Remezón en la Sofofa: hombre de confianza de Andrónico Luksic deja Comité Ejecutivo por diferencias con Von Appen

Remezón en la Sofofa: hombre de confianza de Andrónico Luksic deja Comité Ejecutivo por diferencias con Von Appen

Oscar Hasbún, gerente general de Compañía Sudamericana de Vapores, le informó a Richard von Appen su renuncia tanto al comité de políticas públicas como al comité ejecutivo de Sofofa, debido a discrepancias con algunos énfasis de la actual dirigencia.




Richard von Appen aún no completa 100 días de gestión al mando de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) y ya tiene una baja relevante dentro de su equipo de confianza en el gremio industrial.

Se trata de Óscar Hasbún, gerente general de la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV), controlada por el grupo Luksic, quien este fin de semana presentó su renuncia al Comité Ejecutivo del gremio y a la presidencia del Comité de Políticas Públicas del mismo.

Un remezón, sin duda, para la actual administración, que tenía a Hasbún -ejecutivo de confianza de Andrónico Luksic- dentro de su círculo de hierro. El Comité Ejecutivo lo integran 12 personas, incluida la secretaria general, Aurora Olave. Más aún si se considera que Hasbún, quien fue reelecto consejero de Sofofa este año por el periodo 2021-2025, apoyó públicamente la candidatura del presidente del grupo Ultramar, afirmando que era la mejor carta para liderar la industria. “Es una gran carta para presidir la Sofofa. Un empresario joven, que está en el día a día de los negocios, creo que tiene un valor muy importante”, dijo en una entrevista a Pulso en marzo de este año.

Diferencias de estilo y visión sobre el rol que debe ejercer Sofofa en las políticas públicas fueron el detonante de la decisión de Hasbún, comentan quienes escucharon las razones del ejecutivo para dejar su cargo. Von Appen estima que el gremio no se debe inmiscuir en políticas públicas que no le atañen directamente al sector empresarial y que las empresas deben enfocarse en la relación con sus colaboradores y clientes; mientras que Hasbún cree que el gremio debe participar activamente en la discusión pública en un año clave para el futuro del país, tanto por las elecciones presidenciales como por el proceso constituyente.

Las diferencias fueron admitidas por Richard von Appen, quien comunicó así hoy al consejo la decisión: “Les informamos que Oscar Hasbún ha presentado su renuncia al Comité Ejecutivo y al Comité de Políticas Públicas, luego de manifestar una visión distinta respecto del rol de Sofofa en la discusión pública. Le queremos agradecer su valiosa contribución en estos meses, en el que hemos estado adaptando el enfoque y estrategia de Sofofa de cara a los desafíos que tiene hoy la empresa en el contexto que está viviendo nuestro país”, escribió esta mañana el timonel a los consejeros del gremio. El presidente del gremio agregó que el reemplazo de Hasbún “será informado a la brevedad”.

Respecto del proceso constituyente, cuando asumió, Von Appen enfatizó en una entrevista a Pulso que “estamos a disposición para poder dar nuestra opinión”, pero precisó que “no somos parte de la convención. Hay personas ahí que tienen una cercanía con el sector empresarial, el domicilio de la Sofofa es conocido y cuando se den las instancias de escucha, nosotros probablemente vamos a hacer planteamientos, pero al final quienes tienen que resolver esto es la convención y sus miembros. Creo que sí va a haber gente disponible para conversar. Espero que el ambiente en el que se dé esta discusión sea con un sentido de proyecto país y de bien común, en el cual los empresarios debiéramos ser parte”.

Incluso, el presidente de la Sofofa remarcó en ese momento la diferencia que tenía respecto de Bernardo Larraín Matte, su antecesor en el cargo: “Yo soy una persona –tal como Victoria (Vásquez) y Rodolfo (Véliz)- de empresa, nos hemos formado en torno a esto, esto es de lo que tenemos conocimiento. Acá no se nos mide a raíz de nuestro conocimiento político, hay otras instituciones donde uno puede canalizar eso. Creo que es relevante, al menos en las instituciones con los desafíos que tenemos hoy día, poder canalizar las inquietudes del sector empresarial”.

En el entorno de Óscar Hasbún dicen que las diferencias van más allá. También apuntan al estilo, en general, de Von Appen, que adoptó una serie de decisiones que no fueron compartidas. Una de ellas, comentan, fue el despido de Rafael Palacios de la secretaría general de Sofofa apenas dos semanas después de asumir la presidencia a fines de mayo de este año. Palacios había sido nombrado en enero por la administración previa de Larraín Matte. Esto generó ruido entre algunos miembros del consejo, quienes hicieron ver su disconformidad con la decisión. Uno de quienes opinó así en la discusión interna fue Rodrigo Hinzpeter, otro de los consejeros electos por el grupo Luksic. Dicho conglomerado tiene cinco consejeros electos. Además de Hasbún y Hinzpeter, integran el grupo electivo Nicolás Luksic, director de Quiñenco; Patricio Jottar, gerente general de CCU; y Andrea Tokman, economista de Quiñenco.

“Durante este primer acercamiento detectamos la necesidad de realizar ciertos cambios orientados a simplificar la estructura organizacional, agilizando la toma de decisiones”, dijo Von Appen en el texto enviado a los consejeros en tal oportunidad. Por ello, informó, decidieron centralizar todo el liderazgo del equipo en el puesto de secretario general, eliminando la dirección ejecutiva.

Fue así como Oscar Hasbún optó por dejar estos puestos de confianza del presidente de la Sofofa, para permitir a Von Appen que nomine a alguien que esté alineado con su gestión.

Además del presidente de la Sofofa, el comité ejecutivo está conformado por sus dos vicepresidentes Rodolfo Véliz y Victoria Vásquez; los consejeros electivos Heriberto Urzúa, Macarena Swett y Pilar Dañobeitía; así como también por los consejeros gremiales Juan José Ugarte, Max Besser, Osciel Velásquez y Ricardo Gouët.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.