Maneras de pensar

900x600-cerebroOK



Es difícil entenderse en la sociedad porque hay diferentes maneras de pensar. Por ejemplo, la ciencia es estrictamente racional y busca resolver la pregunta del cómo. Es el camino del conocimiento. Aquí no hay espacio para la ignorancia ni la opinión. La ciencia, a su vez, engendra la tecnología, que es una extensión material de la razón. La espiritualidad se pregunta el porqué; es ontológica, intuitiva, es experiencial y por ende es otra lógica muy diferente, ya que la totalidad supera completamente el alcance de la razón pura.

Hay un espacio intermedio que es la filosofía, que puede ser más racional o más espiritual; ambas son, por cierto, caminos a la sabiduría. Espiritualidad y filosofía se preocupan del sentido humano. La ciencia propone cosmologías, la espiritualidad cosmogonías. Pero también está el ámbito de las artes, que agrega a todo lo anterior emociones y hermenéutica. El arte es en general una buena invitación a la tolerancia, a la apertura de la mente. Finalmente están las humanidades que de alguna manera unen todo lo anterior, pero desde la mirada de la sociedad.

Las ideologías deberían ser una buena mezcla de todos, pero en general no lo logran. Hay ideologías (de todos lados) que se parecen más a religiones basadas en dogmas. Esas ideologías no saben transar, que es el dominio de la razón y de las humanidades, y desde luego de la sana convivencia democrática. En la ciencia hay énfasis en objetividad; en todo lo demás hay subjetividad.

Desde el siglo 17 en adelante el avance de la ciencia ha ido copando casi todos los espacios de la sociedad. La ciencia y la tecnología sin duda generan bienestar material, pero dejan intocadas las preguntas fundamentales del ser humano. Las diversas religiones han ido perdiendo fuerza relativa. La inmediatez ha reemplazado la mirada larga. La superficialidad de la opinión ha reemplazado la fuerza profunda de las ideas.

Ni la ciencia, ni la fe, ni el arte, ni las humanidades son "la realidad". Son solo maneras de relacionarse con lo que sea que es la realidad. Son modelos, mapas, no el territorio. Sin embargo, sus exponentes "creen" que es la realidad y presentan sus modelos como verdades. Todas estas formas de pensar han cambiado sus modelos de realidad en el tiempo, en particular la ciencia, las artes y la filosofía, lo que demuestra que son modelos, interpretaciones. La verdadera educación es la que debe enseñar a pensar simultáneamente en todos esos lenguajes diversos. El entrenamiento es apenas la especialización en alguno de ellos. Como la civilización occidental en la que vivimos va de manera creciente a la especialización, por razones estrictas de productividad al servicio del mundo material, poco a poco va fragmentando nuestra manera de pensar y, a la larga, ocurre lo que vemos hoy: es cada vez más difícil comunicarse y llegar a acuerdos. La máquina es la diosa de la especialización. La universidad dejó de ser tal y pasó a ser una herramienta de la especialización. Los jóvenes no van realmente a la universidad sino a carreras específicas. Así, la explosión del conocimiento ha sido fenomenal, pero fragmentada.

Sin duda la solución no es volver atrás. Debemos aceptar la validez de maneras de pensar que aportan otro espacio de realidad que nuestra forma de pensar no sabe capturar. Debemos repensar el modelo educacional del futuro de manera radical. El sistema actual ya no es capaz de evolucionar. La sociedad como un todo es la escuela del futur,o con un sistema comunicacional y stock de conocimiento jamás conocido. La mente es como los paracaídas: solo funciona cuando se abre.

Comenta

Imperdibles