Argentina recibe a primera misión del FMI con peso en nuevo mínimo ante crisis turca

Ayer el banco central transandino determinó subir de manera inesperada la tasa de interés, desde 40% a 45%, con el afán de detener la nueva depreciación de la moneda.


Ayer la moneda argentina alcanzó por primera vez en su historia el umbral de los 30 pesos por dólar tras acumular un descenso de 9% en una semana, hito con el recibió ayer a la primera misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que llegó al país para supervisar el préstamo de US$50.000 millones que le otorgó al país. La divisa transandina había logrado remontar tras recibir los recursos del organismo multilateral, pero la estabilidad duró poco al convertirse en la divisa latinoamericana más golpeada por el derrumbe de la lira turca.

La aversión al riesgo de los inversionistas le pasó la cuenta al mercado transandino, donde comenzaron a asomarse, nuevamente, los nubarrones tras el estallido del escándalo de corrupción de los “cuadernos K”. De esta manera, el Merval retrocedió 3% ayer hasta acumular una baja de 10% en una semana, mismo período en el que el riesgo país se ha incrementado en 42,09%, cifra superada exclusivamente por Turquía.

Reacción del BC

Ante el adverso escenario, el Banco Central (BCRA) decidió actuar. Ayer, de forma inesperada, determinó aumentar la tasa de interés a 45%, desde el 40% anterior, y dejar de vender los dólares que obtuvo producto del acuerdo suscrito con el Fondo, esto con el objetivo de evitar que la situación de Turquía se contagie de manera más amplia en la economía.

En concreto, el Comité de Política Monetaria del BCRA, que no tenía previsto reunirse este lunes, acordó por unanimidad aumentar los tipos de interés en 500 puntos básicos como respuesta a la “coyuntura externa actual y al riesgo de que implique un nuevo impacto sobre la inflación doméstica”. Además, la autoridad monetaria presidida por Luis Caputo, se ha comprometido a no bajar la tasa del nivel actual “al menos hasta el mes de octubre” del presente ejercicio.

La segunda medida adoptada por el ente rector argentino fue dejar de subastar los US$7.500 millones, provenientes del primer paquete de US$15.000 millones entregados por el FMI. Actualmente, esa subasta se venía realizando a un ritmo de US$50 millones al día.

El Ministerio de Hacienda argentino ha justificado esta decisión por la “posición de liquidez en pesos” acumulada hasta la fecha. La suspensión de la venta de dólares se mantendrá vigente “hasta que las necesidades de pesos lo requieran nuevamente”, según ha informado el Ministerio.

La medida fue bien recibida por la recién llegada misión del FMI, que se quedará en el país hasta el miércoles 22 de este mes. “El Fondo apoya el esfuerzo de las autoridades argentinas en este área, que es consistente con el entendimiento alcanzado en el acuerdo stand by”, señaló en un comunicado Gerry Rice, vocero del Fondo.

Ayer Roberto Cardarelli, jefe de la misión, se reunió con Caputo y con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y sólo minutos después del encuentro se hicieron públicas las medidas de contención desplegadas por el banco centrar para evitar una caída mayor del peso argentino.

Seguir leyendo