Juan José Santa Cruz, candidato a presidir Ciudadanos Somos Todos: “Queremos un partido político y no un equipo de campaña de Velasco”

Foto: Richard Ulloa

El exdemocratacristiano encabeza una de las listas que competirá este fin de semana para liderar Ciudadanos, partido que fundó junto al exministro de Hacienda, a quien acusa de haber generado los principales problemas de la tienda.


Presidir el partido Ciudadanos Somos Todos es el objetivo por estos días del empresario Juan José Santa Cruz. El sábado y domingo son las elecciones internas de la colectividad, pero por primera vez en casi cinco años no hará dupla con el exministro de Hacienda Andrés Velasco, quien apoya la lista rival. En esta entrevista el exdemocratacristiano lanza duros dardos contra el exsecretario de Estado, responsabilizándolo de la “crisis” actual de la tienda y de un personalismo que los llevó al fracaso electoral.

¿Cuál es la relevancia de las elecciones del domingo?

El partido se juega algo súper sencillo: la prolongación de una estrategia personalista de Andrés Velasco, que nos llevó al fracaso más rotundo o convertir a este partido en un colectivo de distintos liderazgos y que sea capaz de convocar a un mundo básicamente de centro moderno.

¿Esa es la gran diferencia entre la lista que usted encabeza y la de María Ignacia Gómez, apoyada por Andrés Velasco?

Ideológicamente, no son grandes las diferencias. Tiene que ver con diferencias de estrategias. Ellos son de una ingenuidad bastante grande, en términos de que creen, por lo que deduzco de la entrevista de Velasco en La Tercera, que este partido va a ser el gran aglutinador del centro político en su totalidad, lo encuentro pretencioso.

Desde la otra lista se apunta a que la que usted encabeza busca un camino solitario, ¿no cree en una alianza de centro?

La persona que optó por una estrategia en solitario fue Andrés Velasco. El año pasado la DC nos ofreció alianza y Velasco no quiso, Evópoli nos convidó antes de las elecciones parlamentarias a un desayuno y Velasco no quiso ir. Quien siempre quería ser purista y no mezclarse con nadie en política era él, y esa es una de las estrategias con la cual diferimos, es decir, es todo lo contrario. Yo creo que nosotros somos un partido chico, que nuestro vecino natural es Progresismo con Progreso y vamos a hacer todos los esfuerzos por construir algo en conjunto.

¿Y Evópoli?

Estimamos que dentro de la vecindad está Evópoli, ahora hablar de alianzas con ellos es prematuro. Evópoli pertenece a Chile Vamos, a diferencia de lo que dice Velasco, Evópoli no se va a salir de Chile Vamos, ahí él tiene un contrasentido.

¿Con qué partidos de centro se podrían aliar?

Con el Partido Liberal, que está en el Frente Amplio, sí lo descarto. No basta con decirse liberales, con el Frente Amplio no tenemos nada en común, está fuera del espectro razonable de con quienes uno haría alianza. Con todo el resto tenemos la mejor disposición a conversar, a buscar puntos de encuentro, dónde confluimos, dónde generamos valor, yo no descarto a nadie.

¿En el partido hay una crisis, con bandos claros?

Es una crisis de convivencia y el responsable principal es Velasco. Cuando un proyecto depende solo del derrotero de una persona y las estrategias se alinean solamente para la agenda de esa persona pasa lo que nos pasó. Nosotros queremos un partido político y no un equipo de campaña de Velasco. El mejor ejemplo es tratar de no repetir hacia adelante lo mismo que le pasó a PRO con ME-O, que fue un partido con una agenda y el día que esa agenda no funciona, no funciona el partido. Durante cinco años seguimos lealmente esa agenda, el día que no estuvimos de acuerdo, Andrés Velasco denostó al grupo que venía desde siempre y uno dice: ¿Para qué volver a repetir la misma estrategia? La estrategia de Velasco lo único que persigue es ser Presidente de la República y no lo va a ser.

¿El fracaso en las elecciones parlamentarias fue por inocencia política o también fue responsabilidad de Velasco?

No fue por inocencia, fue por conveniencia política y torpeza política. Veo cómo de alguna manera Velasco trata de repetirla y todo pasa por él. Habla de renovación, pero al final trata de poner gente joven que no conocen, y no lo digo despectivamente, para seguir siendo el vocero, el rostro. Lo conozco perfectamente, trabajé cinco años con él, eso es personalismo.

El inicio de esta división interna se produjo con la decisión de apoyar a Sebastián Piñera, ¿no se arrepienten?

No. Fue un acierto. En política hay que tomar decisiones y este tema fue planteado un año antes de las elecciones y dijimos que esto iba a terminar siendo Piñera-Guillier y le dijimos a Velasco que todos los que estábamos presentes íbamos a terminar con Piñera, y hubo una instancia partidaria donde se tocó el tema y Velasco no quiso que se votara, y entonces dijo que se decretaba libertad de acción. Luego le molestó que todo este grupo, que lo había acompañado desde la primaria, llamara a votar por Piñera, mientras él llamaba a anular el voto. Entonces, cuando veo que toda su estrategia estaba supeditada a cómo él quedaba una vez más, encuentro imposible de afrontar. A este país no le daba lo mismo si salía Piñera o Guillier, a Andrés Velasco, sí.

Hay varias figuras que están formando parte del gobierno y no son parte de una estrategia del partido, ¿cómo evalúa esa participación?

Yo la evalúo correctamente, es más, si tuviéramos cuadros técnicos y se nos pidiera mayor colaboración, feliz la entregaría. No hay ninguna resolución y lo vuelvo a repetir, porque Velasco no quiso que hubiera resoluciones, tuvimos las instancias y él decretó que hubiera libertad de acción.

Como ex DC, ¿cómo evalúa a la actual centroizquierda? ¿Podría restablecer conversaciones con ese sector?

El mayor desastre del mundo de la centroizquierda fue la Nueva Mayoría, y para ser más específico, el gobierno de Bachelet. El gobierno de Bachelet fue un gobierno que le hizo mal a Chile, no es que fuera un gobierno regular, le hizo daño a Chile. La disposición para conversar siempre va a estar. Ahora la capacidad de formar algún tipo de alianza solo el tiempo lo dirá. Yo me temo, y lo anticipo, que buena parte de esa centroizquierda va a terminar haciendo alianza electoral con el Frente Amplio.

¿La ex Nueva Mayoría no va a reeditarse con los mismos partidos?

Va a terminar dividida. Ahora tampoco sé qué tan relevante va a ser este mundo.

¿Ustedes estarían dispuestos a formar parte de Chile Vamos?

No vemos ninguna necesidad, menos en el nivel incipiente en que nos encontramos.

¿Puede asegurar que si su lista es derrotada no va a haber una fuga masiva de militantes?

No puedo asegurar nada de lo que hagan los militantes, lo que sí creo es que lo razonable en un proceso democrático es darle la oportunidad a la lista que gane. Ahora, si se vuelve a repetir el esquema de que esto va a ser una estrategia de Andrés Velasco y para Andrés Velasco, no me cabe la menor duda de que mucha gente no seguiría.

#Tags


Seguir leyendo