Matrimonios y funerales en grupos reducidos, y misas por radio, TV e internet: Conoce las medidas del Arzobispado de Santiago en medio de la fase 4 del coronavirus

Diócesis Rancagua.

Diócesis Rancagua. (Foto: Iglesia)

Respecto de las celebraciones de Semana Santa, la institución eclesiástica "comunicará próximamente recomendaciones".




En medio de la Fase 4 del coronavirus en Chile, el Arzobispado de Santiago entregó una serie de medidas para enfrentar la contingencia sanitaria. Entre ellas, sobresale la celebración de misas diarias y dominicales en grupos de no más de cinco personas, la celebración de matrimonios y el desarrollo de velorios y funerales en grupos reducidos “proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice”.

Además, el Arzobispado comunicó que sus fieles “quedan dispensados del precepto dominical”, a quienes les solicitó participar en misas a través de internet, televisión o radio.

La lista de medidas

  1. Todos los fieles de nuestra Arquidiócesis de Santiago quedan dispensados del precepto dominical mientras dure la actual situación de crisis.
  2. Se solicita encarecidamente a los fieles seguir la Misa por radio, televisión y/o internet (ver información en www.iglesiadesantiago.cl). También invitamos a hacer la comunión espiritual, como medio de santificación y de unidad eclesial y a leer y meditar el evangelio diario disponible en la web.
  3. Desde hoy, lunes 16 de marzo de 2020, se pide a los sacerdotes que la eucaristía diaria –incluida la dominical- se celebre en grupos reducidos, no superiores a cinco personas. Si el sacerdote lo considera prudente, podrá decidir realizar la celebración de forma privada. Según la evolución de la crisis, estas medidas podrían modificarse, llegando incluso a la suspensión temporal de la celebración pública de la misa.
  4. Como una forma de ayudar a rezar en familia la arquidiócesis entregará subsidios a través de la web del arzobispado.
  5. En cuanto a matrimonios ya programados, y que no se puedan posponer, pedimos que se realicen en grupos pequeños y siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias. Los que no estén programados, solicitamos que se reagenden hasta superar la crisis.
  6. En relación a los velorios, invitamos a las iglesias a seguir prestando este servicio con acogida y disposición. También pedimos que los responsos se celebren de una manera simplificada y en grupos pequeños, siempre en diálogo con las familias, proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice.
  7. Para todos los demás sacramentos, se pide a los ministros aplicar la prudencia pastoral, siempre en contacto con los fieles y proponiendo, cuando sea posible, celebrarlos más adelante.
  8. Se deben suspender temporalmente las catequesis presenciales, como también charlas, encuentros formativos, conciertos, conferencias o eventos de carácter similar, en templos y dependencias diocesanas.
  9. Se invita a tener abiertos los templos para que todos los fieles que lo deseen puedan orar personalmente, y para que se atienda a las personas que por razones de fuerza mayor lo requieran.
  10. Se pide a los sacerdotes estar especialmente disponibles para atender a los enfermos, haciéndolo con prudencia, evitando así ser agentes de contagio.
  11. Respecto de las celebraciones de Semana Santa, el Arzobispado de Santiago comunicará próximamente recomendaciones.
  12. Nuevamente pedimos a todos respetar rigurosamente las indicaciones que vaya anunciando el Ministerio de Salud. Respecto a situaciones o consultas pastorales específicas, les pedimos escribir al mail comunicaciones@iglesiadesantiago.cl.

Comenta