Fundación busca familias de acogida para niños en riesgo e incluye las homoparentales

Corporación Opción lanzó esta campaña. De los 50 hogares contactados, cuatro corresponden a personas del mismo sexo. El Servicio Nacional de Menores dijo que no se pronuncia sobre iniciativas comunicacionales de organismos colaboradores.

Según estadísticas del Servicio Nacional de Menores (Sename), durante 2015 hubo 7.879 niños que debieron ser separados de sus progenitores por decisión de los tribunales de familia producto de vulneraciones a sus derechos. Aproximadamente, el 30% de ellos fue derivado a familias de acogida, que son personas que los cuidan durante un tiempo, y el 70%, a centros de protección.

Esta institución ha señalado que existen cerca de 2.500 familias de acogida a lo largo del país, inscritas en 65 programas de organismos colaboradores, quienes de manera autónoma realizan diversas campañas para captar a las personas que quieran convertirse en estos refugios momentáneos para el cuidado de los niños, previo a un proceso formal de adopción por parte de una familia definitiva.

Uno de estos organismos es la Corporación Opción, que lanzó una campaña publicitaria a través de diferentes soportes, entre ellos el Metro de Santiago, para captar a familias que deseen sumarse a esta tarea. Y esta vez la entidad abrió el mensaje a todo tipo de éstas, incluidas las homoparentales, es decir, constituidas por parejas de dos hombres o dos mujeres.
Se trata de la primera campaña pública de esta fundación, y que en nueve regiones gestiona la protección y el cuidado de menores en situación de abandono.

El colorido cartel de la campaña, a través de dibujos no de frases literales, motiva a matrimonios jóvenes o de la tercera edad, hombres o mujeres sin vínculo conyugal y a parejas del mismo sexo a acercarse y postular, teniendo como primer requisito la disponibilidad de tiempo para el cuidado de un niño o una niña.

La directora de la Corporación, Consuelo Contreras, explicó que “nosotros atendemos 20 mil niños al año; son todos casos de maltrato, abuso sexual y explotación sexual, entre muchos otros factores negativos, y la familia no es necesariamente la tradicional, nunca ha sido así. Los niños requieren del cuidado de adultos y nosotros abrimos el abanico a todas las expresiones de familia que existen en Chile. Creemos que esa es la verdadera realidad de nuestro país”.

Consultado el Sename, a través de su departamento de comunicaciones, señaló a La Tercera que “no le corresponde pronunciarse respecto de campañas comunicacionales de organismos colaboradores”.

Parlamentarios

El diputado René Saffirio (IND) comentó que “las familias de acogida son muy importantes para abordar transitoriamente el problema de niños y niñas en situación de abandono. Son parte de una responsabilidad social. A mi parecer, las familias de distinto o del mismo sexo no tiene ninguna importancia, considerando lo catastrófico del sistema del Sename y la necesidad de avanzar en el concepto cultural de familia que se maneja en Chile”.

El diputado Juan Antonio Coloma (UDI), en tanto, sostuvo que “hay que pensar si el derecho es del niño o de los cuidadores; nosotros creemos que el menor debe recuperar la familia que perdió, y eso es con un padre y una madre. A ese ambiente se debe devolver al menor que ha sido objeto de violencia. Y me parece insólito y cómplice que el Sename no se quiera referir al tema cuando ellos (Opción) reciben subvención del Estado; queremos saber qué piensan cuando se está promoviendo algo contrario a la legislación”.

Protocolos

Ser mayores de edad y tener un tiempo suficiente para el cuidado de niños son los primeros requisitos para acercarse a la Corporación Opción, quienes desarrollarán, en un plazo de cinco a seis meses, un seguimiento de las personas que ingresen a trabajar como hogares de acogida, con test psicológicos y psicosociales acordes para cuidar a un menor.

A la fecha, la fundación ya ha tenido un acercamiento con 50 familias. De éstas, se informó, un tercio son parejas jóvenes con hijos, un quinto no tiene hijos y un número similar son mujeres solas sin hijos; y cuatro de las familias postulantes son homoparentales.

Respecto del proceso para acoger a un niño de entre 0 y 17 años -lo que se puede extender por meses-, se trata de una determinación de cada tribunal, sin intervención de otra entidad. Luego, es el organismo colaborador el que decide a qué familia le entrega ese menor en riesgo.

“Nosotros tenemos 20 años atendiendo a niños víctimas de abusos y no tenemos miedo a dar este paso”, precisó Consuelo Contreras, directora de la entidad.

El presidente de la Fundación Iguales, Luis Larraín, manifestó que “las organizaciones que trabajan con niños lo tienen claro, pero es muy bueno que el tema de la apertura de los criterios se visibilice para que la gente se dé cuenta de que efectivamente no existe ningún tipo de diferencia en la crianza o en el cuidado de los niños”.

Rolando Jiménez, del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), expresó que “los mitos, las caricaturas y los estereotipos de lo peligroso que es, entre comillas, que una pareja de homosexuales cuide a un niño, se cayeron hace rato, cuando instituciones como Opción, que no son focalizadas en la diversidad sexual, promueven el cuidado de menores que están en situaciones de riesgo social, lo que es una tarea muy importante”.

Seguir leyendo