Andrónico Luksic espera que histórica deuda del Banco de Chile se pague completamente el próximo año

Presidente de la Sociedad Matriz del Banco de Chile además indicó que les "importa de sobremanera el desempeño de la economía chilena".




El presidente de la Sociedad Matriz del Banco de Chile, Andrónico Luksic, aseguró que incluso con unos menores resultados obtenidos por el Banco de Chile este año, espera que la deuda subordinada que la entidad tiene con el Banco Central debido al rescate financiero ocurrido en los años 80, sea finiquitada el próximo año.

Luksic indicó que en abril de este año, SM Chile, sociedad que se creó en la década de los 90 para hacerse cargo de la deuda del banco, pagará al Banco Central UF 5,7 millones (unos $ 152.930 millones) como parte de la cuota anual.

Con esto, la diferencia que queda por saldar será de UF 3,1 millones.

"Con resultados similares e incluso inferiores a los obtenidos en los años precedentes, en abril de 2019 deberá completarse el pago de esta deuda, poniendo fin a un compromiso que se generó entre los años 1984 y 1987, para cubrir las pérdidas incurridas en los años 1982-1984", dijo Luksic en la memoria anual de la sociedad.

El presidente de la entidad además destacó que con esto, la deuda subordinada se pagará en un plazo de 23 años, 17 años menos que lo pactado como tiempo máximo.

Respecto a lo anterior, Luksic comentó que es resultado de la "eficiencia y buen manejo de los negocios" que ha tenido el Banco de Chile, a lo que se suma un entorno macroeconómico que ha sido beneficioso para el desarrollo del mercado financiero.

"Es por esto último que nos importa de sobremanera el desempeño de la economía chilena. Por lo anterior el Banco de Chile está y seguirá estando comprometido con todas las iniciativas que ayuden a fortalecer nuestra economía y la estabilidad económica, política y social de nuestro país", añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.