitos, casi una cifra histórica, por lo bajo del registro.

Después, sin embargo, los ilícitos volvieron a registrar un alza, pero siempre en el umbral de los 2.300 casos por semana. Así se llegó hasta el 5 de octubre, día en que las autoridades anunciaron la salida de fase de cuarentena de todas las comunas de la Región Metropolitana.

Según el informe epidemiológico publicado en esa fecha, la Región Metropolitana era la zona con la menor tasa de casos activos en todo el país. Era una buena noticia para la ciudadanía, pero, al parecer, también para los grupos dedicados a delinquir.

El repunte

La misma semana que Santiago debutó con el desconfinamiento total, Carabineros publicó en su sistema de datos que en esos siete días ocurrieron 2.565 delitos, la cifra más alta desde que se decretó la cuarentena total.

Esta tendencia fue al alza, salvo algunas semanas, en que hubo leves bajas, pero nunca por bajo de los 2.500 casos. Sin embargo, el comportamiento delictual de la ciudad anotó su cifra más alta durante la semana pasada, cuando el análisis del periodo que fue desde el 29 de noviembre hasta el 6 de diciembre (el domingo que recién pasó), arrojó que en la Región Metropolitana hubo 2.896 ilícitos. Una cifra de estas características no aparecía desde mayo, en los días previos al confinamiento del Gran Santiago.

El delito más reiterado en estos últimos días es el robo, que concentra el 62% de los ilícitos cometidos durante la última semana.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, sostuvo que “si bien son menos delitos que el mismo periodo del año pasado, el desconfinamiento da paso a los delitos de oportunidad, como el robo por sorpresa y el hurto. Al existir más aglomeraciones, los delincuentes pueden actuar”.

Por lo mismo, estamos cubriendo con más presencia policial y trabajando con los municipios en zonas como centros comerciales y paraderos, acompañados de tecnología como drones. Hay que ponerles ojo inmediato a los delitos de oportunidad.

Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito

Por su parte el jefe de Zona Metropolitana de Carabineros, general inspector Marcelo Araya, indicó que “tales cifras nos ocupan y, por ello, permanentemente estamos readecuando nuestras estrategias y cursos de acción, con empleo de nuestro capital humano y tecnológico, a fin de abordar la ocurrencia de estos delitos”.

Eduardo Vergara, director ejecutivo de Chile 21, señaló que “a medida que se vuelva a aumentar el desconfinamiento y, además, se avance hacia fines de año (periodo que aumentan ciertos delitos), es predecible que vuelva a aparecer la actividad delictual ligada a la propiedad privada y la generación de recursos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.