Starbucks planea aumentos para los baristas y dice que los cafés sindicalizados tendrán que llegar a un acuerdo

Starbucks dijo que las ventas comparables en Estados Unidos aumentaron un 12% durante el último trimestre. FOTO: GABBY JONES/ THE WALL STREET JOURNAL

El gigante del café sostuvo que los costos laborales y de la cadena de suministro están afectando a los márgenes, mientras que los aumentos de precios ayudaron a compensar la inflación. Starbucks está ampliando los salarios y las prestaciones, mientras se intensifica la batalla entre la empresa y los trabajadores recién sindicalizados.




El presidente ejecutivo de Starbucks Corp. Howard Schultz explicó que el gigante del café pretende ampliar los salarios y beneficios a los baristas (especialistas en elaboración de café expreso), pero dijo que el creciente número de cafeterías sindicalizadas de la cadena tendría que negociar sus propios acuerdos.

Starbucks, con sede en Seattle, anunció que invertirá unos 200 millones de dólares en las tiendas y en los empleados, lo que incluye una mayor remuneración por hora, la reparación de los equipos de las cafeterías, una mayor formación, beneficios para los baristas altamente cualificados y una aplicación para mejorar la comunicación en el lugar de trabajo.

Starbucks está ampliando los salarios y las prestaciones, mientras se intensifica la batalla entre la empresa y los trabajadores recién sindicalizados. Por su parte, el sindicato Starbucks Workers United, formado a finales de 2021 tras las votaciones realizadas en las cafeterías de Buffalo en Nueva York, ha estado presionando para obtener mejores beneficios, más formación y una mayor voz en los asuntos de la empresa.

Schultz, líder de Starbucks desde hace mucho tiempo y que regresó en abril para un tercer período como CEO, ha intensificado los esfuerzos de la compañía para persuadir a los baristas de que Starbucks, no siendo un sindicato, puede velar mejor por los intereses de los empleados.

Un “contrato sindical no se acercará ni de lejos a lo que ofrece Starbucks”, comentó Schultz durante una llamada a los inversores la última semana de abril.

A su vez, Starbucks Workers United sostuvo que su campaña presionó a Schultz y a la empresa para mejorar el salario y los beneficios de los empleados, pasos que el sindicato afirmó haber propuesto en las sesiones de negociación para los trabajadores de las cafeterías representados por el sindicato.

Starbucks informó en la reunión de un aumento de las ventas y los beneficios trimestrales en sus primeros resultados financieros desde que Schultz retomó el timón. El mes pasado, Starbucks detuvo un plan anterior para comprar de nuevo acciones por el valor de miles de millones de dólares, una medida que Schultz dijo que ayudaría a la empresa a invertir más en los trabajadores y en las operaciones que, según indicó, necesitaban cambiar.

Agregó que esas inversiones ayudarían a Starbucks a gestionar el aumento de la demanda en las tiendas y a impulsar la rentabilidad, al mismo tiempo que mejorarían la experiencia de los clientes y reducirían la presión sobre los baristas. Por ejemplo, los clientes piden más bebidas frías y personalizadas, lo que supone un reto para los empleados, sostuvo Schultz.

Estas frustraciones han influido en la presión de los empleados de Starbucks para organizarse en el último año. Alrededor de 240 de las 9.000 tiendas corporativas de Starbucks en EE.UU. han solicitado la sindicalización. Hasta el martes 26 de abril, Starbucks Workers United había ganado 46 elecciones, perdido cinco y tenía resultados indeterminados en otras tres, dijo la Junta Nacional de Relaciones Laborales. El organismo federal había programado otras 118 elecciones en las próximas semanas.

El gasto adicional que Schultz describió ese día incluye aumentos salariales del 1 de agosto de al menos un 5% para los baristas que hayan trabajado en Starbucks durante dos años o más, según la empresa. Los baristas recién llegados a la empresa recibirán aumentos salariales de al menos el 3%, detalló. Starbucks también dará bonificaciones únicas en agosto para los gerentes de las tiendas y otros líderes.

La marca está trabajando para permitir que los clientes den propina directamente a los empleados cuando paguen con tarjetas de crédito, una de las principales peticiones de los trabajadores, mencionó Schultz.

La compañía declaró que el nuevo gasto con respecto a los salarios, los beneficios y las mejoras de la tienda se produciría en todos los locales de Starbucks de EE.UU. donde se pueden hacer cambios de forma unilateral, un grupo que excluye a los que se han sindicalizado. Según la ley federal, los nuevos salarios, beneficios y condiciones de trabajo para los trabajadores sindicalizados deben ser acordados a través de la negociación colectiva, respaldó la empresa. Por su parte, Starbucks y el sindicato han dicho que han mantenido reuniones de negociación.

Workers United, el sindicato que apoya la organización de los trabajadores de Starbucks, anunció en una carta a la NLRB hace unas semanas que la postura de la empresa sobre los nuevos beneficios violaba la Ley Nacional de Relaciones Laborales. Los abogados del sindicato pidieron a la agencia que interviniera, escribiendo que las declaraciones de Schultz amenazaban con enfriar las actividades de organización laboral.

Una representante de la NLRB dijo que la agencia recibió la carta del sindicato. Aunque el medio CNBC informó con anterioridad sobre las alegaciones escritas por el sindicato.

Un portavoz de Starbucks señaló que las declaraciones de Schultz estaban respaldadas por la ley relativa a la negociación colectiva y que el CEO estaba centrado en la construcción del futuro de la empresa.

Mientras tanto, en la reunión, Schultz dijo que Starbucks está navegando por los costos crecientes y otros desafíos, incluyendo los nuevos confinamientos por Covid-19 que afectan a sus cafés de China en el trimestre más reciente de la compañía.

Las ventas mundiales de Starbucks en los tres meses que terminaron el 3 de abril aumentaron un 7% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los beneficios trimestrales superaron las expectativas de los analistas encuestados por FactSet, con unos ingresos netos de 674,5 millones de dólares, un 2,3% más que en el periodo del año anterior.

La inflación y el gasto en salarios, formación y nuevas contrataciones de los empleados redujeron los márgenes de beneficio de las cafeterías en Norteamérica, según Starbucks, aunque el aumento de los pedidos y de los precios dio un cierto impulso a los beneficios en las tiendas.

Starbucks suspendió las previsiones para el resto de su actual ejercicio fiscal, ya que Schultz sostuvo que la necesidad de invertir más en tiendas y empleados, la creciente inflación y la incertidumbre en torno a su mercado en China hacían demasiado difícil predecir los beneficios. Dijo que los rendimientos de las recompras no los justificaban en un momento en que ese dinero podría utilizarse para ayudar a impulsar la retención de los empleados.

Schultz ha estado evaluando ampliamente las operaciones de Starbucks desde su regreso, y manifestó en el encuentro que las nuevas tiendas deben ser rediseñadas para centrarse en las ventas para llevar, incluso a través de lugares más productivos para conducir.

“Hemos sido incapaces de satisfacer la incesante demanda que estamos viendo en nuestras tiendas de Estados Unidos con la fluidez que nuestros clientes y socios esperan”, declaró Schultz, usando el término de la compañía para baristas.

El director de la marca también está desempeñando un papel principal en la selección de su sucesor. Manifestó que la empresa espera encontrar un nuevo director general permanente para el otoño y que él permanecería en la empresa hasta algún momento de 2023 para ayudar a formar al nuevo líder. Agregó que tiene la intención de permanecer en el consejo de administración de la empresa durante ese periodo.

Schultz dijo que él y el consejo de administración están siendo cuidadosos en la búsqueda y que han estado satisfechos con los candidatos con los que se han reunido hasta ahora.

“No hay escasez de personas que quieran este trabajo”, concluyó Schultz.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.