Las dudas que deja el cambio en la estrategia de comisiones de Planvital

PLanVital

Foto: GrupoCopesa/Archivo

Expertos creen que la AFP está en su derecho de subir su comisión, y resaltan que afiliados son libres de cambiarse. Pese a que la AFP prácticamente triplicó sus cobros, se mantendrá como la segunda más barata, tras Modelo.




Aunque era esperado, el alza de comisiones a sus afiliados anunciada el miércoles por Planvital (desde 0,41% del ingreso imponible mensual a 1,16%) abrió un debate en torno a los derechos de los afiliados y el real impacto de las licitaciones de nuevos afiliados sobre los cobros de la industria previsional.

Esto, porque el inédito ajuste implica que la AFP casi triplica el cobro actual mensual por administración a sus 779 mil cotizantes, la mayor parte de ellos sumados a su cartera tras adjudicarse dos veces consecutivas la licitación de nuevos afiliados que realiza la Superintendencia de Pensiones. Y si bien la AFP anunció igualmente que como parte de sus estrategia de precios, bajará las comisiones de en APV y cuentas 2, además de la eliminación de comisiones a sus pensionados, esto favorece sólo a unas 100 mil personas, costo que será mas que compensado con el mayor cargo en las cuentas obligatorias.

Pese a ello, según los expertos, la decisión de Planvital no empaña al proceso de licitación, que cumplió y bien" al generar "una competencia muy aguda en los periodos anteriores", según estima el ex superintendente de Pensiones, Alejandro Ferreiro. En ocho años, el precio promedio del sistema bajó desde 1,5% a 1,18%, y actualmente un 27% de los cotizantes paga por debajo de esa cifra.

Por otro lado, hay consenso en que el 0,41% de Planvital era "extremadamente bajo". "Planvital declara con esto que mantener un 0,41% no era sostenible al menos sin el ingreso masivo de los independientes", tema que fue postergándose sin que a la fecha se haya concretado su obligatoriedad, recuerda. "Se dieron cuenta que el beneficio de recibir en primera entrada a los nuevos integrantes del mercado laboral, era menor que el beneficio esperado de poder cobrar 1,16% en vez de, por ejemplo, un 0,76% y seguir debajo de AFP Modelo", sostiene. Sobre todo considerando que muchos de los afiliados "no se van a cambiar porque la gente es más pasiva", sostiene Ferreiro.

Por ello, lo importante es hasta dónde las personas son conscientes del precio. "Uno debiera esperar, que quienes están en Planvital evalúen si siguen en la AFP a 1,16%, o si la razón para estar en Planvital -que probablemente no es la AFP mas robusta del sistema y que no tenía las mejores rentabilidades-, es únicamente el precio. Y las personas tienen derecho a ejercer -y ojalá lo hicieran más-, su libertad por la vía de escoger su AFP".

Validez legal

La consultora previsional Mónica Titze, se atañe a la ley y recuerda que así como la AFP "está en todo su derecho de subir sus comisiones, los afiliados pueden traspasarse". Mientras, "Modelo al quedar como la más barata debe recibir a los nuevos afiliados. Es la ley y deben sujetarse a ella", dice. De hecho, el ajuste de precios de Planvital no cambia en nada el escenario posible luego que la última licitación de nuevos afiliados se declarara desierta.

Así, la Superintendencia de Pensiones podría lanzar un nuevo proceso o bien adjudicar la cartera a la más barata del sistema, que desde agosto - y en las condiciones actuales-, sería Modelo.

El académico de la Universidad de Chile, José Luis Ruiz, recuerda que si bien la estrategia de Planvital evidencia el oportunismo detrás del proceso de licitaciones, a diferencia de Modelo -que entró con un modelo de low cost -, Planvital venía con un modelo antiguo de muchas sucursales y "cuando quiso reducirlas, la superintendencia no se lo permitió" afirma.

"Obviamente nadie quiere que le suban la comisiones, pero siempre estará el argumento de que tampoco se fueron al extremo de la más cara. Desde agosto serán la segunda más barata", destaca. Además, si uno compara el precio de Planvital antes de las licitaciones y este nuevo precio, la AFP redujo sus cobros primero en un 80% al pasar de 2,36% a 0,41%, y 50% al pasar al 1,16%.

Visiones más críticas afirman que lo importante es preguntarse si la licitación de nuevos afiliados se está volviendo o no una suerte de oportunismo para las AFP que quieran ganar una participación de mercado y luego subir los precios. De hecho, este fue uno de los escenarios analizados cuando se estudió la aplicación del modelo, como parte de las recomendaciones de la Comisión Marcel, para la Reforma Previsional de 2008. Para algunos, un alza de 180% en cualquier otra industria habría generaría mucho más ruido.

Comenta