David Byrne te ayuda a buscar la felicidad

vivir alegre1

Ilustración: César Mejías.

El ex Talking Heads presenta una revista digital con noticias para que el mundo actual nos parezca menos negativo. A continuación, sus Reasons to be cheerful o Razones para alegrarse.



"Vivimos tiempos extraños", dijo David Byrne (Escocia, 1952) en una de las presentaciones de su nuevo proyecto. Y claro: las razones para preocuparse son bastantes. Calentamiento global. Nuevos populismos en alza. Un sistema económico injusto. Y poca renovación de ideas políticas.

https://www.latercera.com/practico/noticia/zen-al-estilo-del-gran-lebowski/834286/

"Vivimos tiempos extraños", dijo David Byrne en la New School de Nueva York, en una de las presentaciones de su nuevo proyecto. "Y de seguro muchos creen que enfocarnos en cosas buenas es una distracción. No estoy de acuerdo. Yo creo que es crucial".

Casi cuarenta años atrás Byrne cantaba canciones llenas de ironías y sarcasmos sobre asesinos en serie ("Psycho killer"), o se reía de la vida suburbial gringa falsamente perfecta ("Once in a life time"), o simplemente te invitaba a saltar a la pista de baile ("Burning down the house"), así que, ¿por qué ahora el canoso músico quiere dejar de lado la ironía y el sarcasmo y pedirnos que nos enfoquemos en lo positivo?

Pues bien: el Talking Head (quien tocó en Chile hace un año) dice que diariamente estamos sujetos a una "negatividad amplificada" y que esa "negatividad amplificada" distorsiona enormemente nuestra visión de lo que sucede alrededor del mundo. Y de ahí su nuevo proyecto; una revista en línea curada y diseñada para ser un "tónico" para estos "tiempos tumultuosos": Reasons to Be Cheerful.

"Hay una sorprendente cantidad de razones para sentirse alegre", se lee en esta web. "Muchas de estas razones se presentan en forma de soluciones inteligentes, probadas y replicables para los problemas más acuciantes del mundo".

"Razones para alegrarse" es un sitio bastante simple y sin demasiadas noticias. Y la estética: David Byrne es un artista que siempre se ha interesado en la estética. Lo cual se nota: en "Razones para alegrarse" hay mucho blanco y tono pasteles claros como amarillos, celeste, salmón y naranjo.

https://www.latercera.com/practico/noticia/pico-iyer-arte-quietud/788261/

Lo que se publica en Reasons to Be Cheerful son historias de esperanza, pero basadas en evidencia; es decir, con investigación y reporteo. Ya que no se suben material nuevo con tanta periodicidad, la mejor manera de estar al tanto de lo que se publica es subscribirse al newsletter ("Le enviaremos un correo electrónico una vez a la semana con historias sobre cosas como garajes para bicicletas en Ámsterdam, cooperativas en Cleveland y escenas artísticas en Lagos".)

Y una cosa más: estas son noticias que ofrecen un modelo. Esto porque el objetivo de "Razones para alegrarse" –dice Byrne– es inspirarnos a todos a sentir curiosidad acerca de cómo el mundo puede ser mejor (y a preguntarnos cómo podemos ser parte de ese cambio). Lo cual no es tan simple. Y de ahí que se necesiten ciertos parámetros tras estas razones que, según Byrne, nos deberían hacer sentir felices:

Noticias de abajo hacia arriba

En el último tiempo Indonesia se ha convertido en un nuevo centro del arte moderno. El país tiene su primer museo de arte contemporáneo, inaugurado en Yakarta en 2017. Y Ruangrupa, un colectivo comunitario de artistas locales, fue elegido para la curatoría de Documenta, el mega-evento de arte que se celebra en Alemania.

"Hay más multimillonarios en Indonesia que en Japón, y una clase media en ascenso. Junto con esto, hay un creciente interés internacional en los artistas locales", escribe Byrne (muchas de las notas son escritas por el mismo ex Talking Heads). "Me alienta mucho que estos artistas e instituciones no se sientan automáticamente obligados a dejarse llevar por el 'estilo global'".

¿Y qué importa que Indonesia se haya convertido en un nuevo centro para el arte contemporáneo?

Importa porque Indonesia es un país de la periferia. No es Alemania, Francia o Estados Unidos; y por lo tanto surge como un posible modelo para otros países en vías de desarrollo.

Y por eso se incluye en Reasons to Be Cheerful.

https://www.latercera.com/practico/noticia/hygge-arte-evitar-infelicidad-extrema/775751/

Como dice Byrne, hay que poner ojo en aquellos proyectos "globalizados" para ser tomados en cuenta. O en otras palabras: ideas que reafirmen que sí se puede ir de abajo hacia arriba, de un país sin mucha presencia mundial hacia el centro de la escena artística.

Noticias que no sean específicas de una cultura

David Byrne siempre ha creído en el poder de acercarse al mundo con curiosidad: ya sea a través del arte, de la música, del urbanismo, o, ahora, de las noticias alegres. De hecho, Byrne debe ser el músico gringo más abierto a otras culturas. Por eso que varias de las noticias de "Razones para alegarse" no son de ciudades gringas, sino de ciudades o países fuera de Estados Unidos.

Un caso es Portugal. Este país, al despenalizar drogas "duras", como la heroína y la cocaína, ha reducido las tasas de VIH y las muertes por sobredosis, según la nota "El tremendamente exitoso experimento de despenalización en Portugal".

https://www.latercera.com/practico/noticia/guia-aprender-a-reciclar/775710/

En "Razones para alegrarse" se puede leer un informe completo (parte de, a su vez, un estudio más profundo) en el que se explica que la batalla contra las drogas no es tanto una guerra sino como un problema que se debe afrontar con ideas nuevas, frescas y humanas.

O como lo dice la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en este mismo artículo: "La despenalización en Portugal se basó en el humanismo, el coraje, la base de evidencia y la participación".

"La reducción de daños como aparece en Portugal no es solo otra jerga o una iniciativa específica", escribe Carlyn Zwarenstein. "Es una filosofía, respaldada por evidencia".

Noticias que han sido exitosas

Dice Byrne que –claro– no todas las noticias son felices. ¿Un inmigrante que se gana la lotería y pasa de la pobreza a ser millonario en un día? Esa es una noticia feliz para la persona, sí, pero no ofrece una experiencia o, en palabras de Byrne, "una solución que sea replicable para otras latitudes en este mundo".

Esto último es el caso de Pontevedra, un pueblo español alguna vez ahogado con los automóviles, y el cual ahora es un laboratorio de cómo las ciudades más pequeñas pueden implementar trucos simples para reducir los tacos y la contaminación.

En la nota, titulada "La pequeña y feliz ciudad sin automóviles de España", se ejemplifica cómo una ciudad de 84,000 habitantes redujo el uso de automóviles en su centro histórico en un 90 por ciento. Y en toda la ciudad a la mitad. Y esto, además, sin altos cobros ni prohibición, pero con una ingeniosa ingeniería y, como escribe Will Doig, "algunos empujones suaves para sacar a la gente de sus autos y salir a la calle".

Pontevedra es un caso exitoso. Hay felicidad, sí, pero también acción.

"Buscamos ideas que solucionen algo", dice David Byrne, "no solo noticias felices".

Noticias que no sean única en su clase

Puede que alguna noticia sea exitosa en un país, pero ¿qué pasa si esta noticia es demasiado única? O, en otras palabras, ¿qué sucede si es difícil de aplicar fuera de su localidad?

Por eso para que una noticia sea considerada en "Razones para alegrarse" se necesita que esta no sea muy específica. Un ejemplo: el biochar o transformar desechos verdes en calor para devolverlos al suelo como un nutriente agrícola. Este es un proceso que genera ganancias en Suecia, pero que no es único del país escandinavo. Y por eso, ergo, se puede replicar en cualquier parte del mundo.

"En Suecia y Finlandia, los productores de biochar no solo crean productos de carbón, sino que también exportan el calor producido por el proceso para alimentar los sistemas locales de calefacción urbana", escribe Feargus O'Sullivan. "Los productores locales de energía pueden crear un círculo virtuoso notable con una nueva fuente de energía para calentar casas".

Aquella es otra noticia para ser feliz. Y da lo mismo que haya sucedido en Suecia. Es aplicable a cualquier parte del mundo.

"Queremos que nos den la oportunidad", dijo Byrne al presentar Reasons to Be Cheerful, hace un año y medio aproximadamente. "Queremos que nos den la oportunidad de demostrar que el mundo, de hecho, no está tan mal".

Comenta