El rendimiento de los bonos locales de mejor clasificación cae a negativo ante menor apetito por riesgo

Bolsa de Santiago, BCS

Los papeles en UF con clasificación AAA anotaron una TIR de -0,067%.




Un rebote en los rendimientos de los bonos corporativos de ciertos sectores, pero un mayor apetito por aquellos de mejor de mejor clasificación de riesgo, son los fenómenos que en las últimas semanas se han apreciado en el mercado local de renta fija. Eso sí, los spread no han vuelto a niveles previos al estallido.

De hecho, el spread de los títulos AAA en UF está cerca de los niveles pre estallido social, aunque el rendimiento se desplomó. Así, estos papeles en UF, que para el 21 de octubre anotaban un diferencial de 0,736 puntos, pero hoy está en 0,932. En tanto, la TIR, que era de 0,318%, para el 15 de septiembre se encontraba en -0,067%.

Mientras, para el 17 de octubre los bonos AA en UF tenían con spread de 0,771, puntos pero hoy es de 1,251, y la TIR de 0,568% es poco más baja que la registrada antes del estallido.

Para Nicolas Birkner, director de Estudios de CorpResearch, “los spread de los AAA, los menos riesgosos, volvieron a niveles pre estallido social, pero no a los mínimos previos, en tanto la tasa de esos papeles está en mínimos históricos, porque las tasas estatales han caído, y eso ha ido arrastrando los rendimientos”.

Pero por sectores económicos se aprecian diferencias. Así, el comercio mostraba para el 21 de octubre un diferencial de 1,223 puntos, pero hoy está en 4,667; en tanto el sector financiero cuenta hoy con un spread de 2,476 puntos, versus el 0,93 del 21 de octubre. Por su parte, construcción muestra un diferencial de 3,591 puntos hoy, muy por encima del 1,442 previo al estallido.

Pero sin duda son los bancos las empresas que muestran mayores movimientos. Si para el 21 de octubre el spread era de 0,611 puntos, hoy está en 0,857, y la TIR bajó de 0,514% a 0,041%.

“Hay harta liquidez, pero también hay apetito por esos papeles más seguros, porque hay cierta cautela y lo más seguro ha sido los papeles más bancarios llevando a las tasas a mínimos históricos”, dice Birkner.

El sector, además, se ha visto impulsado por las medidas del Banco Central. Según un informe de BCI, la autoridad monetaria ha inyectado liquidez en pesos al sistema financiero por más de US$44 mil millones, mediante la implementación de facilidades y compra/recompra de bonos bancarios y centrales.

“Tasas locales de largo plazo en Pesos y UF han retrocedido más de 100pb desde fines de marzo a la fecha. Acción de política no convencional ha sido factor clave detrás de menores tasas de interés. Inflación de mercado para este año se eleva 40pb desde mediados de año alcanzando cerca de 2%”, dice el informe de BCI.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.