Gobierno pide respetar urgencias y critica que se ponga en tabla matrimonio igualitario

CECILIA-PEREZ7281

La vocera de gobierno, Cecilia Pérez, se refirió este lunes al tema en La Moneda. Foto: Mario Téllez

"Eso no corresponde", dijo la vocera, luego que senador Harboe anunciara que el proyecto se verá en la Comisión de Constitución. Ministra apeló a priorizar, en esa instancia, iniciativas que el Ejecutivo ha buscado acelerar, como la ley antiterrorista.


"El martes va a estar en tabla el proyecto de matrimonio igualitario y lo vamos a tramitar con o sin el gobierno", dijo el presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Alta, Felipe Harboe (PPD).

Los dichos del senador fueron en reacción a la entrevista que concedió a La Tercera la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, quien justificó la decisión del Ejecutivo de que no quedara plasmado en el Plan Nacional de DD.HH. la idea de impulsar el matrimonio igualitario.

El tema se analizó hoy en el comité político ampliado de La Moneda, instancia en la que los ministros -según presentes- plantearon que "una vez más" la oposición no estaría respetando las urgencias legislativas de los proyectos priorizados por el gobierno. Así, se acordó remarcar esa postura públicamente.

La primera en hacerlo fue la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, cuestionando, precisamente, que el proyecto de matrimonio igualitario se ponga en tabla y pidiendo que se respeten las urgencias de otras iniciativas en la Comisión de Constitución. "Eso no corresponde, más allá de la legítima decisión que cada parlamentario pueda tener en ese proyecto en particular. Primero, porque al ser presidente de una comisión, en este caso el senador Felipe Harboe, él debe dar cuenta de la tramitación de proyectos tan importantes como la ley antiterrorista, que está con suma urgencia y para su despacho. Nosotros volvemos a insistir: creemos que tenemos que respetarnos, y el respeto pasa por poder hacer cumplir las facultades que ambos poderes del Estado tenemos", dijo la ministra tras el comité político.

Además, la secretaria de Estado defendió nuevamente que el Ejecutivo no promueva esta iniciativa, apelando a que "son los parlamentarios los que deben decidir finalmente la tramitación de esto".

Más tarde, el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, profundizó en esta materia y comentó a este diario que "aunque es una facultad del presidente de la comisión fijar la tabla, las urgencias fijadas por el Ejecutivo no pueden saltarse, es una obligación constitucional y legal respetarlas". Y añadió: "Hoy estamos priorizando temas como la reforma a la ley antiterrorista y la modernización del Sename, proyectos que no se pueden seguir demorando".

De todas formas, durante la reunión, el Ejecutivo reiteró que, al ser un proyecto considerado valórico, hay libertad de acción en Chile Vamos.

De hecho, el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz- Coke, dijo que "nosotros vamos a usar todas las herramientas legislativas y todas aquellas que estén vigentes para tratar de que ese proyecto, ojalá, pueda avanzar".

En todo caso, en línea con lo acordado en el comité político, también planteó que "hay proyectos que están hoy en la comisión que preside el senador Harboe que tienen urgencia, y lo que no puede suceder es que las urgencias se estén pasando por alto".

En ese contexto, en el comité político nuevamente se abordaron las críticas al rol de la oposición. Esto, ya que en el oficialismo acusan a la centroizquierda de no respetar los reglamentos en el Congreso ni las urgencias. Así, más allá del proyecto de matrimonio igualitario, en la cita se reiteró que recurrirán al Tribunal Constitucional por el proyecto que reduce la jornada laboral a 40 horas, una vez que se apruebe en la sala de la Cámara. Y se insistió en que se está evaluando acudir al organismo por otras iniciativas que consideran como "inconstitucionales" o "inadmisibles", una ofensiva que vienen evaluando hace semanas y para la que -tal como informó La Tercera- Chile Vamos y el gobierno han elaborado informes.

Algunos, sin embargo, como el senador Andrés Allamand (RN), plantearon en la cita que en el caso de las 40 horas se debe recurrir al TC lo antes posible para marcar desde ya ese punto político.

Comenta