Amenaza RN y UDI ante votación por retiro de fondos de AFP aumenta tensión con el gobierno

En la tarde ministros del comité político se reunieron con jefes de bancadas oficialistas donde se descomprimió en algo el ambiente.

Ministros del comité político se desplegaron este martes para intentar ordenar al oficialismo con miras a evitar una derrota en el Congreso.




En medio del tenso clima interno en el oficialismo y en la antesala de que este miércoles la Cámara de Diputados vote la reforma constitucional que permite el retiro de fondos previsionales, iniciativa que se presentó como una forma de hacer frente a la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus, los ministros del comité político activaron este martes intensas gestiones para alinear a Chile Vamos.

En La Moneda hay preocupación por los resultados de esa votación, debido a que, reconocen, podría agudizar la crisis al interior de la coalición y, además, significaría una dura derrota para el gobierno en el Congreso. Particularmente del nuevo comité político, al cual se integraron a inicios de junio Claudio Alvarado (Segpres) y Cristián Monckeberg (Desarrollo Social).

Así, las tratativas se dieron luego de que varios legisladores del sector, incluyendo a las bancadas de la UDI y RN, se mostraran abiertos a legislar la moción opositora que permite a los cotizantes retirar hasta un 10% de sus fondos de AFP.

Desde el partido liderado por Jacqueline van Rysselberghe, quien este martes calificó de “insuficiente” el plan de apoyo a la clase media que anunció el Presidente Sebastián Piñera, emitieron una carta -adherida por 10 diputados y un senador- en donde manifestaron su apertura ante el debate.

“Somos parte de la coalición de gobierno, pero estamos abiertos al diálogo y a romper paradigmas”, sostuvieron, agregando que “no defenderemos porque sí un sistema previsional que tiene más de 40 años y fue creado en otro tiempo y con otra lógica. Primero está la gente que representamos y luego la economía”.

En RN, el escenario era similar. El presidente de ese partido, Mario Desbordes, había planteado hace semanas que era partidario de evaluar la iniciativa, la que ha sido insistentemente resistida por el gobierno. Aunque sostuvo que hasta el momento se inclinaba por abstenerse en la votación.

Los votos que pueda aportar Chile Vamos, serán cruciales para viabilizar la iniciativa. El texto, al ser una reforma constitucional transitoria, debe ser ratificado por 3/5 de los legisladores en ejercicio, es decir, 93 votos. Actualmente la centroizquierda cuenta con 83 parlamentarios en la Cámara Baja. Y si bien legisladores independientes como Pepe Auth adelantaron su rechazo, en el sector están “esperanzados” en que obtendrán los 11 desmarques oficialistas para que el proyecto avance.

Gestiones de La Moneda

Fue en ese contexto que este martes se dieron una serie de conversaciones entre el gobierno y Chile Vamos. El primero fue entre Alvarado y algunos diputados UDI, instancia en la que el secretario de Estado pidió estar ordenados en la votación.

Más tarde, a las 16.30, el titular de Interior, Gonzalo Blumel, encabezó otro encuentro en La Moneda con los jefes de bancadas del oficialismo, donde también estaban convocados los ministros Alvarado y Monckeberg.

En la cita, que duró más de tres horas, los jefes de bancadas advirtieron que si el gobierno quería evitar que prospera el proyecto de retiro de pensiones, tenían que mejorar sustantivamente sus propuestas para la clase media. Así, los ministros tomaron nota de las ideas del bloque y aseguraron que recogerán varias de ellas, una de las cuales podría ser un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para la clase media, idea que la UDI ha pedido en más de una ocasión.

De hecho, fuentes del partido dicen que la apertura de diputados a votar a favor del retiro de pensiones es solo una manera de “presión” para que La Moneda recoja esa idea.

Tras la cita, dando una señal de unidad, los dirigentes hicieron un punto de prensa en conjunto. Ahí, valoraron la disposición del gobierno a comprometer nuevas medidas. Desde La Moneda, plantearon que los parlamentarios buscarán ordenar a sus bancadas.

En todo caso, según fuentes del oficialismo, antes del encuentro con el gobierno, en la bancada gremialista había al menos 10 parlamentarios que manifestaron su disponibilidad para aprobar la iniciativa -los mismos que adhirieron a la carta-, entre ellos, Celso Morales, Sergio Gahona y Javier Hernández.

En RN, en tanto, se hablaba de al menos siete diputados abiertos a respaldar la moción opositora. Además del presidente de la colectividad, también mantendrían esa postura Andrés Longton, Jorge Durán, Francesca Muñoz, Miguel Mellado, Andrés Celis y José Miguel Castro.

Con todo, las bancadas de la UDI y RN se reúnen esta noche, por separado, para fijar una determinación definitiva. En tanto, este miércoles el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, se reunirá de manera separada con las bancadas oficialistas.

La apuesta opositora

En paralelo, en la centroizquierda apostaban a que los legisladores oficialistas aprobaran la idea de legislar de la iniciativa. Esto, porque al no tener urgencia, cualquier enmienda que se presente este miércoles en sala haría volver el texto a la Comisión de Constitución.

En tanto, la bancada PPD logró revertir en la sala, la inadmisibilidad de un proyecto con las mismas ideas matrices. En el Senado avanza otra iniciativa similar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.