Cómo el 5G transformará la industria musical

El rápido avance tecnológico y la llegada del 5G serán la puerta de entrada para una industria reinventada que, a través de nuevas experiencias, realidad aumentada y velocidad de transmisión, estima un ingreso de 1,3 billones de dólares para 2028.


El ejemplo es muy claro y se puede ver desde Latinoamérica. En plena pandemia, CleverIt, compañía de servicios tecnológicos chilena, prestó su tecnología a una productora finlandesa. Gracias a sus soluciones, la banda de la misma nacionalidad, Nightwish, pudo dar su primer concierto virtual frente a 150 mil personas. Esto dio paso a un récord. Su concierto fue el show con más asistentes en la historia de Finlandia, marcando un hito y una tendencia que solo llegó para quedarse.

Luis Sabina, experto en tecnología de CleverIt, explica un panorama mundial que ha sido muy evidente en su desarrollo. El 5G y el avance tecnológico están cambiando el escenario para todas las industrias, sobre todo la musical. Si bien el ejemplo de Finlandia aún no llega a ese punto específico, es el comienzo de un cambio estructural. “El 5G va a modificar la forma en que se interactúa con el artista. En el caso de los conciertos, más allá de la pandemia, donde hay una tendencia al streaming, se va a quedar este formato y va a ser la norma. Es una situación muy cómoda y mucho más rápida”, explica el experto.

Y es cierto. El 5G ofrece una velocidad de transmisión de datos tan alta que el consumo de la música, tanto en vivo como en estudio, va a aumentar con ella, con la posibilidad ininterrumpida de llegar a gente en lugares remotos que antes no podía y en forma directa. Un beneficio para el consumidor y el artista que incluso podría potenciar sus ganancias con esta nueva llegada expandida.

“El 5G va a poner de moda lo remoto, nos va a permitir transmitir una cantidad tan impresionante de datos que todos esos acercamientos se pueden hacer realidad al alcance de un click”, comenta Luis Sabina.

El grupo Nightwish dio un concierto virtual frente a 150 mil personas. Es el show con más asistentes en la historia de Finlandia, marcando un hito y una tendencia que solo llegó para quedarse.

“En el mundo ya se empieza a desplegar 5G y se espera que impacte industrias como la de la música, donde debería transformar, por ejemplo, los festivales y conciertos en el mediano plazo”, plantea Francisco Guzmán, director de Claro empresas. Además de ser transmitidos por streaming en muchísima mejor calidad, dice el ejecutivo, “se ha indagado en incorporar tecnología como la realidad aumentada, que permite que la experiencia sea mucho más inmersiva. Otros, hoy experimentan en las experiencias simultáneas con músicos de distintos países, que convergen en una pantalla de manera sincrónica, prácticamente, sin latencia”.

La experiencia en vivo

El avance del streaming es solo una de las miles de partes en el engranaje de la industria musical. El 5G, eventualmente, podría mejorar el acceso en forma directa y la interacción con el artista en un espacio real y concreto, mejorando también la experiencia de la música en vivo.

En 2019, la banda británica MUSE usó la tecnología 5G de la compañía Elk, empresa destacada por su tecnología de punta. En su tour, la banda pudo trabajar usando su sistema de audio, el que permitió tener una experiencia de concierto sin latencia en los parlantes, algo que ha ido empeorando a medida que los estadios se van haciendo más grandes, y que para ello el 5G es una solución. Además, ayudó con el desempeño de guitarras sintetizadas personalizadas y códigos en el concierto que aumentaban la experiencia del asistente. Una tecnología que está comenzando a implementarse en Estados Unidos y se espera que termine siendo ocupada en todo el mundo.

Luis Sabina adelanta que esta tecnología podría ayudar en muchas más cosas que la latencia y el sonido por el aumento masivo del ancho de banda. “El uso de drones en los conciertos es algo que ya comenzó y se va a masificar, eso hará que se pueda tener una visión mucho más amplia. Además veremos cascos de realidad virtual y realidad aumentada para tener muchos más datos e información en el mismo concierto”, afirma.

Sin contar que este tipo de tecnología podría ayudar a tener una experiencia conjunta desde dentro y fuera del recinto. Un casco de First Person View con acceso al 5G, eventualmente podría interactuar de forma remota con un amigo que no pudo ir al concierto, para que lo vea desde el punto de vista del asistente.

Para Álex Hernández, productor y director a cargo de espectáculos como el Festival de Viña del Mar, esta nueva realidad presenta un desafío para la industria como la conocemos. “Está cambiando radicalmente como son los shows en vivo, porque ahora la gente no espera que otros sean los protagonistas de un entretenimiento pasivo y ellos solo observar desde fuera”.

En 2019, la banda británica MUSE usó la tecnología 5G de la compañía Elk y pudo trabajar usando su sistema de audio, el que permitió tener una experiencia de concierto sin latencia en los parlantes.

Hoy, comenta Hernández, “ellos son los protagonistas en primera persona y eso los vincula de manera más profunda en la entretención. En ese sentido, la manera de hacer música en vivo tiene que reinventarse, y lo está haciendo”. Este cambio, según explica, es porque el 5G y el metaverso están transformando la manera en que la gente disfruta de la música. “La audiencia hoy ya no está en el mundo 100% ‘real’. Lo que entretiene es lo que ‘parece real’ pero no está físicamente, por eso, el evento en vivo, que es imposible de reemplazar, sí tiene que cambiar con todos estos elementos nuevos, hacerlos parte”.

Producción musical

La industria de la música en el mundo y en Chile se verá transformada por una generación completamente nueva en donde los instrumentos musicales, herramientas de audio y maquinarias estarán completamente habilitados para el internet y el 5G.

Para Matías Alegría, productor chileno que ha trabajado con famosos artistas contemporáneos como Pablo Chill-E, Gianluca y Marcianeke, hoy la transmisión de datos a alta velocidad es primordial para el desempeño en el estudio. Tiene que ver con el beneficio de la inmediatez. Mientras más datos menor latencia y mejor experiencia de la calidad, no solo de audio, sino de producción en sí.

“No es coincidencia que compañías tan grandes como Facebook quieran implementar el metaverso, algo que se puede experimentar en reuniones y shows. Tengo colegas que están en metaverso haciendo música. El avance de la tecnología y la llegada del 5G harán esa realidad mucho más cercana”, comenta el productor.

Se refiere a una nueva manera de producir música en el espacio virtual. Algo que describe como llegar a un estudio con los mejores sillones, pantallas gigantes, maquinaria de primera línea y pizarras electrónicas, pero en modo videojuego. Allí, productores de todo el mundo conviven en tiempo real en forma de avatar y producen en conjunto a través de cascos virtuales, lentes inteligentes y gadgets que simulan una visita real al estudio.

Esa experiencia agiliza el proceso de hacer música y mejora su calidad. Un beneficio de la tecnología y próximamente el 5G, el que también actualizará para siempre las máquinas y programas con los que se hace música. “Todo va de la mano, los nuevos programas tienen algoritmos que reaccionan automáticamente a las ondas de sonido y actúan en los procesos de audio, facilitando muchísimo el trabajo por su rapidez”, afirma.

La rapidez dejará antiguas maneras de enviar archivos pesados, hacer stream de audio y trabajar en conjunto con gente que está en otros países. “Antes era mandar correos con pedazos de canciones que podrían sonar en peor calidad que su versión original. Hoy es mostrar el material en tiempo real con la misma calidad que tiene en el estudio. Hacer música online es el futuro”.

Un futuro prometedor

Hace un par de meses, la revista Rolling Stone predijo que el impacto de 5G afectaría las tendencias musicales cambiando toda la industria completa, desde la producción hasta cómo se paga una entrada. Una predicción que se condice con la rapidez en la que el 5G se ha introducido en el mundo. Según un informe publicado por la GSA, la quinta generación de tecnologías móviles estaba disponible comercialmente en 58 países en junio de 2021, algo que podría llegar a mil millones de usuarios en tres años y medio, sin contar que, para estos fines, ni siquiera es necesario que el 5G esté instalado en forma completa y formal en el país usuario.

La transmisión en vivo será cada vez más atractiva a medida que 5G permita a los artistas brindar experiencias digitales complejas a sus fanáticos en tiempo real. Los artistas podrían entonces incorporar la realidad aumentada con elementos visuales digitales y sonido, para brindar una experiencia artística completamente diferente a décadas pasadas.

En Estados Unidos marcas como Capitol Music Group junto con 5G Labs de Verizon se unieron para crear programas de tecnología 5G para artistas, donde tienen acceso a una etapa de producción virtual con tecnología 5G, un estudio de captura volumétrica para crear hologramas, tecnología y herramientas de producción de realidad extendida, incluso NFTs.

En Chile, aún se están dando los primeros pasos en esta materia. “Chile es uno de los países más avanzados en cuanto a tecnología y cómo esta se aplica a las diferentes industrias. Hay ejemplos de lo que hemos hecho desde aquí hacia otros países y también los productores lo están incorporando”, explica Luis Sabina de ClevetIt.

Un futuro prometedor que, según Álex Hernández, está a la vuelta de la esquina con el avance sobre todo de los teléfonos en la vida de las personas. “El 5G va a ser una revolución a corto plazo, la conectividad permitirá que todo se agilice y que los smartphones pasen a ser aún más protagonistas en la vida cotidiana, muy ligado al mundo del entretenimiento. Es la inmediatez de que hoy ya las personas saben lo que pasa sin esperar que venga un medio a contarles”.

El fenómeno habla del cambio estructural en el espectáculo, que con ayuda de la tecnología ha sido protagonista de una democratización de la entretención. El director afirma que este cambio en la tecnología aumentará esa democratización, una que comenzó con la descarga de música en Napster hace 20 años y que hoy se traduce en la inmediatez de compartir en todos lados y en el tiempo que se quiera todo lo relacionado con el arte.

“Hoy, ni siquiera hay que descargar la música, esta está online junto a miles de extras. Ya no es solo la canción, sino que es el contenido exclusivo de cómo se hizo la canción, el video, la historia de la inspiración. Es mucho material y este tiene que estar disponible siempre”, dice el exdirector del Festival de Viña del Mar. Según su visión, hoy el músico que no es opinante, creador de contenido y líder de opinión no existe, es solo un personaje fugaz.

En un futuro, Chile y sus productoras podrían aspirar a traer la misma tecnología del concierto de MUSE (la que también tuvo un paso por el país en 2019 cuando la banda tocó en la Pista Atlética del Estadio Nacional) pero con todos sus conciertos y espectáculos en vivo. La red inalámbrica ya se está implementando y se integrará con todos los principales proveedores de servicios inalámbricos en otras partes del mundo, por lo que es solo cuestión de tiempo para ver estos cambios en la escena musical nacional, una escena que globalmente se estima que, gracias a la innovación, tenga un ingreso de 1,3 billones de dólares para el año 2028.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Tres emprendedoras reconocidas este 2022 por los premios InspiraTEC analizan cómo recibe el mundo hoy a los negocios liderados por mujeres en ciencia y tecnología, y entregan consejos para quienes quieran seguir sus caminos.