Anna Faris revelará sus más íntimos secretos en su libro "Unqualified"

unqualified

Instagram @annafaris

Su separación de su primer matrimonio con Ben Indra, su relación con Chris Pratt, cirugías estéticas y otras confesiones en el próximo libro de la comediante estadounidense.




Anna Faris está dejando atrás el torbellino que provocó la separación con su esposo de ocho años, Chris Pratt con el próximo lanzamiento de su libro personal Unqualified.

El libro que cuenta cómo fue la separación de su primer matrimonio con Ben Indra, su fogosa relación con Chris Pratt y sus cirugías estéticas llegará a las librerías a finales de octubre y ya se puede anticipar de lo que vendrá.

En Unqualified, Anna cuenta que luego de tres años de matrimonio con Ben Indra "ninguno de los dos era feliz en la relación". Un día que todos los del equipo de Take Me Home Tonight se fue de fiesta, Indra la visitó al set de grabación y se fueron a casa temprano. Al día siguiente, Topher Grace, compañero de grabación, le preguntó "¿Anna? ¿Qué diablos haces con este tipo?". Esa pregunta fue como "un balde de agua fría en la cara".

[embed]https://www.instagram.com/p/BZjjityHYK8/?hl=es&taken-by=annafaris[/embed]

Luego de reflexionar y pedir consejos a sus amigos más cercanos, Anna tomó la decisión de acabar con el matrimonio. En su crisis matrimonial apareció Chris Pratt y la química fue inmediata. La actriz admite en el libro que quería "desesperadamente" hacer el amor con él.

"(Estar juntos) fue lo más hot y fuerte que haya experimentado jamás", cuenta en su libro. Con Chris estuvo casada por ocho años y tuvieron un hijo. Pero el seis de agosto, ambos anunciaron oficialmente que estaban legalmente separados.

Anna Faris cuenta también las cirugías estéticas que se realizó. Cuando filmaba The House Bunny, en 2008 comenzó a inyectarse en los labios numerosas veces pues no veía cambios, hasta que sus amigos le decían que ya se veían muy grandes.

Cuando cumplió 30 y con autorización de Pratt, Faris se agrandó los senos. A diferencia del relleno en los labios, no se arrepiente de esta última intervención.

Comenta