El mundo al revés



SEÑOR DIRECTOR

La propuesta Admisión Justa argumenta que busca rescatar el derecho de los padres a elegir el colegio de sus hijos. Sin embargo, al dar al colegio el poder de decisión sobre que estudiantes admitir, el proyecto de ley debilita las posibilidades que los padres ejerzan el derecho de elección. Así, son los colegios los que eligen a las familias.

A su vez, las expectativas de la familia y la sociedad son que los colegios agreguen valor al desarrollo y aprendizaje de los estudiantes. Al proponer que la selección se base en los méritos del estudiante para que el colegio sea más efectivo, el proyecto de ley espera que los estudiantes agreguen valor al colegio.

Chile necesita políticas que fortalezcan la decisión de la familia y esto pasa por tener una amplia oferta de colegios de calidad que agregan valor a lo que la educación en el hogar aporta.

Para este propósito, entre otros, sería más productivo que el gobierno impulsará una ley de carrera directiva, que promueva la atracción, formación y retención de buenos docentes directivos. La evidencia señala que después de los docentes, el liderazgo escolar es el segundo factor que explica los resultados que logra un colegio. Fortalecer este aspecto de nuestro sistema educativo es una deuda pendiente en la ley de carrera docente.

Carmen Montecinos

Directora de Líderes Educativos Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Abogados

Comenta

Imperdibles