Abogados de libre competencia evalúan gestión del fiscal nacional económico

A poco más de un mes de que Ricardo Riesco cumpla el periodo de cuatro años desde que asumió en el cargo, entre abogados de libre competencia existe preocupación por quién asumirá como su sucesor en caso de que no continúe en un segundo periodo. En efecto, según el artículo 33 del DL 211, el cargo de fiscal nacional económico puede ser prorrogable por un periodo más, siempre y cuando manifieste interés en continuar y reciba el respaldo del gobierno de turno.


El 11 de diciembre de 2018 asumió como fiscal nacional económico, el abogado Ricardo Wolfgang Riesco Eyzaguirre.

A un mes y ocho días que se cumpla el periodo de cuatro años desde que asumió en el cargo, entre abogados de libre competencia existe preocupación por quién asumirá como su sucesor en caso de que no continúe en un segundo mandato. En efecto, según el artículo 33 del DL 211, el cargo de fiscal nacional económico puede ser prorrogable por un periodo más, siempre y cuando manifieste interés en continuar y reciba el respaldado del gobierno de turno.

Su antecesor en el cargo, Felipe Irarrázabal cumplió dos periodos al mando de la FNE. Durante el primer mandato de Piñera fue nombrado y posteriormente continuó en el cargo luego de la confirmación del segundo gobierno de Michelle Bachelet.

El fiscal nacional económico, Ricardo Riesco declinó responder consultas para este artículo.

Pulso contactó a 11 abogados que suelen litigar en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y que asesoran a grandes empresas. Todos ampliamente, aunque con matices, tienen una buena opinión de la labor de Riesco en la FNE. Igualmente creen que la institución requiere mayores fondos y piden una mayor celeridad en sus investigaciones. Además, destacan su labor durante la pandemia.

Julio Pellegrini, socio de Pellegrini & Rencoret sostuvo que “todas las gestiones tienen espacios para mejorar. Creo que podría haberse hecho mejor en la manera de poner en práctica la última reforma legal, como tener una postura más clara en relación con el interlocking o en la forma de publicitar los estudios de mercado, para evitar confusiones en la ciudadanía”.

Para Rodrigo Díaz de Valdés, socio de Baker & McKenzie la actuación de la FNE bajo el mandato de Riesco “ha sido relevante en la persecución contra ejecutivos en el caso de carteles, lo que demuestra una intención de endurecer las sanciones en contra de este tipo de conductas. Desde un punto de vista organizacional destaca la creación de la División de Fiscalización, la cual ha puesto el foco en velar por el cumplimiento de las resoluciones del TDLC y los acuerdos con la misma Fiscalía. Finalmente, ha logrado concluir de manera muy exitosa la aplicación de la reforma del año 2016, consolidando el sistema de control de fusiones y los estudios de mercado que han marcado la agenda legislativa (mercado del gas, compras públicas y medicamentos)”.

Sin embargo, también cree que “la mayor falencia ha sido la demora en la a investigaciones que se están llevando a cabo”.

Javier Velozo, socio de Contreras Velozo destacó que “las falencias que la FNE ha mostrado en los últimos años tienen que ver exclusivamente con falta de recursos. Es hora de fortalecer decididamente a la Fiscalía con una mayor dotación de profesionales. Es urgente”.

“El fiscal nacional económico logró liderar de buena forma los desafíos que impuso la pandemia, principalmente manteniendo una respuesta oportuna en los casos de fusiones y litigios”, destacó Vanessa Facuse, socia de Bofill, Escobar Silva.

En la misma línea, María José Henríquez, socia de Morales & Besa dijo tener “una buena evaluación de la gestión Ricardo Riesco. El Fiscal le dio continuidad a la calidad del trabajo de la Fiscalía en un contexto complicado, en que el presupuesto de la FNE no se condijo con el aumento de casos investigados. Destaco especialmente las intervenciones legislativas en que el Fiscal demostró profundo conocimiento del sistema y convencimiento acerca de sus bondades. Incluso tuvo una oportuna intervención en la discusión constitucional en defensa del sistema de delación compensada”.

José Miguel Gana, socio de Gana & Gálvez Abogados calificó a Riesco como “una persona seria que ha intentado desarrollar su labor con apego a los lineamientos de dicha institución”. “Las falencias que hemos visualizado las hemos intentado canalizar a través de los mecanismos que contempla nuestro sistema de libre competencia”, agregó.

En tanto, Luis Eduardo Toro, socio de Barros y Errázuriz explicó que a Riesco le correspondió una gestión tal vez poco lucida, porque le tocó enfrentar la pandemia y el cierre que ello significó de tribunales, las dificultades de investigación, etc., no obstante, la fiscalía siguió funcionando, especialmente en materia de control de fusiones. “Me parece un poco injusto enjuiciarlo, aunque tuvo un par de polémicas a mi juicio desafortunadas como la que tuvo con el fiscal nacional del Ministerio Público”.

¿Perfil del nuevo fiscal?

A los expertos también se les consultó sobre el perfil que debe tener el eventual sucesor de Riesco, en caso de no continuar en un segundo periodo.

Cristián Reyes, senior counsel de Aninat Abogados sostuvo que “el nuevo fiscal debiera mantener la tradición en nuestro sistema, en el sentido de tener un alto perfil técnico, independiente de su postura política, que le permita tomar decisiones racionales, fundadas y efectivamente facilitadoras de la competencia actual y potencial, así como de la inclusión y la innovación”.

“Desde hace varios años la FNE se ha caracterizado por estar liderada por profesionales más técnicos que políticos, con conocimientos en libre competencia, regulación y economía. Un deseo en este nuevo nombramiento es que ello se mantenga de esa forma. Sería un grave error dejar de lado esa aproximación de especialización e independencia que ha llevado a la FNE a ganar prestigio internacional, posicionándose como una agencia seria, efectiva y razonable, pero, por, sobre todo, a convertirse en una institución confiable a nivel nacional e internacional. El inicio, desarrollo y término de las investigaciones deben mantenerse ajenos a cuestiones meramente políticas o a presiones externas a la institución. Una institución con las actuales características de la FNE también logra atraer talento y, al final, las instituciones son sus personas. Sería ideal que la nueva persona a cargo de la Fiscalía mantenga ese norte”, sostuvo Mabel Ahumada, socia de Ferrada Nehme.

Por su parte, Carla Bordoli, socia de Bordoli Doren añadió que “el futuro fiscal debiera mantener el perfil técnico de la FNE. Sin perjuicio de ello, debiera gestionar la posibilidad de incrementar la dotación de la FNE pues el trabajo se ha incrementado de manera significativa”.

En la misma línea, Juan Cristóbal Gumucio, socio de Cariola sostuvo que “la instituciones se robustecen cuando trascienden a sus jefaturas. El perfil profesional y técnico de la FNE se ha construido en el tiempo gracias a sucesivos fiscales que han privilegiado un trabajo serio e independiente. Es de esperar que quien encabece la FNE en un nuevo período, tenga las competencias técnicas y el liderazgo para fortalecer aún más esa trayectoria institucional, privilegiando un trabajo profesional de excelencia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La ciudad ubicada en la Región de la Araucanía, fue evacuada por completo prodcuto de las llamas, que hasta ahora han dejado un fallecido y más de 120 viviendas siniestradas.