Exclusión laboral, talento a la deriva

desempleo

Ricardo Délano G., Director Ejecutivo Fundación Emplea.



En Chile, según el INE, existe más de un millón y medio de personas excluidas del mundo del trabajo, pese a declarar interés y necesidad de trabajar. No cuentan como desempleados ni son parte de la fuerza laboral. Técnicamente, se les llama “inactivos potenciales” y son, en su mayoría, población vulnerable, con brechas y limitaciones.

El 59% de este grupo lo integran mujeres, el resto son jóvenes, migrantes, adultos mayores o personas con discapacidad, que tienen talento y potencial, pero hoy están destinados a conformar un “pasivo laboral”. Superan en número a la población total de las tres regiones más australes del país, pertenecen al 40% más vulnerable de nuestra sociedad, y no ven factible conseguir un empleo formal.

¿Por qué hablar de estos “irrelevantes laborales” justo ahora que el número de personas que están perdiendo el trabajo se está disparando?

En Chile necesitamos más que nunca potenciar políticas públicas de empleabilidad efectivas, que generen oportunidades reales de conseguir y mantener un empleo. Necesitamos impulsar programas de intermediación laboral, complementando las tradicionales capacitaciones en oficio, que no son escalables por su duración y alto costo. El desempleo hoy se acerca con fuerza al millón de personas, y si a esto le sumamos todo el universo de inactivos potenciales que ha pasado de 791.000 a más de 1.700.000 personas desde la medición de diciembre 2019 a la última, de abril 2020, podríamos totalizar con un número difícil de digerir.

Llevamos casi 20 años discutiendo respecto de nuevas políticas de empleabilidad, pero la discusión no se ha traducido en una oferta pública competitiva. Hoy es el momento de retomar esta discusión, con evidencia de programas costo-efectivos en países desarrollados y potenciar programas de apresto y conexión laboral, ágiles, enfocados en el candidato y en resolver sus brechas de acceso, motivación y redes de apoyo, con foco en los resultados.

Desde Fundación Emplea estamos disponibilizando modelos técnicos y pilotos alentadores, utilizados en programas de reconversión de ejecutivos. Es urgente avanzar en dispositivos de activación laboral, para desarrollar una oferta metodológica que hoy no existe. Es fundamental trabajar desde el estado, el sector privado y la sociedad civil, para generar programas e incentivos que favorezcan este ecosistema, y una mesa técnica de activación laboral puede ser un primer paso. El tiempo es el principal enemigo, existe mucho talento país a la deriva.

Comenta

Imperdibles