Hijos de exsenador Jonás Gómez Gallo rechazan demanda que busca anular arbitraje de separación patrimonial

Jonás Gómez Gallo, empresario y político fallecido en junio de 2019.

Jonás Gómez Pacheco, uno de los cuatro hijos del empresario minero masón y ex senador insiste en tribunales en anular el último proceso de separación patrimonial del grupo. Frente a la arremetida, sus hermanos (Segundo, Magdalena y Teresa) cuestionaron su plan y aseguraron que obedece a “otro intento completamente abusivo, jurídicamente improcedente y largamente extemporáneo” por discutir el arbitraje resuelto por el juez árbitro Herman Chadwick.


Hace unas semanas, los hijos del exsenador del Partido Radical (PR), Jonás Gómez Gallo reactivaron el conflicto de separación patrimonial.

A finales de 2019, murió a la edad de 95 años el ex parlamentario masón y minero -controlador del Grupo Carola–Coemin- que poseía una fortuna avaluada en más de US$1.600 millones. Hoy sus hijos disputan su herencia en tribunales.

El 31 de julio de 2020, Jonás Gómez Pacheco junto a sus hijos (Jonás y Pablo Gómez Alonso) interpusieron una demanda de cumplimiento forzado de contrato en contra de sus hermanos Segundo, Teresa y Magdalena. En la acción también demandó al juez árbitro Herman Chadwick, quien estuvo a cargo del proceso de separación del grupo tras la muerte del empresario.

Según la demanda planteada por Jonás Gómez y sus dos hijos, Chadwick sería una parte más del acuerdo marco y está obligado a una serie de disposiciones, por lo que al apartarse de éstas, incurre en un incumplimiento contractual, lo que puede ser perseguido mediante la acción de cumplimiento forzoso.

En la demanda, exigió el cumplimiento del último contrato que firmó junto a a sus hermanos el 23 de mayo de 2019 y dejar sin efecto la supuesta obligación que le ordena pagar a sus hermanos la suma de 88.195 UF ($2.953 millones).

Jonás Gómez Pacheco y sus hijos también pidieron que el árbitro designado en el acuerdo marco confeccione un inventario de la herencia y que, luego de ello, realice un sorteo de los bienes. También solicitó que se encargue a la auditora E&Y un nuevo informe sobre las filiales inmobiliarias.

Frente a la arremetida legal, el pasado 25 de julio de 2022, los hermanos Segundo, Teresa y Magdalena Gómez Pacheco presentaron sus descargos al 21º Juzgado Civil de Santiago.

En sus presentación -a la que tuvo acceso Pulso- los hermanos Gómez Pacheco calificaron la demanda como “otro intento completamente abusivo, jurídicamente improcedente y largamente extemporáneo” por nuevamente discutir el arbitraje resuelto por el juez árbitro Herman Chadwick. “Es un nuevo intento de los demandantes por desconocer y estropear el proceso de separación patrimonial que han llevado adelante los miembros de la familia Gómez Pacheco por más de cinco años”, acusaron en su contestación.

En el escrito, los hermanos Gómez Pacheco explicaron que hace un tiempo decidieron separar su patrimonio familiar. Ante la magnitud de dicho patrimonio, y la compleja malla societaria, los miembros de la familia decidieron organizar dos grupos: el grupo compuesto por Segundo, Teresa y Magdalena Gómez Pacheco (Grupo STMGP) y y su descendencia, y el Grupo Jonás Gómez Pacheco (Grupo JGP), integrado por los demandantes.

Ambos grupos convinieron en una regla básica de distribución de los activos familiares y acordaron que los activos comunes serían distribuidos en la proporción de dos tercios para el Grupo STMGP y un tercio para el Grupo JGP. Bajo dichas reglas, los miembros de la familia Gómez Pacheco han llevado adelante dos esfuerzos para poner término a las diferencias y separar su patrimonio. El primero quedó sellado con un acuerdo el 30 de enero de 2018 y también detallado en un contrato celebrado el 23 de mayo de 2019.

Para Segundo, Teresa y Magdalena, la demanda de su hermano Jonás y sus sobrinos forma parte de un nuevo intento por replicar, respecto del segundo proceso de separación patrimonial una abusiva estrategia judicial, y no han logrado su cometido, porque recientemente la Corte de Apelaciones de Santiago ratificado el obrar de Herman Chadwick.

La petición de revisión del último arbitraje planteada por Jonás Gómez Pacheco alcanza a 23 sociedades del grupo familiar: Comercial e Inmobiliaria Nacional Limitada; Inmobiliaria Melimoyu S.A; Inversiones Vespucci Limitada; Sociedad Agrícola Agromín Limitada; Inmobiliaria Río Claro Limitad y . S.C. International La Punta S.R.L, entre otras.

Jonás Gómez Pacheco y su familia cuentan con la asesoría legal del abogado José Coz. Mientras, Segundo, Teresa y Magdalena son representados por los abogados Cristóbal Eyzaguirre y José Miguel Huerta.

Millonario pago

Por su parte, el juez árbitro Herman Chadwick Piñera, representado por el abogado José Ignacio Jiménez, en su contestación cuestionó duramente la estrategia emprendida por los demandantes.

“Acoger la demanda de autos implicaría inevitablemente abrir la puerta para que litigantes demanden a jueces competentes que hacen su trabajo, con el objeto de que otros jueces dicten resoluciones que modifiquen las dictadas por los primeros”, acusó el juez árbitro.

En su contestación también develó que el 13 de julio pasado, el grupo familiar de Jonás Gómez Pacheco pagó la cantidad de 88.195 UF como estaba obligado.

Ello surge luego que el 1 de agosto de 2019, el Grupo STMGP impugnó los resultados del sorteo realizado, alegando una serie de errores de suma. El árbitro acogió la solicitud y el 6 de septiembre de 2019 ordenó al Grupo JGP pagar 104.396 UF al Grupo STMGP.

El caso es que -según Chadwick- el Grupo o JGP pidió reposición de esa resolución y el árbitro, con fecha 7 de octubre de 2019, acogió parcialmente el recurso y redujo la suma a 88.195 UF.

“Es muy grave e inédito que un tribunal pretenda dejar, en los hechos, sin efecto una serie de sentencias arbitrales firmes y ejecutoriadas, dictadas en un procedimiento arbitral perfectamente válido y tramitado conforme a derecho”, concluyó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.