Migraciones: Senado rechaza indicación que permitía regularización extraordinaria hasta 90 días después de publicada la ley

Durante su segundo trámite, la Sala aprobó en particular la legislación migratoria -despachándola a la Cámara Baja- incluyendo una indicación que señala que quienes podrán optar a este beneficio son los extranjeros que hayan ingresado al país antes del 1 de septiembre de 2019, fecha que podría ser revisada.




La Sala del Senado rechazó la tarde de este miércoles -por 19 votos en contra, cero a favor y 9 abstenciones- una indicación presentada por la Comisión de Hacienda que permitía a los extranjeros en situación migratoria irregular o con tramitación de residencia pendiente solicitar un visado de residencia temporal hasta 90 días después de publicada la Ley de Migraciones que se tramita actualmente en el Congreso.

Esto, en una jornada en que la Cámara Alta despachó en particular esta Ley de Migraciones, la que ahora volverá a la Cámara de Diputados para su tercer trámite.

Durante la jornada, los senadores aprobaron, en cambio (por 22-2-2), una indicación presentada por la Comisión de Gobierno, que indica que “los extranjeros que hubieren ingresado al país por pasos habilitados con anterioridad al 1° de septiembre de 2019 y se encuentren en situación migratoria irregular podrán, dentro del plazo de 180 días contados a partir de la publicación de la presente ley, solicitar un visado de residencia temporal sin ser sancionados administrativamente”.

Sin embargo, algunos parlamentarios adelantaron que este texto podría ser revisado en una comisión mixta, con el fin de que la fecha límite de ingreso al país para optar a este beneficio sea modificada y conseguir un plazo más cercano a la actualidad.

La discusión

Durante la discusión de la indicación de la Comisión de Hacienda, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, señaló que aunque el Ejecutivo apoyaba el texto aprobado en la Comisión de Gobierno, “lamentablemente el texto aprobado en la Comisión de Hacienda no cumple la misma función, porque abre una ventana hacia el futuro para la regularización”.

Agregó que “lo que nosotros hemos dicho era que nosotros estábamos disponibles para modificar la fecha (...) pero que ese plazo nunca podría ser para el futuro, porque el efecto que producía era generar lo que hemos denominado un ‘efecto llamada’, es decir que toda aquella persona que quisiera migrar hacia nuestro país iba a querer hacerlo por cualquier medio para poder aprovechar esta ventana de oportunidad”.

Por su parte, la senadora UDI Luz Ebensperger, presidenta de la Comisión de Gobierno, afirmó que “no se pueden establecer normas que lo que hagan sea un llamado a la migración irregular, clandestina (...) Desde mayo a la fecha estamos viviendo situaciones críticas, sobre todo en el norte, con un ingreso bastante poco habitual en las regiones, que ha creado situaciones muy difíciles”, señaló la senadora por la Región de Tarapacá en relación a la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19.

El senador José Miguel Insulza (PS) criticó también la indicación de la Comisión de Hacienda. “Creo que eso agravaría aún más la condición que tenemos hoy día, especialmente en las regiones del norte del país y generaría una gran avalancha de gente”, sostuvo.

Por eso su llamado fue a “aprobar el artículo de la Comisión de Gobierno, que nos exige tratar el tema en la comisión mixta y llegar a un acuerdo sobre este asunto”.

En tanto, el senador Iván Moreira (UDI) indicó que establecer un plazo de 90 días después de que se publique la ley para las regularizaciones extraordinarias “constituye un estímulo perverso e innecesario que ya ha traído momentos de mucho dolor a familias enteras que ya han cruzado la frontera (...) Desde marzo hasta ahora son más de 4.000 personas las que han ingresado irregularmente, ilegalmente, aún cuando estamos en pandemia y con severas restricciones de movilidad”.

“El gobierno ha propuesto nuevos plazos para que proceda a esta regularización, pero esta debe ser con una fecha anterior a la fecha de promulgación y publicación” de la ley, añadió.

El senador RN Francisco Chahuán indicó, por su parte, que la indicación -que finalmente fue rechazada- es un incentivo de efecto llamada para que ingresen personas clandestinamente a nuestro país", pero manifestó que “a lo menos en la comisión mixta podamos efectivamente mejorar la redacción y hay buena disposición del gobierno”.

En tanto, el senador de RD Juan Ignacio Latorre, aunque se mostró partidario de que el texto se modifique en una comisión mixta, indicó que no existe el denominado “efecto llamada”, ya que “los principales factores que implican el flujo migratorio nunca han sido la normativa y su modificación en el trámite legislativo, lo son los factores socioeconómicos, los vínculos familiares, demanda del mercado de trabajo, crisis política, etc”.

Reacciones

Tras ser aprobada en particular la Ley de Migraciones, que reemplaza a la actual legislación que data de 1975, el subsecretario Galli agradeció el trabajo realizado por la Sala del Senado.

“Creo que este es un avance sustantivo para nuestro país”, indicó la autoridad. “Claramente nuestra legislación migratoria no se hacía cargo del fenómeno de la migración en una época de globalización, en una época de grandes movimientos migratorios por distintas razones”, agregó.

En este sentido, indicó que la ley “establece una nueva regulación migratoria moderna, que hace frente al fenómeno migratorio del Siglo XXI y también nos permite fijar una política migratoria para lograr el objetivo de una migración ordenada, segura y regular”.

Galli indicó que “para aquellas personas que ya se encuentran en nuestro país, que ingresaron antes del inicio de esta pandemia, va a haber oportunidades, sin embargo aquellas personas que ingresaron por un paso no habilitado, clandestinamente, esas personas cometen delito en Chile y respecto de ellas se va a iniciar un proceso de expulsión”.

Sobre la posibilidad de que el artículo aprobado sea visto por una comisión mixta, el subsecretario sostuvo que “nosotros esperamos no llegar a una comisión mixta porque creemos que el texto que aprobó el Senado es un texto que satisface los objetivos de política pública que expresamos”, aunque indicó que “siempre hay apertura por parte del gobierno (...) respecto de ajustar esa fecha, pero eso no puede ser obstáculo para tener lo antes posible una nueva legislación migratoria”.

La senadora Ebensperger, por su parte, sostuvo que el Senado despachó la Ley Migratoria “rechazando todas las indicaciones que iban en contra de los objetivos de este proyecto (...) que es tener una ley migratoria que pudiera establecer una migración regular, segura, que protegiera los derechos de los migrantes pero que también le permitiera al Estado fijar los requisitos para que ingresen”.

“Espero que la Cámara de Diputados apruebe este gobierno en su tercer trámite, espero que no haya una comisión mixta (...) A diferencia de lo que piensan algunos senadores que debiera haber una comisión mixta yo espero que podamos prontamente tener este proyecto convertido en ley”, añadió.

Finalmente, el senador Chahuán indicó que “logramos rechazar una norma que era permisiva y que, sin lugar a dudas, generaba un incentivo a la migración clandestina”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.