De Boric a Desbordes: las reacciones del mundo político a la visita de Piñera a Plaza Italia

Diferentes reacciones manifestaron desde las fuerzas políticas al sorpresivo paso del mandatario al lugar que fue punto de convocatorias y protestas durante el estallido social. "Es una provocación despreciable", aseguró Gabriel Boric; "No puedo aceptar que se pretenda que cualquier ciudadano chileno no puede circular por algún lugar", señaló el presidente de RN, Mario Desbordes.




Como muchos usuarios en las redes sociales, desde el mundo político hubo opiniones divergentes respecto a la comentada visita del presidente Sebastián Piñera, durante la tarde de ayer viernes a Plaza Italia, en la comuna de Providencia, que actualmente es una de las que se encuentra bajo cuarentena total.

Según comentó el mandatario, la situación ocurrió cuando regresaba a su domicilio y, al pasar por el lugar, decidió bajarse a saludar a los carabineros y militares que trabajan en el sector como parte del control de la población que entra y sale hacia las seis comunas en cuarentena en la capital: Santiago, Providencia, Ñuñoa, Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea.

Sin embargo, las reacciones no tardaron en llegar. El diputado Gabriel Boric (Convergencia Social), manifestó en un post publicado en su cuenta de Twitter su desacuerdo con la idea de Piñera, más aún, la calificó como una “provocación”. “El permanente afán de protagonismo de Sebastián Piñera atenta contra el liderazgo que requiere un jefe de Estado en circunstancias normales, pero sobre todo en una crisis como la actual. Su visita a Plaza de la Dignidad durante la cuarentena es una provocación despreciable”.

Por su lado, la diputada Karol Cariola (PC) fue igualmente crítica y también manifestó la idea de la vista como “provocación”. “Que ruin y frívolo Presidente, un golpe muy bajo de su parte. En Plaza de la Dignidad estallaron ojos, vidas. Los carros bajo su mando le fracturaron la cadera a un muchacho, a otro lo dejaron ciego. No está a la altura del cargo un Pdte q sale a provocar a sus propios ciudadanos”.

Desde otros partidos de la ex Nueva Mayoría, el presidente de PPD, Heraldo Muñoz, también expresó en 140 caracteres su malestar con la presencia del mandatario en el habitual punto de reunión para celebraciones en la capital. “Increíble! El Pdte Piñera se pasea por Plaza Italia/Dignidad mientras el gobierno pide a la gente q se quede en casa, Esta es una provocación e irresponsabilidad, impropia para un jefe de estado en plena crisis de pandemia, q divide al país en momento en q se requiere unidad”.

Una idea similar manifestó el vicepresidente de dicho partido, y exvocero de gobierno, Francisco Vidal. Además cuestionó la explicación del presidente para bajarse del automóvil en el lugar. “Parece que el Presidente está mintiendo. A cabo de ver las imágenes cuando el se baja del auto y no saluda a ningún uniformado porque no están. Estamos ante una provocación para millones de chilenos y chilenas”.

Por su lado, el senador Manuel José Ossandón (RN), habitual voz crítica en la derecha, también fue crítico con la iniciativa del mandatario. “Los líderes tienen que estar a la altura de las circunstancias. Cuando Chile necesita unidad, cooperación, templanza no hay espacio para perder el foco y olvidarse de lo único que hoy importa: la vida de nuestra gente", escribió en su cuenta de Twitter. “Presidente: los autoretratos pueden esperar”, remató.

Pero, el presidente de RN, Mario Desbordes, respaldó al mandatario. Una opinión no menor, considerando que en el último año, el timonel ha mantenido diferencias en diversos temas con La Moneda -por ejemplo en el asunto de la administración del 4% adicional de las pensiones o la idea de rebajar el número de parlamentarios-, y fue uno de los artífices del acuerdo con la oposición que permitió el llamado a plebiscito nacional, postergado por la crisis sanitaria del COVID-19.

Aunque ya había escrito una reacción en su cuenta de Twitter, en esta jornada Desbordes se explayó sobre el asunto. “Lo que no puedo aceptar, lo que me parece completamente antidemocrático, es que se pretenda que cualquier ciudadano chileno no puede circular por algún lugar, no puede pararse en algún lugar. La Plaza Baquedano, la ‘Plaza Italia’, la ‘Plaza de la Dignidad’, como usted quiera llamarle, no es propiedad de nadie, no es un estadio de fútbol donde no puede ir el contrario”, señaló.

Opinión que también fue respaldada por el diputado de la misma tienda, Diego Schalper, “De acuerdo con Mario. La lectura política antojadiza es excesiva. Además el Presidente ya manifestó que lamenta haber dado pie a posibles malinterpretaciones. Ya está bueno de superioridad moral y juicio implacable”. En otro posteo respondió a Boric.

Comenta