7 juguetes para construir (que no son Lego)

No son tan conocidos pero son incluso más versátiles que los famosos ladrillos plásticos. Algunos son de materiales sustentables, otros más económicos, pero todos fomentan lo mismo: la creatividad.




Las maravillas de los ladrillos Lego no necesitan ser descritas. No por nada son hoy mucho más que un juguete: son películas, son tiendas, son parques de diversiones, ferias de entretenimiento y, para algunos, obras de arte. Pero su hegemonía es tal que se convirtieron en el sinónimo de la construcción para niños, amparados por las cientos de franquicias y productos culturales —desde Mickey Mouse hasta Harry Potter, pasando por marcas de autos y videojuegos como Minecraft y Overwatch—, pero opacando a otros juguetes tan interesantes y versátiles, algunos incluso más económicos.

Si la pieza de tus hijos ya está llena de legos, o quieres aprovechar el Día del Niño para que prueben otro sistema de construcción, conversamos con tres expertas y expertos en juguetes que nos recomendaron algunas alternativas.

1. Plus-Plus

¿Será paradójico, o simplemente curioso, que una de las competencias de Lego más llamativas y crecientes provenga del mismo pequeño país? Algo pasa en Dinamarca que son capaces de crear productos tan sencillos —que cualquiera los puede entender— y también complejos, ya que permiten miles de usos.

“Dejan mucha libertad de juego”, dice Magdalena Maino, cofundadora de Depto51 y madre de tres hijos. “Los Lego son geniales, pero a veces muy restringidos a la figura o personaje que sale en su caja. Los niños se quedan con eso, entonces una vez que se arma o se pierde una pieza, el juguete queda medio olvidado. Con los Plus-Plus no pasa eso”.

Aunque su mecánica es parecida —bloques que se unen entre sí para construir figuras—, los Plus-Plus tienen la forma de una pieza de rompecabezas con más volumen, la que inesperadamente es capaz de elaborar figuras de todo tipo, menos cuadradas que las de Lego.

“Es un juguete muy premiado, que ha crecido mucho en los últimos años”, dice Klaus Holscher, gerente general de la tienda Genial. “Afuera lo ocupan mucho en restaurantes, para que los niños jueguen mientras llega la comida, también en colegios y museos. Fomenta mucho las habilidades motrices, la coordinación mano-ojo y, por supuesto, la creatividad”.

No hay modelos de Spider-Man ni de Frozen, pero lo que quizá termine de convencer a muchos padres es su precio: más barato que Lego.

Mini Basic Plus-Plus 220 piezas


Tubo Plus-Plus con 520 Piezas


2. Ecobloques Magic Wood

“Ha sido increíble cómo nos han subido las ventas durante la cuarentena”, dice Ruriko Hombo, dueña de Lúdiko, importadora y distribuidora de juguetes didácticos. “Teníamos rincones en algunas multitiendas pero no nos iba tan bien. Eso, creo, significa que los padres están prestando más atención a sus hijos y se preocupan más por los productos con los que juegan”.

La variedad de juguetes para construir que tienen es inmensa, pero ella destaca estos ecobloques de Magic Wood, una empresa polaca que elabora productos artesanales de madera con inspiración Waldorf. Son 36 piezas de distintos tamaños, que vienen con su corteza y cuyo empaque es una bolsa de algodón.

Ecobloques de madera con corteza Magic Wood 36 piezas


3. Autopistas Exost Loop de Silverlit

Las autopistas también tienen una especie de monopolio cultural en los exitosos Hot Wheels. Holscher recomienda fijarse en la serie Exost Loop, de la fabricante hongkonesa Silverlit. “Son unas pistas 3D, con forma de tubo, que son acumulables y muy libres de construir”, dice.

Aunque tienen diseños sugeridos, la gracia es que los modelos no están limitados a una forma específica o un tema cerrado. “Las cajas varían según la cantidad de piezas que contiene y el contenido, pero no hay mayor diferencia entre una y otra”. Sus autos, eso sí, son bien específicos, ya que tienen una rueda en el techo que les permite circular por toda la superficie del túnel.

Autopista Exost Loop Speed Training


4. Tegu

Magdalena Maino, de Depto 51, recomienda este producto fabricado en Honduras. “Se llama Tegu por Tegucigalpa, la capital de ese país”, explica. Aunque diseñados en Estados Unidos, se elaboran en esa ciudad centroamericana, generando no solo puestos de trabajo sino que financiando, con algunas ganancias, una escuela para población vulnerable y un plan de reforestación local.

“No son baratos”, advierte Maino, pero es que están hechos con materiales eco-sustentables, sin ningún tipo de tóxico. “Están hechos de una muy buena madera y además son magnéticos. No sé cómo pusieron el imán, pero funcionan muy bien y se nota que pueden durar muchos años”.

Tienen formas geométricas básicas, pero su magnetismo las puede convertir en infinitas construcciones.

Tegu Set de 14 piezas


5. Imanix

Ya son un clásico de los juguetes de construcción: Imanix, como su nombre lo dice, es una serie de bloques y figuras de plástico con potentes imanes en sus bordes, lo que les permite formar firmes construcciones.

“Son muy versátiles y educativos”, explica Maino. “Se usan mucho para enseñar geometría, ya que además de su superficie —cuadrada, rectangular, triangular o circular—, es muy fácil construir con ellos volúmenes perfectos”.

Pero lo que más le gusta a ella de Imanix, y que lo comprueba a diario con sus hijos, es que promueve el juego libre. “Los dejas en una mesa y de inmediato se ponen a armar cosas, sin necesidad de ningún pie forzado”. Son muy duraderos, un hermano chico los puede heredar del grande, y la colección se puede ampliar infinitamente.

Imanix Curvos 16 Piezas

Descuento especial Club La Tercera:  10% en toda la tienda. Al momento del pago, los usuarios pueden hacer efectivo su descuento utilizando el código: CLUBLT2020 


Imanix pista de carreras 55 piezas


6. Pista de madera Trix Track

Una mezcla de autopistas con bloques de madera son estos modelos Trix Track, de la empresa tailandesa Wonderworld. Los recomienda Ruriko Hombo, de Lúdiko, y por varios motivos: tienen un precio asequible, están hechas de materiales renovables —además, plantan un árbol por cada uno que utilizan, sin contar los que reponen para su uso— y tienen múltiples usos: aunque el objetivo es construir una pista para una bola, se pueden armar muchas otras cosas. Sus modelos, además, son compatibles entre sí.

Trix Track 58 piezas


7. Pista Fischertechnik Dynamic

Desde Alemania viene esta serie de pistas, también para bolas, pero que garantizan una máxima velocidad. Elaboradas por Fischertechnik, una prestigiosa empresa de juguetes de construcción —desde vehículos hasta robots—, están pensadas para niños y niñas mayores de 7 años.

Su diseño permite armarlas con facilidad y además generar mucha velocidad. Al igual que todos los juguetes mencionados, solo tiene modelos y figuras de referencia, pero la idea es que lo niños puedan construir con ellas con total libertad.

Fischertechnik Dynamic High Speed 30 piezas


*Todos los precios de este artículo están actualizados al 7 de agosto de 2020.

Comenta