Piñera pide “lealtad” al oficialismo y “ser cuidadosos” tras críticas de Ossandón

Piñera
El Presidente Sebastián Piñera durante la cena que ofreció a los parlamentarios de Chile Vamos.

En cita con parlamentarios de Chile Vamos en Cerro Castillo, fijó como objetivo prioritario la proyección del gobierno. Mandatario abordará detalles de los desafíos planteados en reunión con los presidentes de partido el próximo domingo.


Con un discurso enfocado en la unidad y la lealtad, el Presidente Sebastián Piñera lideró el encuentro que congregó la noche de este miércoles a unos 110 parlamentarios de Chile Vamos en el Palacio de Cerro Castillo.

Acompañado por los ministros Andrés Chadwick (Interior), Gonzalo Blumel (Segpres) y Cecilia Pérez (Segegob), durante cerca de 20 minutos, el Mandatario realizó un balance de su primer año en La Moneda, en donde resaltó que la proyección del gobierno era uno de sus objetivos fundamentales. Pero, para eso, remarcó la necesidad de mantener la unidad de la coalición, desarrollar una buena gestión de gobierno y prepararse para las elecciones municipales y de gobernadores regionales.

Y aunque destacó que la lealtad del oficialismo durante la actual administración ha sido mayor que en su primer paso por La Moneda, Piñera enfatizó que esta debía mantenerse y llamó a “ser cuidadosos” en las declaraciones públicas, pues -transmitió- “si se dice algo malo, va a ser el titular”.

De acuerdo a fuentes que participaron del encuentro, el Jefe de Estado subrayó, además, la importancia de mantener un “buen espíritu” en el conglomerado para enfrentar los próximos desafíos electorales.

Pese a que el Presidente Piñera no aludió a nadie en particular, su llamado se dio justo el mismo día en que el senador RN Manuel José Ossandón había expresado reparos al manejo del gobierno.

En entrevista con La Tercera, Ossandón realizó un balance en el que calificó con nota 6.0 a la administración de Piñera y aseguró que “es muchísimo mejor” que su primer mandato y que los dos gobiernos de Michelle Bachelet. Sin embargo, sus críticas en torno a las expectativas que se han generado, “con grandes eslóganes” y sin que “la gente empiece a sentir que hay tiempos mejores”, y el hecho de que afirmara que “cuando le dan duro a la Presidenta Bachelet después no pueden pedir un gran acuerdo”, habían levantado duros cuestionamientos, en particular desde la UDI y Evópoli, y también entre algunos personeros de gobierno.

De hecho, durante las intervenciones de los jefes de bancadas y comités en Cerro Castillo, los llamados a la unidad fueron recurrentes.

Además, tanto Piñera como los parlamentarios fijaron como desafíos para 2019 generar apoyos para la clase media, potenciar el concepto de “Chile en marcha” y fortalecer el área de seguridad ciudadana, considerando medidas administrativas respecto de Carabineros.

En cuanto a la reforma previsional, el Mandatario pidió a los partidos difundir los detalles de la propuesta gubernamental y sus beneficios, procurando “desvirtuar la desinformación” con que la oposición aborda esta materia.

Con mayor detalle, el Presidente abordaría los temas planteados durante la noche con los presidentes de partidos oficialistas, a quienes invitó a su casa el domingo, a las 20:00 horas.

Críticas en privado

Más temprano, distintos personeros salieron al paso de las críticas del senador RN, destacando que los cuestionamientos al gobierno se deben hacer en instancias privadas, no a través de declaraciones en la prensa.

Así, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, dijo que “si nosotros creemos que son nuestras ideas las que sacan adelante un país, tenemos que ser capaces de trabajar y hacer las críticas que, eventualmente, pueden ser legítimas, pero no a través de los medios de prensa”.

Desde Evópoli, el jefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, comentó: “Imagino que la oposición estará muy agradecida de las palabras de Ossandón. Extraña la idea de empezar a criticar a su propio gobierno cuando la oposición está en el suelo”.

En contraste, el presidente de RN, Mario Desbordes -quien no asistió a la reunión en Cerro Castillo-, aseguró que el análisis del senador es “bastante positivo, así que deberíamos estar todos conformes”, aunque reconoció: “Yo soy más amigo de hacer las críticas, la mayor cantidad de veces posible, dentro de las reuniones con el Ejecutivo”.

En el gobierno, en tanto, generaron molestia los dichos de Ossandón, a quien consideran como “una persona impredecible”. Personeros de La Moneda estiman que el parlamentario está volviendo “al duro estilo” que tuvo durante la campaña presidencial -cuando criticaba directamente a Piñera- debido a que no “marca” en las encuestas y quiere volver a instalarse en la opinión pública. De todas formas, advierten que en el largo plazo ese “fuego amigo” le terminará pasando la cuenta en el sector.

#Tags


Seguir leyendo