Fuad Chahin: “Admisión Justa y control preventivo no cuentan con los votos DC”

Foto: Archivo/La Tercera

El timonel sostiene que la falange no aprobará proyectos que son efectistas y no efectivos. También se hace cargo de una difícil semana para su partido, pidiendo unidad interna y evitar errores del pasado.


Fue una semana difícil para la DC y el presidente del partido Fuad Chahin está consciente de eso. La caída de Gabriel Silber como candidato a la presidencia de la Cámara de Diputados -tras un mail anónimo donde se le acusaba de violencia intrafamiliar- y la posterior división de la bancada para buscar a su reemplazante, le provocaron más de un dolor de cabeza al exparlamentario quien hace un llamado a evitar un “desastre” apelando a la unidad.

Pero no es la única preocupación del timonel. Los proyectos del gobierno también lo son y desde ya advierte que su partido no dará los votos para dos proyectos: control preventivo de identidad y Admisión Justa.

¿En qué se basan para plantear que lo ocurrido son Silber es una operación política?

Es evidente que es una operación política porque lo que buscaba era un resultado político y ese resultado político era influir en la decisión de quién iba a presidir la Cámara de Diputados. Se hace a través de un medio anónimo e inmediatamente hubo una reacción política y generó un efecto político.

¿Hay alguna responsabilidad del diputado Silber en todo esto?

Gabriel Silber actuó de manera rápida, oportuna, a tiempo. Primero, denunciando y persiguiendo la responsabilidad penal de quiénes están detrás de esto y paralelamente dejando despejado el camino para que la bancada pueda tomar una decisión con total libertad y descontaminar, el debate de la presidencia de la Cámara de Diputados, con la situación personal que le afecta.

La bajada de Silber desencadenó una disputa por su reemplazante entre el ala conservadora y la más progresista. ¿Cómo se resuelve esta situación?

Lo primero es que creo que hay caricaturas respecto de los conservadores y los progresistas que a mí me parece que no corresponden, sin embargo me hubiese gustado que esto se hubiese resuelto de manera más rápida y con una unidad de la bancada. Me preocupan los efectos que puede tener al interior de la bancada, el que esto no se resuelva bien.

¿La mesa tiene candidato?

Vamos a respetar absolutamente una decisión que tiene que ser autónoma de la bancada, para nosotros todos los diputados son candidatos y por lo tanto, vamos a sentirnos muy representados con el diputado o diputada que elija la bancada.

Pero, Iván Flores es más cercano a la mesa que Víctor Torres

Todos los diputados son igual de cercanos a la mesa.

¿Usted cree que esta bancada puede dar garantías el día de mañana de acuerdos cuando no hay una postura común?

Sería un tremendo error que el partido retroceda en algo que habíamos logrado con la gestión de esta mesa, que es una posición unitaria del partido, eso es lo que nos hace fuertes. Y creo que ese error no se va a cometer, el que nuevamente caigamos en la trampa de las divisiones internas de un partido fraccionado, que hace compleja la gobernabilidad, Las guerrillas internas le han generado un tremendo daño a la DC, las lógicas de una conducción y una disidencia articulada que transforma en una oposición nos ha llevado al desastre y espero eso no vuelva a repetirse.

Los votos de la DC siguen siendo claves en algunos proyectos importantes, por ejemplo en Admisión Justa. ¿Tendrá la DC una postura unitaria en ese proyecto?

Hay una posición clara de la bancada que tiene respaldo del partido. No estamos disponibles a la idea de legislar para reponer el criterio de selección de parte de los colegios.

¿Incluso con la separación del proyecto?

La idea nuestra era rechazar la idea de legislar y la división del proyecto no apunta a temas sustantivos. Por lo tanto, si sólo es un tema técnica legislativa, no hay ninguna razón para poder aprobar en esos términos la idea de legislar.

Hay un nuevo proyecto que también ha generado polémica, que es el control preventivo de identidad. ¿Cuál es la postura de la DC?

Pasamos de “los niños primero” en la fila a someterlos a controles preventivos de identidad, es decir, sin que existan ningún indicio de haber cometido un delito. Eso efectivamente atenta contra los derechos del niño. Esta es una medida del gobierno para tratar de esconder su fracaso en el combate de la delincuencia. Me parece increíble que la defensora de la niñez y la directora del Sename sean críticas del proyecto, sin embargo por la encuestitis se impulse de todas maneras.

¿No debería contar con los votos DC, entonces?

Por ningún motivo. Así como está Admisión Justa y el proyecto de control preventivo no cuentan con los votos.

¿Ve un relato en el actuar del gobierno?

El gobierno lo que hace es presentar proyectos muy modestos que apuntan a cuestiones más efectistas que efectivas. Y así como en el primer gobierno (de Piñera) la reforma más profunda y estructural que hizo el gobierno fue la portabilidad numérica, si no plantea una lógica distinta de conversación y acuerdos, corre el riesgo de que la reforma más profunda y estructural de este gobierno sea Aula Segura. A veces vemos esa disposición, pero muchas veces es anulada por ciertas actuaciones que terminan generando un clima de confrontación y no de entendimiento.

¿Cambió la actitud de la DC frente al gobierno? ¿Para reformas va a haber chances de diálogos?

No solo chance, nosotros hemos estado dialogado con el gobierno. Para la reforma tributaria la DC ha actuado con una responsabilidad patriótica. Ahora el Gobierno tiene que ser capaz de demostrar su declarada disposición de dialogar y a buscar acuerdos. Además, tiene que entender que si logra aprobar la idea de legislar sin una base de apoyo amplio, puede existir una discusión en particular larga y traumática, que puede generar un estancamiento en la economía, de un año o un año y medio.

¿Bajaron los brazos con la salida de Luis Castillo de la subsecretaría?

No hemos bajado los brazos, es el gobierno el que tiene una contradicción vital.

Pero, ¿cómo actuará frente a eso la DC?

Como lo hemos acordado formalmente en el consejo nacional. No hemos vuelto a formar parte de instancias pre-legislativas formales y el subsecretario no es un interlocutor válido para nosotros. Eso es un problema para la gestión de salud del gobierno y es un problema de consistencia política porque es inexplicable que alguien que tiene un reproche ético, que incluso se manifiesta en la sentencia del juez Madrid, se mantenga en un cargo tan importante.

¿Este año cambiarán los acercamientos de la directiva DC con el resto de la oposición?

Nosotros vamos a conversar con todo el mundo. De hecho, yo ha me he reunido con el Frente Amplio. Nos pidieron reunión y fuimos el primer partido en acceder a esa reunión. La DC es un partido de diálogo, no le tenemos miedo a conversar con nadie. Si no le tenemos miedo a conversar con el gobierno y estamos en la oposición, como le vamos a tener miedo a conversar con el resto de la oposición. Menos aún con aquellos que han sido nuestros socios históricos. Ahora, sobre la base de poder ir buscando las mayores convergencias y también siendo capaz de explicarnos y entender nuestras diferencias. Ese diálogo sincero puede contribuir mucho a un clima dentro de la oposición.

¿Y en materia electoral?

El segundo semestre de este año creo que es el momento como para poder sentarse a conversar con las demás fuerzas políticas, porque en octubre del año 2020 tenemos tres elecciones distintas, con tres sistemas electorales distintos en un mismo día. Eso implica que si bien existe una mirada en conjunto, tienen que ser conversaciones que tienen lógicas diferentes.

Seguir leyendo