Automotores Gildemeister resolverá su futuro en EE.UU. en un mes

Gildemeister se acoge a la ley de quiebras en EEUU

Tribunal fijó el cronograma de lo que sigue: la audiencia final de confirmación del proceso será el 27 de mayo. El proceso ya tiene el respaldo del 94% de los acreedores de la firma.




La audiencia duró 21 minutos y en ella la jueza Lisa G. Beckerman determinó ayer el cronograma final del proceso que permitirá a Automotores Gildemeister aprobar el plan de rescate financiero que cambiará el control y la estructura de propiedad de la compañía.

Presentado a comienzos de abril, el proceso avanza rápido porque -a diferencia de Latam Airlines, cuya tramitación era mucho más compleja- Gildemeister activó el capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos bajo la modalidad de pre-packaged, con un acuerdo previo de los acreedores principales.

El plan inicial fue ingresado con el respaldo del 72% de los bonistas, entre ellos su mayor acreedor, el fondo Elliot. Sin embargo, la compañía ya tiene el 94% de respaldo de sus acreedores principales, según reflejan los documentos agregados al proceso judicial en Estados Unidos. Ello incorpora a uno de los acreedores principales que hasta ahora había planteado algunas objeciones, el fondo Baion Group LLC.

El tribunal de quiebras determinó que la audiencia final de confirmación del proceso será realizada el viernes 27 de mayo y que el plazo para presentar objeciones se hará el 20 de mayo.

Gildemeister contabiliza deudas por US$ 566 millones y presentó un plan mediante el cual sus acreedores convertirán parte importante de las deudas en acciones y tomarán el control de la compañía. Para ello, la firma reemplazará su anterior deuda por tres nuevos bonos: senior, junior y subordinados.

Los primeros serán equivalentes a un financiamiento especial denominado DIP, por US$ 23,6 millones, el que ya fue aprobado por el tribunal y será empleado en la continuidad operacional de la empresa. Los bonos junior ascenderán a US$ 229 millones, los que tendrán una tasa de interés de 7,5% anual y su vencimiento será al sexto año desde el día de inicio del plan de rescate. Los bonos subordinados, en cambio, sumarán US$ 111 millones, la tasa será de 10% los primeros tres años y medio y vencerán al décimo cuarto año.

Además, la sociedad “emitirá nuevas acciones con motivo de la capitalización de deudas, las que serán emitidas en una cantidad tal que permita la dilución de los actuales accionistas de la sociedad”. En total, la emisión de nuevas acciones será por hasta US$ 217 millones, lo que podría ser convertido por los acreedores a través de una suscripción que se cederá a una nueva sociedad que controlarán los bonistas. El nuevo controlador será una nueva sociedad de responsabilidad limitada que se constituirá en Estados Unidos (USA Holdco), bajos las leyes del estado de Delaware.

Gildemeister representa a la marca coreana Hyundai desde 1986 en Chile y desde 2002 en Perú y tiene una red de 228 sucursales de venta, 70 propias y 158 franquiciadas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.