Fisco, banca y retail: las deudas pendientes de Rafael Garay a casi cinco años de la millonaria estafa

Rafael Garay

En un proceso complejo para recuperar sus fondos figura la Tesorería General de La República, Banco de Chile, Banco Consorcio y CMR Falabella. Todos son acreedores valistas del proceso de quiebra del economista que fuera condenado a siete años de cárcel por el delito de estafa. A la fecha el liquidador a cargo del proceso no ha realizado una repartición de los dineros recuperados, que suman poco más de $8 millones, y la créditos reconocidos alcanzan más de $800 millones. Por otro lado, BancoEstado habilitó una Cuenta Rut al ingeniero comercial, luego de las gestiones de su abogado.


El próximo 16 de marzo se cumplirán cinco años de la formalización de Rafael Garay Pita (46), ingeniero comercial condenado por los delitos de estafa reiterada a 29 víctimas provocando un perjuicio total de $1.200 millones.

Pasó el tiempo y el 18 de octubre de 2018, la Fiscalía Metropolitana Centro Norte -encabezada por el fiscal José Morales- logró obtener la condena de siete años de presidio efectivo en contra del acusado, cuya formalización se llevó a cabo luego de su extradición de Rumania.

Hoy el fundador de la empresa Think & Co, está fuera de la cárcel, luego que la Corte Suprema el 20 de marzo de 2020, resolviera acoger un recurso a su favor, cumpliendo sólo la mitad de su condena.

Cuatro meses después de dejar el penal -el 3 de octubre de 2020- el economista, se declaró en quiebra, asegurando que su declive financiero comenzó a finales de 2014, cuando comenzó a sobre endeudarse producto de la mala utilización de productos de crédito.

Desde esa fecha, su liquidador, Nelson Machuca, quien cuenta con amplia experiencia en este tipo procesos, aún no ha podido efectuar el primer reparto a los acreedores del economista, entre los que está el Fisco, la banca y el comercio.

Los créditos reconocidos al 27 de agosto de 2021 suman pasivos por $832.920.601. Los acreedores valistas son: Tesorería General de La República ($683.164.127); Banco de Chile ($134.760.953); CMR Falabella ($9.508.620) y Banco Consorcio ($5.486.901). Ninguno ha recibido nada desde que el 1 de octubre de 2020 el 2° Juzgado Civil de Santiago declaró la liquidación del ex panelista de televisión y radio.

Por aplicación legal estricta, toda deuda previa a la fecha del proceso se considera extinta y por lo mismo, entre los acreedores no figura el periodista Iván Núñez, quien junto a su esposa Marlene entregó $132.000.000 a Garay.

En la última cuenta provisoria del 21 de diciembre de 2021,-disponible en el Boletín Concursal de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendiendo (Superir)- el liquidador informó que luego de un primer remate de bienes del economista el saldo en caja para pagar es de $8.944.000. Es decir, de los más de 800 millones que debe Rafael Garay a más de tres años de su quiebra, su liquidador sólo ha podido reunir fondos que representan el 1,07 % de la deuda total.

Originalmente los fondos recaudados producto del primer remate de bienes del economista ascendían a $9.500.000, pero se deben considerar una serie de gastos, como los honorarios del martillero y los costos de las publicaciones en medios de circulación nacional.

El artículo 247 de la Ley 20.720 establece que el liquidador deberá proponer a los acreedores un reparto de de fondos siempre que se reúnan cuatro requisitos copulativos, es decir que se den todos a la misma vez. Uno de ellos señala la “disponibilidad de fondos para abonar a los acreedores reconocidos una cantidad no inferior al cinco por ciento de sus acreencias”.

Consultados sobre este artículo, CMR Falabella, Banco de Chile y el liquidador Nelson Machuca declinaron efectuar comentarios.

El nuevo remate

El problema para recaudar fondos fue abordado en la última “Junta Extraordinaria de Acreedores de la Liquidación Voluntaria de Rafael Eduardo Garay Pita”, realizada el 21 de enero de 2022, que se llevó a cabo a través de la plataforma de Zoom debido a las actuales condiciones sanitarias, que producto de la variante Omicron del Covid-19 ha aumentado el número de contagios.

A dicha reunión sólo asistió el jefe de la Sección de Insolvencia de la Tesorería General de la República, Cristian Huerta, representando 82,02% y, ante las dificultades por reunir fondos, el liquidador busca ahora organizar un segundo remate, luego que un grupo de bienes no recibiera ofertas.

Según el acta de la última junta de acreedores, el 24 de septiembre se realizó el último remate de bienes del economista. El documento no cuenta con la firma del liquidador ni tampoco con la del representante de la Tesorería que participó del encuentro.

Sin embargo, el escrito detalló la rendición de cuentas del martillero publicada tres días después en el Boletín Concursal.

Los bienes rematados que fueron piezas de arte, como cuadros de los pintores Marcela Trujillo, Arturo Duclos y Coco González. “Ciencia Ficción Femenina N°1″; Los Defectos del Amor” y “Combo Uno”, respectivamente. Además de seis fotografías de la artista Paz Errázuriz a boxeadores. Cada una con una dimensión de 50 cm por 60 cm.

Sólo hubo postores por las fotografías y la junta acordó rebajar los precios mínimos solicitados de las piezas restantes en un 30% a fin de lograr recaudar fondos. Es así como si originalmente el mínimo de adjudicación para el cuadro de Trujillo era $3.900.000, en el segundo remate que debería realizarse en marzo quedará en $2.730.000. El segundo pasó de $3.500.000 a $2.450.000 y el tercero pasó de $4.200.000 a $2.940.000.

Frente a la imposibilidad de recuperar los fondos, la Tesorería General de La República contestó a Pulso: “El proceso sigue su curso para recaudar de esos remates y otros mecanismos los montos que permitan al liquidador dar por terminada su gestión y proceder al pago a los acreedores, entre ellos el Fisco. Mientras no finalice ese proceso, Tesorería mantiene suspendidos los cobros”.

Cuenta RUT habilitada

Según consta en el expediente del 2° Juzgado Civil de Santiago, a inicios del año pasado, el abogado de Rafael Garay, Felipe Navarrete en tres ocasiones insistió al tribunal para que su defendido pudiera acceder a una Cuenta Rut del BancoEstado. A través de sendos escritos, el asesor legal del economista explicó que para el banco “no existe causal alguna para la demora exagerada en su respuesta y esta situación debe ser subsanada”. Posteriormente, logró que el banco le habilitara dicho servicio.

Al ser consultado, su abogado si su cliente se encuentra trabajando actualmente a fin de poder dar respuesta a sus acreedores, respondió:

“No, aunque de realizar una actividad remunerada, salvo trabajador dependiente se debe informar al liquidador, ya que el representa a Rafael. Esto en mi conocimiento, si el esta trabajando como dependiente no tiene obligación de informarlo. Por ejemplo una empresa lo contrata como trabajado en el área X , eso no tengo como saberlo. Por otro lado, agregó que “la cuenta RUT es el único documento (tipo tarjeta) que se le habilito, esto para efectos de poder moverse en el día a día atendido a que muchas veces es mas fácil pagar con débito que andar con efectivo.

“Desconozco si él genera ingresos a la fecha; cuando iniciamos el proceso, efectivamente no estaba generando ningún ingreso y del resultado del remate se abonaría a los acreedores según orden Legal”, agregó.

“El procedimiento de quiebra civilmente liquida toda deuda anterior al proceso (en particular la resolución de liquidación) , sin importar el monto. recordemos, el proceso penal se encuentra fallado, cumplido y por ese lado no existe alguna especie de Pendiente, esto es una material civil destinada a organizar el patrimonio de cualquier individuo que desee acogerse y la misma ley no exige un mínimo de bienes para pedirla. En esto, si me gustaría ser enfático; la normativa aplica para todas las personas, el proceso es el mismo y no existe ninguna diferencia entre este proceso al que pudiésemos realizar por otra persona, si cumple con los requisitos que exige la ley”, concluyó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.