El virus Hanta: Revisa los síntomas y qué medidas tomar para prevenir el contagio

Autor: La Tercera

La enfermedad evoluciona con rapidez hasta llegar a un cuadro de insuficiencia respiratoria grave y shock, por lo que es importante estar atento a los síntomas para ir a un centro de salud de ser necesario.


En el marco de la campaña “Por Un Verano Más Sano”, la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, la Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, y la Seremi de Educación Metropolitana, Bárbara Soto, entregaron hoy las medidas para prevenir el Virus Hanta.

Este virus se caracteriza por presentar fiebre, mialgias y trastornos gastrointestinales, seguido por un inicio repentino de insuficiencia respiratoria e hipotensión. La enfermedad evoluciona con rapidez hasta llegar a un cuadro de insuficiencia respiratoria grave y shock.

Al respecto, la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, destacó que “es fundamental que frente a la aparición de síntomas como fiebre, dolor de cabeza y/o molestias gastrointestinales, sumados a factores de riesgo como haber estado en áreas donde existe el roedor transmisor o haber tenido contacto con una persona en que se confirmó la infección por hantavirus, se haga de manera rápida la consulta en un centro de salud”.

La Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, manifestó que “es importante señalar que el ratón de cola larga elimina el virus a través de la orina, saliva o excremento y la enfermedad tiene un periodo de incubación de 1 a 3 semanas”. Otras posibles vías de contagio del virus son a través de la inoculación de mucosas –en ojos, nariz o boca- mediante el contacto de las manos contaminadas y, excepcionalmente, por la ingesta de alimentos o agua contaminada con secreciones infectadas o por la mordedura del roedor.

En los meses de verano el ratón colilarga aumenta su presencia debido a la mayor disponibilidad de alimento. Este roedor habita en sectores precordilleranos, desde la III a la XII Región, generalmente, vive en terrenos cuya superficie está cubierta en un 70% por malezas y arbustos, donde hay cursos o fuentes de agua, siendo su principal alimento la quila o colihue.

En la Región Metropolitana, el ratón se encuentra en pre-cordillera hasta los 2.200 metros y en todas las zonas agrícolas productivas asociadas a cursos de agua, que es fundamental para su sobrevivencia. Además, el roedor no vive a más de 30 metros de los cursos de agua. “En la Región, tenemos muchos lugares rurales que ofrecen las condiciones para su sobrevivencia y es importante señalar que el crecimiento poblacional ha invadido el hábitat de éstos y otros animales”, dijo Oyarce.

En 2017 se confirmaron 90 casos por Hantavirus a nivel nacional, registrando 25 fallecidos. Durante el 2018 se presentaron 33 casos y fallecieron 7 personas. En la Región Metropolitana durante el mismo año, hubo 2 casos, mientras que en 2017 se presentaron 5 casos. En ambos años, no hubo defunciones por Hantavirus.

Una de las recomendaciones principales es que se debe transitar por senderos o caminos habilitados y no internarse en lugares con vegetación abundante. Debemos evitar la recolección de frutos silvestres o leña, acampar en lugares abiertos donde no existan evidencias de roedores, y sobre todo, asistir a camping autorizados.

También se deben utilizar carpas con piso y enteramente selladas. La Autoridad Sanitaria explicó que “en las casas debemos sellar todas las aberturas por donde puedan ingresar roedores, mantener limpio y deshacernos de objetos que no utilizamos. También debemos mantener alimentos almacenados en envases herméticos y no mantener restos de alimentos, incluidos los de mascotas, al alcance de los roedores, lavando en forma inmediata lo utilizado y disponiendo los residuos correctamente en tarros de basura con tapa”.

Cómo prevenir el Hantavirus

Al interior de viviendas

  • Sellar con materiales resistentes (acero, cemento, etc.) todas las aberturas por donde puedan ingresar roedores.
  • Eliminar elementos en desuso que puedan servir como refugio a los roedores.
  • Realizar una buena disposición de basura, a través de tarros cerrados con tapa.
  • Mantener alimentos almacenados en envases herméticos.
  • No mantener restos de alimentos, incluidos los de mascotas, al alcance de los roedores, lavando en forma inmediata lo utilizado y disponiendo residuos tarros de basura con tapas.

Al exterior de viviendas

  • Previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos, abriendo puertas y ventanas. Posterior a esto rociar con solución de cloro para evitar la formación de aerosoles.
  • Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores todo el perímetro de la vivienda.
  • Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda. 7 días previos a esta acción, se recomienda desratizar el perímetro de la vivienda, para evitar migraciones de roedores al interior de ésta.
  • Al igual que al interior del domicilio, se debe disponer la basura en tarros debidamente cerrados. Si no hay posibilidad de recolección de ésta, se recomienda enterrarla diariamente en lugares alejados de la vivienda y cubiertos, a lo menos, por 30 centímetros de tierra.
  • Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua. Si no es potable, siempre utilizarla hervida.
  • Conservar bodegas (granos, leña, paja, herramientas, etc.), a más de 30 metros de la vivienda y bien ventiladas.

En el campo y en el camping

  • Transitar por senderos o caminos habilitados. No internarse en lugares con vegetación abundante. Limpiar el área donde se desea acampar.
  • Acampar en lugares abiertos y en camping autorizados. Utilizar carpas con piso y enteramente selladas.
  • Evitar recolección de frutos silvestres o leña.
  • Aplicar medidas de control de roedores dentro de campamentos (forestales, agrícolas, etc.)

#Tags


Seguir leyendo