Frente Amplio y PC refuerzan condena a la violencia, pero critican al Ejecutivo

FA

Durante las últimas horas desde la izquierda intensificaron cuestionamientos a incendios y saqueos. Descartaron cualquier responsabilidad en empujar acciones de ese tipo.




"Con saqueos, con incendios, no se cambia Chile". Así la excandidata presidencial y vocera del Frente Amplio (FA), Beatriz Sánchez, respondió la noche del lunes, en una entrevista en TVN, cuando se le preguntó por los hechos de violencia que habían ocurrido solo horas antes en la capital.

La frase de la periodista se sumó a una batería de mensajes en las redes sociales por parte de las principales figuras del bloque, donde también condenaban las acciones violentas en las manifestaciones.

"Esto es absolutamente inaceptable. Quienes hemos defendido públicamente las movilizaciones no debemos titubear en rechazar incendios provocados", escribió el diputado de Convergencia Social, Gabriel Boric. Mientras que el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, sostuvo que eran "terribles imágenes que vemos de Santiago y otras ciudades. Por supuesto que condenamos los destrozos e incendios".

En el PC también condenaron enfáticamente los saqueos e incendios que se llevaron a cabo la tarde del lunes. "Condeno tajantemente y sin medias tintas la violencia en las calles. No permitamos que se empañe el despertar de Chile con acciones que no representan a las grandes mayorías", sostuvo, por ejemplo, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue.

En la misma línea actuaron parlamentarios de los partidos de la ex Nueva Mayoría.

Y si bien los llamados a terminar con los actos violentos se reprodujeron con mayor vehemencia en los últimos días, en ambos sectores descartan que sus opiniones hayan sido una reacción al llamado de la vocera de Gobierno, Karla Rubilar, en esa dirección o un giro político al actuar que habían tenido desde el inicio de las manifestaciones. Es más, pidieron que La Moneda también asumiera su responsabilidad por los actos de violencia en las calles.

El tema se ha conversado en los partidos y la conclusión es bastante similar: no se pueden opacar las demandas de ciudadanos que se manifiestan pacíficamente con la de violentistas. En esa línea, todos han manifestado que sus colectividades no han dado señales para que se radicalice el movimiento y descartan que el apoyo de algunos a la evasión -cuando se iniciaron las manifestaciones- haya dado pie a una escalada de violencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.