Los detalles de los allanamientos simultáneos de los obispados de Valparaíso, Chillán, Concepción y Osorno

El fiscal Emiliano Arias, que indaga los casos de presunto abuso al interior de la Iglesia, encabeza la realización de las diligencias.


Pasadas las 11.00 el fiscal Emiliano Arias dio inició en Chillán a un allanamiento simultáneo de los obispados de Valparaíso, Chillán, Concepción y Osorno.

Para ello dispuso que el grupo de fiscales que trabajan junto con él en las indagatorias por presunto abuso sexual contra menores en la iglesia se movilizaran a dichas ciudades para concretar las diligencias.

Así, Sergio Moya encabeza el allanamiento en Concepción; Sergio Pérez hace lo mismo en Valparaíso; mientras que Miguel Ángel Velásquez recopila información en Osorno.

Tal como dio a conocer La Tercera PM en esta jornada la diligencia busca la incautación de todas las piezas de las investigaciones en poder de la Iglesia en el marco de las investigaciones por presunto abuso sexual contra menores que lleva adelante el persecutor regional de O’Higgins. En ese sentido, los fiscales buscan todas las denuncias, investigaciones previas y antecedentes entregados a la Congregación para la Doctrina de la Fe, además de las carpetas de los miembros de la iglesia involucrados en ilícitos previos a la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal.

Las diligencias surgen a raíz de la investigación del caso del excanciller de Santiago Óscar Muñoz Toledo, y los diversos allanamientos que Arias realizó en la Oficina Pastoral de Denuncias (OPADE) y el obispado Castrense, lo que les permitió llegar a la conclusión de la existencia de ilícitos de carácter sexual que habrían sido cometidos contra menores de edad y de acciones de presunto encubrimiento por parte de altos manos de la Iglesia.

En Valparaíso, el fiscal Pérez arribó hasta las dependencias del obispado, ubicado en calle Chacabuco, a eso de las 11.10 de la mañana, acompañado con efectivos del OS-9 y Labocar de Carabineros de Santiago y de la ciudad puerto.

“El fiscal Emiliano Arias está siguiendo una investigación por delitos de abusos sexuales que habrían sido cometidos eventualmente por sacerdotes de distintas diócesis del país (…) Conseguimos órdenes judiciales para allanar distintos obispados del país a efectos de incautar diligencia que sea relevante para efectos de esclarecer esos hechos”, dijo Pérez.

El persecutor agregó que “veníamos  a buscar documentos que dicen relación con las investigaciones previas que realiza el obispado cuando toma conocimiento de un hecho que pudiere afectar la sexualidad e un menor de edad”.

Mientras que el obispo Pedro Ossandon declaró que “estamos comprometidos con la verdad y la justicia, y lo que más nos interesa es avanzar en esa materia. Y lo segundo, es el principio de confidencialidad (…) Hay disponibilidad total”.

En Concepción, en tanto, el fiscal Sergio Moya, hizo lo mismo, llegando a las oficinas del obispado penquista, emplazado en plena plaza de la Independencia de la ciudad, acompañado también con efectivos de Carabineros.

“De la misma forma, solicitaron tomar declaraciones al vicario judicial, promotor de justicia, secretario canciller y notario”, indicó el obispado de Concepción en un comunicado.

Aseguraron, además, que le expusieron al fiscal Moya que las “copias de todas las carpetas e información relacionada con lo consultado ya habían sido entregadas con anterioridad al Ministerio Público”.

Se informó, además, que el obispo Fernando Chomalí no se encontraba en Concepción al momento de la diligencia.

Se espera que una vez finalicen estas diligencias, los persecutores regresen a Rancagua para comenzar con el análisis de todo el material recopilado.

Mañana, en tanto, esta agendada una nueva audiencia de revisión de cautelares de Óscar Muñoz, donde la fiscalía planea reformalizarlo.

#Tags


Seguir leyendo