Ex abogado de Natalia Compagnon será formalizado por presentación de facturas falsas en juicio que enfrenta a Enjoy con un ex proveedor

Dávalos y Compagnon

Antonio garafulic fue abogado de Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos durante el caso Caval.

El abogado Antonio Garafulic y otros dos empresarios serán imputados por presentar antecedentes falsos en un litigio en que se enfrentaron a Grupo Enjoy. La Fiscal Constanza Encina imputará la presentación de facturas idelógicamente falsas por más de $1.500 millones.




Ya hay fecha. El 19 de noviembre a las 12:00 horas la Fiscalía Oriente formalizará a tres personas por el delito de presentación de pruebas falsas en juicio tras una querella presentada por la empresa Enjoy. que es patrocinada por el abogado penalista Cristián Muga.

La decisión de la fiscal de Alta Complejidad Oriente, Constanza Encina, dice relación con la actuación que habrían tenido el representante de una empresa subcontratada por Enjoy, de nombre Bizalia Inversiones y Asesorías, cuyo representante legal es Pablo Rivas Marín -exgerente general del centro vacacional Hippocampus- y el abogado que participó en representación de la firma en posteriores cobros de facturas que, según el Ministerio Público, serían ideológicamente falsas.

Se trata de Antonio Garafulic, quien  fue conocido por haber sido en el denominado caso Caval el defensor de Natalia Compagnon, nuera de la ex Presidenta Michelle Bachelet.

Garafulic y Rivas, según la petición realizada por la fiscal Encina, serán formalizados por presentación de antecedentes falsos en juicio. Esto porque una vez que Enjoy ya había desestimado los servicios de Bizalia tras detectar, según la querella, vicios en los procesos de pagos de los trabajadores de los hoteles de tiempo compartido de propiedad de Grupo, el defensor de Compagnon habría intentado concretar el cobro de 12 facturas que serían ideológicamente falsas a sabiendas del origen ilícito de éstas.

El abogado Garafulic sostuvo a La Tercera que no ha sido notificado de esta decisión de la Fiscalía, ni de la audiencia de formalización que ya fijó el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, por lo que se excusó de entregar una versión sobre estos hechos.

La historia

La historia fue revelada en mayo pasado por Pulso Trader. En dicha publicación se sostuvo que a fines de 2017, Enjoy Gestión puso en marcha un contrato con Bizalia, empresa consultora cuyo dueño es el exgerente general del centro vacacional Hippocampus, Pablo Rivas Marín; para a través de esta compañía externalizar un servicio de planes vacacionales en los hoteles de la cadena.

Desde Enjoy explican que, a pocos meses de haber iniciado su labor, comenzaron una investigación a raíz de la cual salieron a la luz, a juicio de la operadora de casinos, diversas irregularidades de parte de Rivas y Bizalia en temas como manejo de recursos, pago de sueldos, cobros excesivos e inapropiados de gastos y otros.

A consecuencia de ello, dicen en Enjoy, pusieron término al contrato con Bizalia y asumieron directamente las obligaciones laborales de los trabajadores por su calidad de empresa mandante.

El tema es que tras este episodio, Garafulic inició en el 9°Juzgado Civil de Santiago un proceso preparatorio en representación de Seymour Marketing SpA, cuyo representante legal es José Luis Jeria Seymour, firma a la que Bizalia le cedió facturas por $1.500 millones. Desde Enjoy aseguran que la empresa de Jeria fue creada solo un par de meses antes de la emisión de esas facturas y con un capital de solo $1 millón.

Según la Fiscalía, y la querella presentada por Enjoy, las actuaciones de garafulic fueron sustentadas en juicio con antecedentes falsos y lo que se imputará es la falsificación ideológica de facturas por poco más de $1.500 millones.

Rivas, Jeria y Garafulic serán formalizados el 19 de noviembre próximo.

Comenta