Excarabinero imputado por dejar ciega a Fabiola Campillai deberá volver a prisión preventiva tras revisión de medida cautelar

Fiscalía afirmó que Patricio Maturana omitió en la investigación el uso de su cámara GoPro al momento de los hechos. Persecutora mostró en sus pruebas, además, un informe del SML donde se da cuenta del daño psicológico con el que quedó la víctima. Exuniformado se encontraba con arresto domiciliario.




El Juzgado de Garantía de San Bernardo dictó hoy que el excapitán de Carabineros Patricio Maturana, imputado por dejar ciega a Fabiola Campillai mediante el disparo de una bomba lacrimógena en 2019, deberá volver a prisión preventiva.

Esto, luego de que esta mañana se realizara una audiencia de revisión de medidas cautelares en el marco de la investigación contra el exuniformado, quien se encontraba, hasta hoy, con la medida cautelar de arresto domiciliario.

Maturana, acusado por los delitos de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas, se encontraba con arresto domiciliario, luego de que en septiembre de 2020 la Corte de Apelaciones de San Miguel revocara la prisión preventiva dispuesta por el tribunal en agosto de ese año.

La fiscal Paola Zárate pidió modificar esta medida y que Maturana volviera a prisión preventiva, lo que fue acogido por la la jueza Magdalena Casanova. Según se señaló, el excapitán de Carabineros será trasladado hasta el penal Santiago 1.

Cámara Gopro

En la audiencia, la fiscalía entregó nuevos antecedentes. Uno de ellos fueron los resultados de un informe de Carabineros con fecha 26 de julio donde se señala que Maturana omitió entregar la cámara GoPro que portaba el 26 de noviembre de 2019, en San Bernardo, día en que ocurrieron los hechos.

La fiscal, que mostró imágenes donde se ve que Maturana portaba una cámara en su equipo corporal, señaló que “el imputado omitió informar qué habría sucedido con la cámara que le había sido entregada”. En ese sentido, dijo que la fiscalía solo recibió la cámara de otro uniformado, el capitán Jaime Fernández, quien se encontraba en ese procedimiento.

Por otro lado, la persecutora, citando informes de la Policía de Investigaciones, señaló que “se establece que es imposible” que Maturana haya disparado su arma en 45 grados, como establece la norma para casos de disuadir manifestaciones. Esto, considerando los 50 metros que habrían entre el expolicía y la víctima al momento de los hechos.

Asimismo, entre los nuevos antecedentes de la fiscalía, se presentó un informe psicológico del Servicio Médico Legal donde se da cuenta que Campillai sufre de estrés postraumático por la vivencia de los hechos. En el documento se informa que la víctima padece de “ánimo depresivo, angustia, ansiedad y síntomas físicos diversos”. También presenta “una alteración en la configuración de su identidad, además de pérdidas de los sentidos como la vista, el olfato y el gusto”.

Con todo, la fiscal solicitó cerrar la investigación.

Imagen presentada por la fiscalía para dar cuanta que el excapitán de Carabineros sí portaba una cámara GoPro.

Defensa

En la audiencia, la defensa rechazó la solicitud de modificar la medida cautelar de arresto domiciliario. “Vemos con preocupación y bastante perplejos esta solicitud”, dijo el fiscal Felipe Solis, quien señaló que el argumento de la fiscalía de que Maturana habría “ocultado” su cámara no era nuevo.

“Ese argumento no es nuevo, fue tenido a la vista por parte de este tribunal y fue tenido a la vista a la hora de que la Corte revocó la solicitud del Ministerio Público”.

Acá hay un ánimo por cerrar la investigación, permeado por las circunstancias fácticas que han ocurrido en esta causa mediáticamente. Llevar a juicio a nuestro representado en prisión preventiva porque no existen antecedentes jurídicos de conformidad al Código Procesal que hagan variar las circunstancias para que este tribunal incremente una medida cautelar, máxime cuando no existe el cumplimiento”, señaló el defensor.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.